¿Por qué los profesionales como Brittney Griner prefieren la cannabis para tratar el dolor?

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·7  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Shawn Kemp jugó la mayoría de su carrera en la NBA antes de que la liga comenzara a realizar pruebas para detectar el uso de la marihuana en 1999. Así que, después de participar en los típicos partidos de la NBA de los años noventa, que requerían gran esfuerzo físico y que terminaban siendo dolorosos, fumaba marihuana. No le gustaba tomar pastillas analgésicas.

“Podía ir a casa y fumar hierba y esta era capaz de beneficiar y calmar mi cuerpo”, comentó Kemp, quien mide 2,08 metros y pesó más de 104 kilogramos durante los catorce años de una carrera en la que destacó por sus memorables clavadas, la mayor parte de la cual la jugó con los SuperSonics de Seattle. Kemp comentó que la droga parecía ayudarle con la inflamación en las rodillas y otras articulaciones.

En la actualidad, Kemp, de 52 años, posee una participación en un dispensario de marihuana en Seattle que lleva su nombre.

En las dos décadas que han pasado desde que la NBA y su sindicato de jugadores accedieron a que se empezaran a realizar pruebas para detectar marihuana o cannabis, la percepción respecto a la droga ha experimentado una transformación en Estados Unidos, donde ha sido ilegal durante décadas. Los investigadores no entienden por completo sus posibles beneficios médicos o efectos dañinos, pero se ha vuelto legal en muchos estados y algunas ligas deportivas profesionales están reconsiderando las políticas punitivas en torno a su uso. Muchos atletas dicen que usan la cannabis para tratar el dolor.

Brittney Griner es una de ellas.

Griner, una estrella de la WNBA, fue detenida en Rusia en febrero después de que agentes aduaneros dijeron haber encontrado en su equipaje cartuchos de vaporizador con aceite de hachís, un derivado de la cannabis. La cannabis es ilegal en Rusia y Griner, de 31 años, enfrenta una sentencia de diez años en una colonia penal rusa bajo cargos de tráfico de drogas si es condenada de manera formal. Griner se declaró culpable, pero testificó que no tenía la intención de empacar los cartuchos. Su equipo legal mencionó que estaba autorizada para utilizar cannabis medicinal en Arizona, donde ha jugado con el Mercury de Phoenix desde 2013.

El caso de Griner ha puesto la atención en el debate sobre el uso recreativo y de mitigación que se hace de la marihuana. El Departamento de Estado estadounidense señaló que consideraba que Griner había sido “detenida de forma injusta” e iba a trabajar para liberarla sin importar cómo terminara el juicio. Sin embargo, en Estados Unidos, miles de personas están en la cárcel por usar o vender marihuana y sigue siendo ilegal a nivel federal, aunque decenas de estados la hayan legalizado para uso medicinal y recreativo. Está prohibida en la WNBA.

Kemp y muchas otras personas están instando a las ligas deportivas y a los legisladores a cambiar.

“En todo el mundo, a la gente todavía le falta mucho por aprender sobre esto”, comentó Kemp. “Y ojalá que llegue el día en el que la gente vea el aceite de cannabis y todas estas cosas y se dé cuenta de que algunos atletas las usan para beneficiar sus cuerpos, para calmarlos de tanto golpearlos a diario”.

Kemp mencionó que le entristeció mucho saber de la detención de Griner.

“Soy un gran admirador, de la manera en que puede moverse con ese cuerpo tan alto. Ha cambiado el juego de la WNBA”, opinó.

En un testimonio de su juicio, Griner describió lesiones en la columna, el tobillo y las rodillas, algunas de las cuales la forzaron a usar una silla de ruedas durante meses, según Reuters. Al igual que Kemp, Griner, de 2,05 metros, ha soportado golpes y choques en su lucha por obtener rebotes y realizar clavadas. Muchos atletas creen que la marihuana es más sana para tratar el dolor y la ansiedad que los opioides adictivos y otras medicinas que han recetado los médicos a lo largo de la historia.

Eugene Monroe, un exjugador de la NFL que ha invertido en empresas de cannabis, comentó que empezó a usarla para aliviar el dolor después de que se percató de que otros tipos de medicamentos no le funcionaban.

“Cuando entraba al edificio todos los días, para que me dieran Vicodin, antiinflamatorios, hubo algo que, con el tiempo, me puso a pensar: ‘¿De verdad necesito estas pastillas? ¿Es una adicción la que me hace venir a ver al doctor del equipo?’”, recordó Monroe.

En 2020, la NFL relajó su política en torno a la marihuana para permitir un uso limitado, pero todavía puede multar y suspender a jugadores por superar los límites. En las ligas de baloncesto, tan solo las infracciones repetidas producen una suspensión. Griner no enfrentará un castigo de la WNBA si regresa a la liga, le comentó a The New York Times un representante que no estaba autorizado a hablar de manera oficial debido a la sensibilidad del tema.

La NBA dejó de hacer pruebas cuando comenzó la pandemia de la COVID-19, bajo el argumento de que más bien se estaba enfocando en los fármacos para mejorar el rendimiento. La MLB eliminó la marihuana de su lista de sustancias prohibidas en 2019, pero los jugadores aún pueden ser castigados por estar bajo los efectos durante actividades del equipo o por violar la ley al usarla (por ejemplo, como sucedería si condujeran un auto bajo los efectos del alcohol). La NHL realiza pruebas para detectar marihuana, pero no castiga a los jugadores en caso de un resultado positivo.

Kevin Boehnke, investigador del Centro de Investigación de Dolor Crónico y Fatiga de la Universidad de Míchigan, comentó que la “cannabis tiende a ser más segura” que los antiinflamatorios y los opioides usados habitualmente para el dolor crónico.

“Esto no quiere decir que no haya riesgos”, opinó, pero agregó que la meta debían ser tratamientos que conlleven los “menores riesgos y que sean más aceptables para la persona que los use”.

“En este momento, al menos desde el punto de vista del manejo del dolor, en realidad no hay una buena justificación para que no sea una herramienta disponible”, comentó.

Riley Cote, un exmiembro de los Flyers de Filadelfia de la NHL, mencionó que probó la marihuana cuando era un jugador joven y encontró que le aliviaba el dolor resultante de las peleas durante los juegos, aunque no entendía por qué. Cote cofundó Athletes for CARE, una organización sin fines de lucro que promueve la educación y la investigación en torno al uso de la cannabis y el cáñamo como alternativas terapéuticas. La organización recibe financiamiento de empresas que desarrollan marcas y elaboran productos de cannabis.

Anna Symonds, una jugadora profesional de rugby y miembro de Athletes for CARE, señaló que se sintió desconsolada y frustrada cuando se enteró por qué había sido detenida Griner. “Es ridículo que la cannabis sea criminalizada y esto provoca muchos más problemas de los que podría resolver”, opinó.

Symonds mencionó que había probado con analgésicos y relajantes musculares para aliviar el dolor de los espasmos musculares y los discos herniados e inflamados en la espalda. Comentó que nada le había funcionado como la cannabis.

Para Kemp, cuya carrera en la NBA terminó en 2003, el cambio de mentalidad en torno al uso de la marihuana entre los atletas como Griner es bienvenido, aunque tal vez demasiado tarde para él. “Habría seguido jugando baloncesto si hubiera podido usar productos de marihuana cuando me retiré”, comentó.

Kemp y su esposa suelen ir a ver al Mercury de Griner cuando juega con el Storm de Seattle cada verano. Los encuentros entre los equipos ya se jugaron esta temporada, aunque sin Griner, quien está detenida. Sin embargo, Kemp no deja de pensar en la jugadora. “Espero que pueda regresar a casa a salvo”, comentó. “Extraño verla jugar”.

© 2022 The New York Times Company

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.