El insólito pedido a Dybala cuando jugaba en Instituto

Jorge Chusit

Paulo Dybala es considerado la nueva “Joya” del fútbol argentino, el futbolista de la Juventus, de apenas 23 años, fue la gran figura del triunfo de su equipo por 3 a 0 ante el Barcelona por la ida de los Cuartos de Final de la Champions League este martes.

Los rumores acerca de un posible pase a otros grandes del fútbol europeo ya están a la orden del día. Que el Real Madrid, que el Barcelona mismo. Lo cierto es que la dirigencia de la Vecchia Signora no pretende desprenderse de su delantero estrella, al menos por el momento y siempre y cuando no surja una oferta multimillonaria.

Mientras tanto, producto de la fama que lo rodea, comenzaron a reeditarse historia que lo tuvieron como protagonista en sus épocas juveniles, cuando se destacaba en Instituto de Córdoba, club en el que inició su carrera profesional.

Fue un 26 de marzo de 2012, día en el que “La Gloria” goleó a Desamparados de San Juan por 4 a 1 en partido correspondiente al Nacional B, con tres goles de Dybala.

Pero lo más insólito y curioso del caso es que al finalizar el partido, el entonces futbolista de 18 años quiso llevarse la pelota y ¡la tuvo que devolver!

¿La excusa? El alto costo de los balones, según dijeron…Increíble pero real…

También te puede interesar:

Juan Arango le pega duro a diputado chavista

Jorge Sampaoli, el candidato con un respaldo de lujo

Un fin de semana cargado de errores