Tres razones por las que Pep Guardiola ha fracasado

Sergio Cortina
Pep Guardiola se quita la chaqueta durante un partido del Manchester City (Foto: Reuters / Andrew Couldridge)

Son las dos de la madrugada y Pep Guardiola, sin afeitar y con un gesto metódico, baja la persiana del bar. El estruendo del portón metálico acalla los últimos ecos de las decepciones propias y los triunfos ajenos, el sustento emocional en cualquier local que se precie. Ya está bien por hoy, masculla para sí mismo. Cuatro bajadas de persiana más y colgará el cartel de cerrado por vacaciones en el Manchester City. Necesita un descanso, basta mirarle a los ojos para entender que lo necesita. Basta observar el bar ya en penumbra, con las sillas desordenadas y patas arriba, para entender que las cosas no han salido como esperaba.

Languidece la temporada y el City, que arrancó el curso como uno de los lugares donde estar en la nueva capital futbolística de Europa, Manchester. Ahora aspira simplemente a acabar entre los cuatro mejores clubes de Inglaterra. En la primera temporada sin títulos  de su carrera, Guardiola se afana en colarse por la última gatera que da acceso a la Champions League. Tratamos de resumir en tres puntos breves por qué el bar de Guardiola ha dejado de molar a las primeras de cambio.

Falta de gol

Entre el mejor goleador de la plantilla, un Sergio Agüero que ha entregado 31 goles en todas las competiciones hasta le fecha, y los segundos mejores realizadores, Raheem Sterling y Leroy Sané con 9, media un abismo que da vértigo. El último derbi ejemplificó una vez la falta de puntería alarmante del City . La segunda línea, con un De Bruyne que ha pasado de 16 a 5 tantos pero también con Silva o el propio Sterling en el centro de la diana, no ha comparecido y el club deberá comprar puntería en el próximo mercado. Es la principal exigencia de Guardiola.

Jugadores del Manchester City apoyan a su compañero Ilkay Gundogan tras su lesión (Foto: Getty Images / Michael Regan)

Mala confección de la plantilla

Mucho se ha hablado sobre la baja de Gundogan en el centro del campo y aunque esa falta de cerebro en la creación es sin duda influyente, no es el único problema estructural con el que se ha encontrado el entrenador español en su debut Premier. “No tenemos laterales que suban y bajen todo el partido porque tienen 33 y 34 años. Me adapto a la calidad de los jugadores”, se quejó en la rueda de prensa posterior al duelo contra el Manchester United. Kolarov, Clichy, Zabaleta… Una rápida enumeración en la zaga basta para entender la falta de profundidad de la plantilla.

La cosa, claro, no mejora ni en la portería, donde Bravo no ha igualado sus excelentes actuaciones en la liga española, ni en el centro, con la desaparición de Nolito como ejemplo paradigmático o en ataque, donde la llegada de Gabriel Jesús o los breves destellos de Iheanacho son el único soplo de aire fresco para una línea excesivamente dependiente de Agüero.

Falta de adaptación

Los factores citados, unidos a las lesiones de hombres clave como Gabriel Jesús, Gundogan o Kompany han frenado el vuelo del equipo durante toda la temporada. Sin embargo, lo más llamativo en el caso Guardiola, y también lo más interesante para el espectador, es la dificultad que está encontrando un fanático del fútbol control, uno de los mayores tácticos del momento, para dominar los partidos en Inglaterra.

El fútbol de la Premier League es, al 90% rapidez, ataque directo y dominio de la segunda jugada, y Guardiola está encontrando muchas dificultades para manejarse en ese mar de peculiaridades. ¿Cómo practicar su característica presión selectiva si muchísimos equipos optan por sacar el balón en largo?, ¿cómo jugar alto frente a equipos que salvan líneas con jugadas directas? El catalán no ha conseguido resolver ese desafío en su primer año en Inglaterra, veremos si encuentra la salida al laberinto en la segunda. La exigencia, si cabe, será mayor aún

También te puede interesar:

Manchester United, cuando jugar en casa es un infierno hasta para el diablo

Tottenham-Arsenal y otros cinco derbis que no te puedes perder este fin de semana

Lionel Messi lidera nuestro once ideal latinoamericano de la jornada