• Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Tammara Thibeault, la boxeadora que quiere hacer lo que ninguna mujer canadiense ha logrado en Juegos Olímpicos

·4  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

POR Steven Psihogios-. "El cielo es el límite" es el mantra que interiorizaron los seis miembros de la familia Thibeault.

Tammara Thibeault, la segunda de los cuatro hijos de Patrick y Judeline, representará a Canadá en boxeo en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. ¿Su objetivo? Demostrar al mundo entero que aprovechó sus capacidades.

"El objetivo principal es explotar todo mi potencial", dijo Thibeault. "Eso es lo que debes hacer en el mundo del deporte. Ser capaz de explotar todo tu potencial, aunque muy pocas personas lo logran".

Dicho esto, Thibeault también sueña con alcanzar la cima del boxeo.

"Quiero traer una medalla de oro a Canadá y quiero ser la primera mujer en hacerlo", expresa.

Hasta la fecha, ninguna mujer canadiense ha ganado una medalla en el evento desde que el deporte se incluyó en los Juegos Olímpicos en 2012. Thibeault, ganadora de una medalla de bronce en el campeonato mundial de 2019, está entre las favoritas para hacer historia.

El amor de Thibeault por el boxeo proviene de su padre, Patrick, quien tiene una impresionante formación atlética. En 2001, Patrick ganó la Vanier Cup de futbol americano en la universidad en St. Mary en Halifax, N.S. Después, fue seleccionado por los Saskatchewan Roughriders de la CFL (o Liga de Futbol Canadiense) y jugó tres temporadas en el equipo como slotback.

Tammara Thibeault descubrió su pasión por el boxeo cuando era niña después de ver competir a su padre, Patrick. (Foto: Tammara Thibeault)
Tammara Thibeault descubrió su pasión por el boxeo cuando era niña después de ver competir a su padre, Patrick. (Foto: Tammara Thibeault)

Cuando dejó atrás el futbol americano, Patrick se dedicó al boxeo. Sin que él lo supiera en ese momento, su decisión de ponerse los guantes de boxeo inspiraría a su hija a hacer lo mismo.

"Cuando era niño, [Patrick] era un atleta, como yo ahora", dijo Thibeault. "Siempre lo admiré. Una vez, lo vi boxear. Mi papá competía hacía algún tiempo y mi mamá nos llevó a todos los niños a la pequeña ciudad de Swift Current. Fue la primera vez que vi a mi papá competir. Él dominó la pelea. Me pareció genial.

Recuerdo que pensé, 'No sé cómo, pero quiero hacer eso'. Puede parecer un poco extraño que una niña de nueve años piense eso, pero se sentía muy empoderador y se veía realmente genial. Siempre admiré a mi papá. Trabajó duro y se destacó en su deporte. Realmente admiro eso".

Por otro lado, la madre de Thibeault, Judeline, no estaba muy feliz con la decisión de su hija de hacer carrera en el boxeo.

"No me gusta verla boxear", dijo Judeline. "Al principio, probaba diciéndole, 'Si dejas de boxear, tal vez pueda comprarte esto'. Intenté encontrar otras actividades para ella. Pero el boxeo es su pasión, así que tengo que seguirla y apoyarla.

La primera vez que pude ver que el boxeo era su verdadera pasión fue cuando regresó de los Juegos de la Commonwealth de 2018 en Australia. Regresó con dos ojos morados, la nariz hinchada y sonreía como si fuera el mejor día de su vida", continuó. "Como mamá, estaba orgullosa, pero al mismo tiempo estaba muy enojada con la otra chica porque había lastimado a Tammara".

Thibeault, a la izquierda, se llevó a casa el bronce en los Juegos de la Commonwealth de 2018. (Foto: Chris Hyde/Getty Images)
Thibeault, a la izquierda, se llevó a casa el bronce en los Juegos de la Commonwealth de 2018. (Foto: Chris Hyde/Getty Images)

A pesar de que Judeline no elegiría el boxeo como primera opción para Tammara, no hay duda de que apoya plenamente a su hija.

"Tan pronto como me di cuenta de que esa era su pasión, dije 'anímate y no te detengas hasta alcanzar tu meta'. Tu meta. No la mía, ni la de tu entrenador. Tu objetivo. Y nosotros la apoyamos en eso".

Thibeault se describe a sí misma como "una niña intensa", y esa misma intensidad está presente en su vida cotidiana.

Para empezar, habla tres idiomas con fluidez: inglés, francés y español. Nació en St. Georges, Quebec, por lo que aprendió inglés y francés desde muy joven, pero fue su determinación y dedicación por aprender español lo que realmente impresionó a su familia.

Thibeault aprendió a canalizar su competitividad e intensidad en las actividades fuera del ring de boxeo. (Foto: Anthony Wallace/AFP/Getty Images)
Thibeault aprendió a canalizar su competitividad e intensidad en las actividades fuera del ring de boxeo. (Foto: Anthony Wallace/AFP/Getty Images)

"Un día la vi sentada en la cocina comprando libros, un libro de español en Amazon", dijo Patrick. "Ese día decidió que iba a aprender español. Ahora habla español, francés e inglés con fluidez. Todo se reduce a esto, la ética de trabajo y el talento".

Además, Thibeault es vegetariana desde 2018. Es una decisión que requiere mucha disciplina y autocontrol, especialmente para alguien que, como dicen sus padres, era "una carnívora" de niña. Pero tanto Thibeault como sus padres notaron grandes mejoras en su técnica de boxeo desde que cambió su alimentación.

Con 24 años, Thibeault competirá en sus primeros Juegos Olímpicos. Todo lo que sus padres le inculcaron: pasión, trabajo duro, intensidad y disciplina, es lo que la guiará en el escenario más importante del mundo del deporte.

Además de no olvidar jamás que el cielo es el límite.

TAMBIÉN DEBES VER:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.