Los palos no paran: Messi y Suárez son los apuntados

Yahoo Deportes
Lionel Messi y Luis Suárez siguen siendo señalados por la derrota en Anfield Road. (Photo by Chris Brunskill/Fantasista/Getty Images)
Lionel Messi y Luis Suárez siguen siendo señalados por la derrota en Anfield Road. (Photo by Chris Brunskill/Fantasista/Getty Images)

Luego de la histórica paliza sufrida por Barcelona en Anfield Road, los ecos no cesan. Pasó más de una semana y tanto en la ciudad Condal como en toda España siguen repercutiendo de manera incesante.

En esta misma sección hablábamos de la poca cintura política de Lionel Messi al finalizar el partido cuando se negó a poner la cara, función que le cabe por ser nada menos que el capitán del equipo.

El duro golpe aún sigue latente en cada rostro, en cada alma, en cada fanático, incrédulos de un momento que jamás imaginaron se iba a repetir luego de lo sucedido hace un año en Roma. Queda claro que la lección no se aprendió.

La explosión mediática del hecho fue galopante. Este martes en el famoso programa El Chiringuito, uno de sus principales panelistas Quim Domenech volvió a lanzar una bomba de alto poder expansivo, al acusar de manera directa a Lionel Messi y Luis Suárez como los “líderes negativos” de un vestuario golpeado, sin dudar un instante en señalar a los rioplatenses como los principales culpables de la debacle.

Más allá de las preferencias, de las opiniones al respecto, de poder estar o no de acuerdo con sus conceptos, queda claro que algo se rompió, que será difícil de restaurar y que sólo con un golpe duro de timón se podrá enderezar un barco que parecía navegar en el rumbo indicado pero que perdió la brújula en la fatídica noche de Liverpool.

Muchos cambios se avecinan. ¿Seguirá Valverde? ¿Vendrá Griezmann? ¿Qué pasará con referentes como el propio Suárez, Busquets o Jordi Alba? ¿Será el final de la muy poco feliz etapa de Coutinho?

Muchas preguntas que deberán encontrar respuesta en el verano europeo, el mismo que promete ser movido en tierras catalanas.

También te puede interesar:

River-Cruzeiro: historia, morbo y mucho más

Vélez: la intolerancia y la falta de respeto al Himno Nacional

Las lágrimas de Lucas, las lágrimas de todos

Qué leer a continuación