El placer de ganarle a EEUU hasta llegar al borde las lágrimas

Foto: Cole Burston/The Canadian Press via AP
Foto: Cole Burston/The Canadian Press via AP

Nada como perder con un eterno rival para confirmar que la selección de Estados Unidos vive una crisis que arrastra desde la eliminatoria al Mundial de Rusia del que quedaron relegados tras quedar en cuarto lugar.

El partido contra Canadá en la aún inútil Nations Cup de la Concacaf volvió a evidenciar una selección estadounidense que perdió todo lo que había logrado en casi 20 años de experiencia, perdió su autoestima al pararse en la cancha de un rival sin importar si sus seleccionados son jóvenes, veteranos o juegan dentro o fuera de su país. La excusa es la paciencia ante un complicado sistema que ha implementado el técnico Belhalter.

LEER | El 'pacto de caballeros', la vergüenza del futbol creado por los poderosos de México

Prácticamente este combinado luce sin pies ni cabeza.

Son varios factores que aquejan a la selección de fútbol del país vecino, marcado contraste con la selección femenina que durante años y ciclos mundialistas han ganado prácticamente todo.

Primero es el marcado ciclo de edad y jóvenes que ahora son promesa en esta selección. Como en todas, hay excepciones, jugadores con buen currículum como Christian Pulisic, quien juega de vez en cuando en el Chelsea y que presume una carta mucho más cara que la del jugador más caro de la selección mexicana, Hirving Lozano, que se combinan con jugadores que aunque sobresalen en sus equipos de media tabla de la MLS, compiten con una extensa gama de extranjeros que brillan en esta liga.

Los jugadores, no pocos, no muchos, que militan en Europa, tienen buenas actuaciones en el fútbol de Alemania e Inglaterra, ninguno milita en ningún equipo mexicano.

Segundo y el más importante, la impaciencia de los medios ante los resultados obtenidos por Gregg Belhalter, quien debe soportar todo tipo de críticas en el manejo de su selección. Nadie como un estadounidense involucrado en el fútbol de la MLS para hacerse cargo de la selección nacional. Lamentablemente la experiencia de Belhalter se refleja en el banquillo.

Se alaba sí la confianza para un novel entrenador como Belhalter, quien cuenta con 46 años de edad y si bien nunca brilló como jugador en sus incursiones en el fútbol de Alemania, Holanda e Inglaterra, su experiencia al frente de un equipo tampoco tiene mucho qué destacarse. Su llegada a esta selección es un auténtico desafío en las aspiraciones para llegar a Catar 2022.

Christian Pulisic. / Foto: Getty Images
Christian Pulisic. / Foto: Getty Images

El trabajo de Belhalter se resume en reunir a los mejores jugadores de una liga en la que no se aprecia una motivación el ser seleccionado y a su vez motivarlos e inspirarlos a alcanzar resultados como en Corea-Japón 2002 o al menos lograr una plaza a la Copa del Mundo sin perder con selecciones con menor infraestructura del área.

Para Canadá, equipo que evidenció a todas luces las carencias del otro ‘gigante de la Concacaf’, fue uno de los triunfos históricos de su fútbol sobre los Estados Unidos.

Pasaron 34 años para que los canadienses pudieran derrotar a sus vecinos del sur. El partido pintaba para eso y mucho más. Sólo el portero suplente Brad Guzan había nacido cuando Canadá venció a Estados Unidos 2 a 0 el 2 de abril de 1985 en un partido amistoso jugado en Vancouver.

LEER | Carlos Vela, un rey tuerto en un reino de ciegos llamado MLS

Estados Unidos mantuvo una hegemonía total sobre Canadá en fútbol masculino, reflejada además de una racha de victorias, en una sequía goleadora que se había extendido por 12 años. La última vez que Canadá anotó un gol en la portería estadounidense fue en las semifinales de la Copa Oro 2017.

Pero esta noche del martes 15 de octubre era lo que la discreta afición canadiense había esperado por décadas y así lo reflejaron los jugadores, como Alphonso Davies y un viejo conocido en México, Lucas Cavallini, quienes celebraron como si ganaran una copa mundial, sus dos goles ante el odiado, si es en que en Canadá se puede odiar al vecino, rival que le ha quitado triunfos no sólo en fútbol masculino y femenino, sino en jockey y béisbol.

Lucas Cavallini con el Puebla, torneo Apertura 2019, Liga MX. / Foto: Getty Images
Lucas Cavallini con el Puebla, torneo Apertura 2019, Liga MX. / Foto: Getty Images

Este partido muestra también que si Estados Unidos no aprieta el acelerador a fondo con los extensos recursos económicos con los que cuenta en su fútbol a nivel de selecciones, quizá podamos ver en Catar 2022 a Canadá regresar a un mundial como uno de los tres invitados por parte de Concacaf.


Qué leer a continuación