Liverpool y Manchester City, los gigantes que van a fondo en la Premier League: dos goleadas distintas en un sábado cargado de gritos

·4  min de lectura
Erling Haaland anotó un hat-trick para el Manchester City y le dio el triunfo a su equipo, ante el Crystal Palace
Erling Haaland anotó un hat-trick para el Manchester City y le dio el triunfo a su equipo, ante el Crystal Palace - Créditos: @afp

El Liverpool logró este sábado su primera victoria de la temporada en Anfield contra el Bournemouth por un estruendoso 9-0, igualando el récord de mayor victoria en la era Premier League, mientras que el Manchester City tuvo que remontar al Crystal Palace gracias a un hat-trick de Erling Haaland: ganó por 4-2 tras haber estado 2-0 abajo en su estadio. En el equipo de Pep Guardiola ingresó Julián Álvarez cuando el resultado era adverso. Así, los dos grandes contendientes al título en los últimos años dieron señales de que la nueva temporada volverán a protagonizar la pelea por el título de la mejor liga del mundo.

Después de un inicio de temporada sin triunfos y una derrota desmoralizante frente a su archirrival, Liverpool estaba obligado a cambiar el rumbo frente a Bournemouth. Y vaya si lo hizo: aplastó al equipo en el que fue titular el argentino Marcos Senesi con dos goles y tres asistencias de Roberto Firmino. Tras dos empates y una derrota, el equipo dirigido por Jurgen Klopp necesitaba una actuación semejante para demostrar que no ha perdido sus ambiciones.

Con un doblete del colombiano Luis Díaz y los goles de Harvey Elliott, Trent Alexander-Arnold, Virgil van Dijk, Fabio Carvalho y un gol en contra de Chris Mepham, los Reds igualaron el récord establecido por el Manchester United contra el Ipswich en 1995, ya imitado en 2019 por el Leicester contra el Southampton y en 2021 por los ‘Red Devils’ también contra el Southampton.

Dos goles y tres asistencias de Roberto Firmino en la goleada por 9-0 de Liverpool sobre Bournemouth
Dos goles y tres asistencias de Roberto Firmino en la goleada por 9-0 de Liverpool sobre Bournemouth - Créditos: @Agencia AFP

El City sufrió y goleó

En Manchester, los Citizens sufrieron contra el Crystal Palace, que se adelantó por 2-0 durante el primer tiempo. Un tanto del portugués Bernardo Silva sirvió para recortar distancias a los 8 minutos de la segunda etapa para lugar gestarse el hat-trick de Haaland, que logra así situarse como máximo anotador del campeonato con seis tantos. Fue su primer triplete en el City.

El noruego dio señales de vida en la última media hora de juego. Primero, para rematar un centro de Phil Foden y poner el empate en dos. Luego, a los 25, hizo el segundo tras una jugada genial iniciada por Silva. Y ya con el Crystal Palace adelantado para lograr la igualdad, Haaland tuvo espacios, mostró su zancada luego de una habilitación de Ilkay Gündogan y no falló.

Con este triunfo, el City suma diez puntos y es líder de la Premier junto a Arsenal y Brighton And Hove, al tiempo que puede alcanzarlos el Tottenham.

El United volvió a ganar

Manchester United, con el argentino Lisandro Martínez como titular y el debut del brasileño Casemiro en el segundo tiempo, le ganó de visitante a Southampton, por 1 a 0, en el inicio del día. El partido se jugó en el St. Mary’s Stadium y el único gol del cotejo lo convirtió el portugués Bruno Fernándes a los nueve minutos de la segunda etapa.

El zaguero argentino Martínez (exNewell’s y Defensa y Justicia) jugó los 90 minutos; Casemiro, recién llegado del Real Madrid, ingresó a once del final por el sueco Anthony Elanga, en tanto que el portugués Cristiano Ronaldo lo hizo por el inglés Jadon Sancho a los 22 del segundo tiempo.

El primer tiempo se fue sin mayores emociones; quedó en evidencia la falta de velocidad, ingenio y cambio de ritmo del United ante un Southampton que se mantuvo ordenado en defensa, con la seguridad de los zaga integrada por el francés Armel Bella-Kotchap y el ghanés Mohamed Salisu. Pese a la posesión de balón el Manchester solo provocó una situación de gol en la cual tuvieron chances de marcar en la misma jugada el dinamarqués Chstian Eriksen, Elanga y Fernandes; mientras que el local llegó en una ocasión cerca del arquero español David De Gea con un remate apenas alto de Bella-Kotchap.

En la segunda etapa, el United jugó más por los extremos, se adelantó unos metros en el campo ante un rival que solamente defendió y Fernándes, con un notable derechazo tras centro de su compatriota Diogo Dalot, batió al arquero irlandés Gavin Bazunu. Luego, el Manchester, que en la fecha anterior había vencido en Old Trafford al Liverpool, optó por replegarse, cedió un poco el protagonismo y sufrió para mantener el triunfo.