Mar de interrogantes en el regreso de Ricardo Mayorga

Lester Jiménez
El nicaragüense Ricardo Mayorga despachó en tres asaltos al mexicano Jaudiel Zepeda el sábado en Managua. Foto: Al Bello / Getty Images.

Luego de casi dos años de inactividad, Ricardo Mayorga regresó el pasado sábado al ensogado frente a su gente, en Managua.

En su libro de récords aparecerá que esa noche se apuntó un triunfo por nocaut técnico sobre el mexicano Jaudiel Zepeda. Pero a pesar de que el llamado “Matador” reclamó haber regresado en grande y hasta retó a Antonio Margarito para un pleito futuro, lo cierto es que su desempeño dejó más interrogantes que confirmaciones.

Mayorga (32-9-1, 26 KO’s), que no peleaba desde que cayó por nocaut técnico en el sexto asalto frente a “SugarShane Mosley en agosto del 2015, celebró el encuentro frente a Zepeda en 175 libras, muy por encima de las divisiones en las que ganó campeonatos, en 147 y 154 libras.

Lució lento, falto de precisión y con pobre defensa, ante un oponente que presentaba poca o casi ninguna amenaza para el nicaragüense. Zepeda (12-18-1, 11 KO’s) apenas conectó golpes con contundencia, incluso con menos intensidad que en un guanteo de entrenamiento.

Pero a pesar de su falta de intensidad, puso al descubierto las deficiencias de Mayorga en esta etapa.

El final del choque también fue anticlimático, cuando Mayorga conectó su mejor derecha al costado del azteca combinado con otro derechazo al rostro. Entonces, un aturdido Zepeda dio la espalda a su oponente mientras se dirigía a la esquina, lo que llevó al tercer hombre en el cuadrilátero, Alberto Méndez, a detener las hostilidades.

“Gracias a Dios y a mi equipo de trabajo veníamos en perfectas condiciones”, dijo Mayorga al concluir el choque, en el que apenas trabajó por poco menos de nueve minutos.

Poco faltó para que la cartelera no se llevara a cabo, luego que distintos grupos pro derechos de la mujer pidieran la cancelación del evento como protesta por los comentarios discriminatorios de Mayorga y su comportamiento misógino durante la promoción de espectáculo.


Durante el pesaje, Mayorga no solo abofeteó a Zepeda, sino que además profirió insultos.

“Cuando las mujeres le faltan el respeto al hombre, hay que darles… cállese perra”, le gritó Mayorga al mexicano, al tiempo que lo comparó con “una mujer gorda pelona con cáncer”.

INCIERTO SU FUTURO

Luego de la victoria, reclamó peleas de mayor envergadura, aunque el futuro luce algo turbio.

“Quiero a pelear con Antonio Margarito”, manifestó.

Sin embargo, la diferencia de peso podría ser un factor que dé al trasto con sus planes, ya que Margarito ha hecho campaña en 154 libras, mientras que Mayorga peleó en 175.

“Puedo bajar a 160 libras. No tengo problemas con esa categoría”, exclamó el nicaragüense luego del compromiso del sábado.

Margarito celebró dos encuentros en el 2016 luego de más de cuatro años de inactividad. En marzo, superó una caída en el sexto asalto para doblegar a Jorge Páez, Jr. y en agosto superó por decisión unánime a Ramón Álvarez.

El llamado Tornado de Tijuana tiene en agenda regresar a la acción el mes próximo.

Otro nombre que ha sonado como posible oponente del “Matador” es el veteranísmo Luis RamónYory BoyCampas, un guerrero mexicano que reinó en el peso súper wélter hace 18 años, que posee un impresionante récord de 106-17-3, 81 KO’s y que al igual que Mayorga y Margarito, también se niega a colgar los guantes.

También te puede interesar:   

No es el fin para “Chocolatito” González

Mayweather vs McGregor: ¿Un éxito o un chiste?

Bellew temió tanto por su vida contra Haye que escribió su testamento antes de la pelea