¿Los deportistas olímpicos nacen o se hacen?

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·8  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Dra. Soledad Echegoyen | Especialista en Medicina del Deporte

CAPTION: La rusa Yelena Isinbayeva antes de la final de salto con pértiga en los Juegos Olímpicos de Londres 2012. FOTO: FRANCK FIFE / AFP / Getty Images
La rusa Yelena Isinbayeva antes de la final de salto con pértiga en los Juegos Olímpicos de Londres 2012. FOTO: FRANCK FIFE / AFP / Getty Images

Cuando vemos los cuerpos de los deportistas olímpicos tal vez se pregunten si esos cuerpos se formaron por el entrenamiento o fueron seleccionados por su cuerpo. Si se requiere de ciertas características físicas corporales para ser campeones. Muchas veces al ver a un deportista hacemos un juicio sobre este por su cuerpo, o tratamos de explicarnos por qué es que algún nadador ganó tantas medallas y nos referimos a que sus brazos son más largos o su espalda más ancha. En cada deporte la forma y composición corporal es diferente. Nos referimos a forma en relación a su estatura, los diámetros de las extremidades, la longitud de brazos o piernas; y a la composición es decir, a los componentes como densidad ósea, peso, grasa, músculo y tendencia al predominio de alguno de estos o la relación de la estatura con el peso. La combinación de estos puede intervenir el éxito deportivo.

El fotógrafo Howard Schatz realizó 125 fotografías de deportistas campeones que compiló en el libro Athlete. Claramente en estas se ve que dependiendo del deporte la forma corporal cambia. Esto se ha reportado por varios investigadores, que han visto que el cuerpo se desarrolla de acuerdo con el entrenamiento, así que en deportes en donde debe predominar la fuerza, predomina el componente muscular, mientras en otros como los corredores de distancia en donde se requiere de una resistencia aeróbica, tienen menos grasa corporal, menos estatura, pero piernas más largas. La habilidad corporal depende de lo que se requiera, en algunos se necesita mucha coordinación y realizar giros en el aire o hacer equilibrio en una viga; otros requieren de correr largas distancias o hacer movimientos rápidos y coordinados en referencia a otro compañero.

En los nadadores la forma del torso es muy importante, tanto la longitud como la circunferencia, en nadadores con la misma estatura, masa y superficie corporal, la forma del torso tiene diferente resistencia hidrodinámica a la misma velocidad (Papic & Sanders). Los nadadores que tienen brazos más largos tienen mayor propulsión en el nado, deslizándose más rápido. En su composición corporal, predomina el componente muscular, pero en algunas especialidades la proporción corporal requiere que sean altos y delgados

La australiana Belinda Hocking en los 200 metros dorso en los Juegos Olímpicos de Río 2016 en el Estadio Olímpico de Río de Janeiro el 11 de agosto de 2016. | FOTO: FRANCOIS-XAVIER MARIT / AFP a través de Getty Images
La australiana Belinda Hocking en los 200 metros dorso en los Juegos Olímpicos de Río 2016 en el Estadio Olímpico de Río de Janeiro el 11 de agosto de 2016. | FOTO: FRANCOIS-XAVIER MARIT / AFP a través de Getty Images

Pero estas formas corporales han ido variando a través de los años. Por ejemplo, en un estudio en donde se analizaron las características de las gimnastas entre 1996 y 2016, se vio cómo el tamaño y la forma de los gimnastas ha ido cambiando (Atikovic, Anthropometric Characteristics of Olympic Female and Male Artistic Gymnasts from 1996 to 2016. International Journal of Morphology 2020).

Transformaciones evidentes

La gimnasta estadounidense Dominique Moceanu en la barra de equilibrio durante los Juegos Olímpicos de Verano de 1996 en Atlanta, Georgia. (Foto de Jim Davis / The Boston Globe a través de Getty Images)
La gimnasta estadounidense Dominique Moceanu en la barra de equilibrio durante los Juegos Olímpicos de Verano de 1996 en Atlanta, Georgia. (Foto de Jim Davis / The Boston Globe a través de Getty Images)

Usualmente las gimnastas han sido pequeñas, ya que les provee una ventaja en el equilibrio y facilidad para los giros en el salto. Tienen poco peso, pero la fuerza es grande en relación con su peso. A través de los años en las mujeres gimnastas la estatura y el peso se han incrementado, en 42.4 cm y 5.77 kg respectivamente. En los hombres no ha habido cambios. Es conveniente recalcar que hay que considerar que la edad para competir en los olímpicos, también se ha incrementado, ya que la edad en mujeres se aumentó en 4.02 años y en los hombres en 2.5 años.

Los cuerpos de las gimnastas se han transformado para poder realizar las hazañas de hoy en día. Son pequeñas, pero tienen un gran desarrollo muscular en los brazos y torso, para poder realizar y coordinar todos los saltos en caballo, giros en las barras o impulsarse en el piso. Los estándares de belleza que se tenían antes no corresponden con la forma corporal hoy en día. Los estándares corporales son otros, tal como dijo Simone Biles la campeona olímpica: “Hoy digo que ya terminé de competir contra los estándares de belleza y la cultura tóxica del troleo cuando otros sienten que no alcanzas sus expectativas…porque nadie debería decirnos cómo debe o no lucir la belleza” (Entrevista en Shape, 2020).

Simone Biles, de EEUU, en la barra de equilibrio durante el 49 ° Campeonato Mundial de Gimnasia Artística en Stuttgart, Alemania, el 13 de octubre de 2019 (FOTO: Ulrik Pedersen / NurPhoto a través de Getty Images).
Simone Biles, de EEUU, en la barra de equilibrio durante el 49 ° Campeonato Mundial de Gimnasia Artística en Stuttgart, Alemania, el 13 de octubre de 2019 (FOTO: Ulrik Pedersen / NurPhoto a través de Getty Images).

En los corredores también se han estudiado las características físicas, se ha visto que la capacidad aeróbica, la composición corporal, la longitud del muslo, el umbral anaeróbico, la economía al correr, el gasto energético y el largo de la zancada son factores que influyen en el desempeño. Los corredores de larga distancia presentan poca grasa corporal, con masa magra alta y poca masa en las piernas y con una longitud mayor en las piernas, lo que los ha llevado a tener mayor eficiencia en la carrera. Incluso hay diferencia en los deportistas de marcha de acuerdo con la especialidad en cuanto a distancia de la carrera, los que realizan competencias en 20 km tienen más masa muscular, más grasa corporal y circunferencias mayores comparados con los que compiten en 50 km.

Andre de Grasse de Canadá y Usain Bolt de Jamaica en las semifinales de 200m en los Juegos Olímpicos de Río 2016 en el Estadio Olímpico en Río de Janeiro , Brasil. (FOTO: Ian MacNi / Getty Images)
Andre de Grasse de Canadá y Usain Bolt de Jamaica en las semifinales de 200m en los Juegos Olímpicos de Río 2016 en el Estadio Olímpico en Río de Janeiro , Brasil. (FOTO: Ian MacNi / Getty Images)

En los deportes en conjunto la composición corporal es diferente en cada deporte, y además se distingue también de acuerdo con la posición que jueguen. En el voleibol en donde la precisión y la potencia son importantes, se requiere de deportistas rápidos y potentes. En las investigaciones se menciona que se debe evaluar constantemente el entrenamiento, monitorear el salto en relación con los aspectos técnicos y tácticos y las habilidades. Los basquetbolistas con más altos diámetros corporales más grandes y mayor volumen y masa corporal y tienen más grasa corporal que los futbolistas, porque su deporte tiene otras particularidades de ejecución.

Un cuerpo (y entrenamiento) para cada deporte

Las características antropométricas siempre se han considerado que deben monitorizarse, sobre todo pensando en la selección de futuros campeones, ya que algunos autores mencionan que las características morfológicas pueden influir en el éxito (Akşıt et al., 2017; Atikovic, 2020; Masanovic et al., 2018).

Hay que considerar que el desarrollo corporal no solo tiene que ver con el entrenamiento, se requiere la conjunción de las características fisiológicas y físicas, pero también la herencia, la nutrición y factores socioculturales.

Tenemos que considerar que en todas las especialidades se requiere de años de entrenamiento y práctica, incluso en algunos deportes como la gimnasia se inicia en edades muy tempranas. Los éxitos deportivos dependen del entrenamiento dirigido, la organización, la adaptación individual a las cargas de entrenamiento, la experiencia en competencias, la motivación y factores psicológicos, además de la forma del cuerpo y tipo de cuerpo que contribuyen a mejorar el desempeño. El entrenamiento llevará a que las capacidades físicas se desarrollen, siendo específicos para la fuerza, velocidad, potencia, resistencia aeróbica, velocidad psicomotora, coordinación y flexibilidad de acuerdo con el deporte. Pareciera como si eso fuera todo, pero no, después de todo lo anterior tenemos la técnica, que a veces hace la diferencia en cuerpos similares o incluso en cuerpos con diferencias.

Un ejemplo de esto último lo tenemos con Michael Phelps, que tiene todas las características necesarias en un nadador, la estatura, la longitud de los brazos, gran flexibilidad, pero que a esto añadimos una técnica que le permite tener mayor propulsión no solo en el nado sino en la patada que realiza bajo el agua al entrar y al dar la vuelta. Su torso y cabeza se quedan fijos, con los brazos extendidos, mientras a partir de la columna lumbar, su torso se coordina con las extremidades y realiza el movimiento ondulatorio de la patada de delfín.

El nadador estadounidense Michael Phelps compite en los 200 m mariposa de los Juegos Olímpicos de Londres 2012 en el Parque Olímpico de Londres | FOTO: FRANCOIS XAVIER MARIT / AFP / GettyImages)
El nadador estadounidense Michael Phelps compite en los 200 m mariposa de los Juegos Olímpicos de Londres 2012 en el Parque Olímpico de Londres | FOTO: FRANCOIS XAVIER MARIT / AFP / GettyImages)

A veces podríamos considerar que la forma es lo más importante, pero hay variaciones en los mismos deportistas olímpicos de un tipo de deporte. La herencia juega un papel importante en esto y en algunas cualidades físicas. Es muy importante la forma, pero siempre hay que considerar que el cuerpo sin la técnica no ganará y que sin la motivación y el apoyo de las personas que lo rodean, tendrá una barrera. Como dijo Simone Biles cuando le preguntaron qué consejo daría a alguien que quiera ser como ella: “Que nunca se rinda y que escriba sus metas. Y que siempre se levante cada mañana con algo que ame hacer, que lo apasione”.

Un deportista nace y se hace, la conjunción de todos los factores hace que los deportistas logren llegar al podio de los ganadores.

También debes ver:

Cómo criar a un atleta olímpico: Annia Hatch, una gimnasta extraordinaria

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.