• Morales, Beltré, Abreu, Cabrera y Lindor se lucen en las Grandes Ligas
    AFP

    Morales, Beltré, Abreu, Cabrera y Lindor se lucen en las Grandes Ligas

    Tras una semana brillante con el madero en la mano, los cubanos Kendrys Morales (Reales) y José Abreu (Medias Blancas), los dominicanos Adrián Beltré (Rangers) y Melky Cabrera (Medias Blancas) y el puertorriqueño Francisco Lindor (Indios) fueron los latinos más destacados en ese trayecto.

  • ¡Sorprendente! El aclamado indie Hades gana otro premio al Juego del Año
    LevelUp

    ¡Sorprendente! El aclamado indie Hades gana otro premio al Juego del Año

    Ghost of Tsushima fue de lo más premiado en los DICE Awards 2021

  • Mensaje ambiental de Biden también apunta a EE.UU.: Liam Denning
    Bloomberg

    Mensaje ambiental de Biden también apunta a EE.UU.: Liam Denning

    (Bloomberg) -- El Día de la Tierra original, celebrado el 22 de abril de 1970, llamó la atención de los estadounidenses sobre su planeta. Este año está diseñado para llamar la atención del planeta hacia los estadounidenses.La conferencia ambiental del presidente Joe Biden, que comenzó el jueves, tiene como objetivo demostrar que Estados Unidos se toma en serio la lucha contra el cambio climático y mostrar que puede competir con China en el proceso. Al hacerlo, sin embargo, Biden también reafirma su intención de transformar la escena nacional con planes de infraestructura de miles de millones de dólares. Y eso significa que también debe cortejar a la audiencia nacional.La pieza central es un nuevo objetivo de reducción de emisiones de EE.UU. que podría describirse como metamórfico. Reducir a la mitad la producción de gases de efecto invernadero del país en 2030 con respecto al nivel de 2005, como apunta Biden, requiere restructurar completamente sectores de la economía. Las emisiones alcanzaron su punto máximo en 2007 y cayeron un 1,1% anual hasta 2019. Alcanzar el nuevo objetivo significa acelerar la disminución a un 5% anual, o aproximadamente la mitad de la caída estimada resultante de la pandemia en 2020, durante una década.Dicho de otra manera, significa reducir 2.850 millones de toneladas de emisiones brutas anuales. Digamos que las emisiones de la generación de energía caen un 80% y las emisiones de metano (principalmente de la agricultura y el negocio del gas natural) se reducen a la mitad. Cualquiera de los dos es un trabajo monumental en sí mismo, especialmente con esta programación. No obstante, aún necesitaríamos reducir casi 1.200 millones de toneladas de otras industrias, siendo el transporte un objetivo obvio.Hasta ahora, el enfoque de Biden sobre el medio ambiente se ha inclinado más hacia el uso de un amplio rango de herramientas regulatorias. Es posible que aún veamos a demócratas del Congreso impulsar un estándar federal de energía limpia para el sector eléctrico, tal vez bajo el complicado sistema de la reconciliación presupuestaria. De hecho, la meta de reducir las emisiones en un 50% para 2030 parecería exigirlo. Sin embargo, si bien ese objetivo se enmarca como una señal para el mundo entero, también puede estar dirigido a los estados.La reversión de las regulaciones ambientales del expresidente Donald Trump fue rechazada a nivel subnacional. America’s Pledge, una coalición de líderes locales y empresariales que respaldan el Acuerdo de París cofundado por Michael Bloomberg (propietario mayoritario de Bloomberg LP, matriz de Bloomberg News), incluye estados, ciudades, empresas y otras organizaciones que representan aproximadamente dos tercios de la economía y la población de EE.UU. La agrupación respalda la reducción del 50% de las emisiones y estimó en un informe que publicó en diciembre de 2019 que solo las iniciativas originadas desde los Gobiernos locales podrían generar una reducción de 37%. Mientras tanto, al menos 15 estados han adoptado objetivos de cero emisiones netas o de energía 100% renovable y varios más están considerando activamente tales medidas.Los nombramientos de Biden para cargos clave parecen estar diseñados para capitalizar esto, entre ellos el de Gina McCarthy, asesora principal nacional sobre cambio climático, y su adjunto, Ali Zaidi. Además de otros roles, ambos ocuparon posiciones ambientales prominentes en estados demócratas (McCarthy en Massachusetts y Connecticut y Zaidi en Nueva York) y que apuntan a cero emisiones netas para 2040. Ahora que su nuevo jefe busca objetivos más exigentes, es una apuesta justa pensar que presionarán a sus estados de origen para que sigan su ejemplo con actualizaciones igualmente ambiciosas. Esa es una forma de consolidar las ambiciones ambientales de Biden en gran parte de EE.UU., incluso si Washington sigue dividido sobre ellas.En ese frente, la contrapropuesta en la agenda del Partido Republicano de esta semana sirvió para enfatizar las contorsiones que se requieren para mantener el cambio climático como un tema clave. Los republicanos de la Cámara de Representantes promocionaron una gran cantidad de proyectos de ley que cubren todo, desde apuntalar la energía nuclear hasta plantar un billón de árboles. Políticamente, esto podría ayudar a medida que los votantes más jóvenes, en particular, frenan la oposición de larga data del partido a una acción significativa sobre el cambio climático.También es una admisión implícita de que la amenaza que el partido ha pasado años minimizando es real. Sin embargo, los proyectos de ley propuestos no están anclados en un objetivo general en términos de recortes de emisiones. Hay tensiones adicionales. Por ejemplo, una enmienda que busca aumentar el crédito fiscal para el carbono capturado en instalaciones industriales a US$85 por tonelada. Pero si se considera que una tonelada capturada de este material tiene un valor de US$85, ¿por qué no simplemente ponerle un precio de US$85 y dejar que el mercado descubra las numerosas formas en que podría reducirse?A medida que Biden se arriesga a elevar sus nuevos objetivos, los republicanos se están poniendo al día. No importa la Liga Mayor de Béisbol y Coca-Cola Co. en Georgia, los republicanos han estado divergiendo de las grandes empresas y las grandes finanzas en temas ambientales durante un tiempo y este proceso se ha acelerado. Tres sectores tradicionalmente amigables con el partido, industrias, energía y servicios públicos, generan más de 70% de las emisiones asociadas con el índice S&P 500, pero ahora ponderan solo un 14% del indicador, según analistas de Bank of America.Incluso si el resto de los sectores empresariales de EE.UU. pueden mostrarse confundidos sobre cómo abordarán las reducciones de emisiones, tienden a detectar hacia dónde se dirige el dinero más rápido que la mayoría de los políticos. El nuevo objetivo de Biden, incluso si no se cumple, genera estímulo y llama a la acción, especialmente si provoca acciones similares y coordinadas en estados clave. A pesar de todo su teatro, este Día de la Tierra encontrará una audiencia importante en casa que es receptiva a su mensaje.Nota Original:Biden’s Earth Day Message Courts World and Home: Liam Denning (1)For more articles like this, please visit us at bloomberg.comSubscribe now to stay ahead with the most trusted business news source.©2021 Bloomberg L.P.