Pat McAfee, el atleta que nació para patear balones en la NFL... y cabezas en la WWE

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Pat McAfee, esjugador de los Colts en una foto de 2019 (Foto: Zach Bolinger/Icon Sportswire via Getty Images)
Pat McAfee, esjugador de los Colts en una foto de 2019 (Foto: Zach Bolinger/Icon Sportswire via Getty Images)

Si la determinación estuviera personificada, Pat McAfee sería el candidato idóneo para darle vida como protagonista. La versatilidad jamás estuvo desligada de su imagen. Concretó una carrera prodigiosa en los Colts de Indianápolis de la NFL, se adentró al mundo de la comedia, ha demostrado mantenerse a la altura como comentarista deportivo. Y a veces, también puede darse el lujo de luchar en la WWE.

McAfee se hizo de un lugar en el emparrillado a raíz de su talento para patear el ovoide. El golpeo de pierna derecha le confirió un sitio especial en los Colts. A menudo bromeaba acerca de su fuerza luego de enviar el balón de polo a polo en la cancha sin complejidad aparente. Tal como un palo de golf que, con la técnica y el análisis adecuado, estaba próximo a conectar hoyo en uno. Tampoco tenía miedo al intentar recuperaciones cortas e ingeniosas para beneficiar a su ofensiva.

Aun cuando su trayecto había despegado, nunca dejó de lado el panorama luchístico. Incluso antes de que firmara su contrato con el conjunto de Indiana en 2009, a la edad de 22, participó en una función de lucha libre independiente en Charleston, West Virginia. Derrotó a un gladiador llamado Warpig tras impactarlo con una patada a la cabeza. Qué ironía, era su especialidad. Estaba destinado a repartirlas.

Pat McAfee emula un swing durante su celebración, luego de conectar un despeje de 74 yardas contra los Chicago Bears en 2016. (Zach Bolinger/Icon Sportswire via Getty Images)
Pat McAfee emula un swing durante su celebración, luego de conectar un despeje de 74 yardas contra los Chicago Bears en 2016. (Zach Bolinger/Icon Sportswire via Getty Images)

Y sí. Cumplió con la encomienda de efectuar la patada inicial del Super Bowl contra los Santos de Nueva Orleans en 2010. También fue elegido dentro del equipo ideal de la temporada en 2014. Parecía tenerlo todo, pero necesitaba inmiscuirse en los encordados para sentirse completo. El amor por el trabajo de Stone Cold Steve Austin, The Rock y The Undertaker, que presenció durante su juventud, era más fuerte que cualquier otro galardón posible sobre la grama.

Las lesiones apagaron su rumbo en el futbol americano. Tres cirugías de rodilla en sus últimas cuatro campañas mermaron su estado físico. En 2017, se despidió de los fieles que lo vitoreaban en el Estadio Lucas Oil con tal de continuar con su sueño. Tarde o temprano, aspiraba a ser luchador profesional. No se daría por vencido hasta lograrlo.

Después de su retiro, se desempeñó como cronista de futbol colegial y comediante de stand-up. A la par, adoptó el podcast como un formato que le brindaría nuevas oportunidades en el futuro. WWE notó su habilidad desde los micrófonos de The Pat McAfee Show y tocó a su puerta en 2018. La mitad del anhelo estaba cumplido. En ocasiones, la empresa lo añadía como invitado en la mesa de comentarios de NXT, el show que reunía a elementos consagrados y promesas del negocio.

Pat McAfee como comentarista de la WWE en Survivor Series 2021. (Joe Camporeale-USA TODAY Sports)
Pat McAfee como comentarista de la WWE en Survivor Series 2021. (Joe Camporeale-USA TODAY Sports)

Las probabilidades reales de que un exjugador de su calibre hiciera la transición a los cuadriláteros era cada vez más latente. Atletas de la compañía como Roman Reigns, Brock Lesnar y Happy Corbin ya habían intentado dejar huella en la NFL. La diferencia es que ninguno se asentó de la forma en que lo logró el ícono de Indianápolis.

2020 fue el año que lo cambió todo. Recibió luz verde para subir al ring. Lo emparejó con Adam Cole, uno de los nombres más importantes de NXT: el monarca que mantuvo la presea de la marca por más de 400 días en su cintura y el líder de The Undisputed Era, la agrupación más relevante en el programa. El fallo no era una opción, las cualidades de su oponente le invitaban a dejar lo mejor de sí.

McAfee perdió contra él en el duelo individual que marcó su debut en el emporio. En suma, cayó en un posterior combate de jaula por equipos. Aunque relució por su forma de hacerse notar a partir de combinaciones clásicas y movimientos aéreos. Cualquiera habría pensado que llevaba años activo en la industria del deporte-espectáculo, la realidad era completamente distinta.

Una vez que su rivalidad terminó, pasó a los comentarios de SmackDown, el segundo show semanal más valioso de la WWE. Ahora regresará a la lona. Lo hará en WrestleMania, el magnoevento donde se presentarán el influencer Logan Paul y el actor Johnny Knoxville. Tendrá su cuarta experiencia frente a Austin Theory, el protegido del dueño Vince McMahon. El hombre que nació para patear volverá a soñar a lo grande.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Laura Bozzo y su increíble transformación, antes y después de maquillarse

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.