El Real Madrid asegura su ciclo

O meio-campista do Real Madrid deixou claro que ele não ouviu o interesse do Barça e que sua intenção era triunfar no Real (Goal.com)

El Real Madrid cerró su semana con grandes noticias. A la victoria en la Champions League ante el APOEL Nicosia, le siguieron las renovaciones de Marcelo e Isco hasta el 2022. Los dos jugadores se unen así a Modric, Lucas Vázquez, Bale y Kross, que el año pasado pasaron por el palco del Bernabéu para firmar sus nuevos contratos.

Con Marcelo e Isco el club blanco asegura que gran parte de su proyecto ganador seguirá en pie durante al menos cinco años. Con Isco, además, se acaba el culebrón que se vivió toda la temporada pasada dada la intromisión del FC Barcelona, que esperaba que el andaluz apurara su contrato (expiraba en junio de 2018) para luego firmar sin coste alguno por el club blaugrana. El malagueño sin embargo tuvo siempre claro que su futuro pasaba por ser el bastión ofensivo del conjunto merengue e incluso cuando peor la pasó la temporada anterior no dudo en arremangarse para dar lo mejor de si en el campo y ganarse así la continuidad.

Marcelo, por su parte, firma por cinco años más en la temporada que se cumplen 10 años de su llegada al club. Poco queda ya de aquel lateral menudito que llegó a sufrir en el equipo de Fabio Capello en diciembre de 2006, pues el brasileño se destapó como uno de los mejores en su puesto sólo unas temporadas después y ahora, con 28 años, está en su mejor momento deportivo. El club ha fichado a Theo Hernández este verano, de quien se espera sea capaz de agarrar el batón de relevo de Marcelo en un futuro, tal y como el 12 hizo con Roberto Carlos, pero eso no quiere decir que Marcelo no vaya a seguir dando guerra.

La política del Real Madrid estos años ha sido clara. Cada gran estrella necesita un recambio joven, pero de garantías, para poder de esa manera ir amoldando a la generación futura con cargas mínimas de responsabilidad a corto plazo. Si Ronaldo tiene en Asensio a su relevo natural, Carvajal tiene a Achraf, Ramos a Vallejo, Kroos a Ceballos, Modric a Kovacic y así un largo etcétera. Sin embargo, para asegurar que el ciclo triunfal continúe en los próximos años, era primordial que las estrellas del presente no dejaran sus puestos vacantes.

GRA194. MADRID, 14/09/2017.- El defensa brasileño del Real Madrid, Marcelo Vieira, junto al director deportivo de la entidad, Emilio Butragueño, durante la rueda de prensa ofrecida hoy en el Santiago Bernabéu tras la firma de renovación de su contrato con el club hasta junio de 2022, en la que mostró su alegría al asegurar que “es un orgullo inmenso” poder aspirar a superar a Roberto Carlos y convertirse en el futbolista extranjero con más partidos de la historia del club. EFE/Fernando Alvarado

Los pesos pesados están atados contractualmente, como mínimo, hasta 2020, pues sólo Karim Benzema acaba su vínculo en 2019 y su nuevo contrato está ya redactado y a punto de ser extendido hasta 2021. Ronaldo, Bale, Lucas Vazquez, Kovacic y Casemiro, también tienen firmado hasta 2021, aunque el portugués muy probablemente extenderá un año más su compromiso en las próximas semanas. Kroos, junto con Isco y Marcelo, tiene hasta el año 2022 para seguir portando el 8 blanco a la espalda.

De esta manera, sólo el caso de Marco Asensio está en una situación especial. Tiene contrato hasta 2022, pero una cláusula de 350 millones que el club quiere revisar de manera inmediata para subirla a 500. Dado su espectacular arranque de temporada y las cifras en las que se mueve el mercado, no sería raro que alguien pudiera tentar al mallorquín, por eso en el club se han puesto manos a la obra para poder acomodar el contrato de la nueva perla blanca a la realidad del mercado.

Florentino Pérez y su equipo parecen haber aprendido de errores del pasado y saben que mantener a un grupo ganador intacto puede ser la gran diferencia entre seguir ganando o caer en una espiral negativa imparable. Las decisiones de 2003 con Hierro, Del Bosque o Makelelé fueron las losas que pesaron sobre el equipo de Carlos Querioz la temporada siguiente, pues el equipo perdió de una tacada no sólo a jugadores clave como los antes mencionados, si no también a actores de reparto como McManaman, Flávio Conceiçao, Savio o Morientes. Esa falta de experiencia dentro del grupo derrumbó un proyecto con un aire de grandeza increíble, pero con muy poco fondo de armario.

Si añadimos a esta política de renovaciones los fichajes de futuro como los de Vinicius Jr, Federico Valverde, Rodrigo Rodrigues (el presidente de su club confirmó el fichaje esta semana) o Martin Odeegard, entre otros, es fácil entender que el ciclo blanco va por el buen camino. Luego, serán los resultados los que marquen el destino, pero desde el club parecen haber dado con la tecla a la hora de organizar la plantilla de cara al futuro.

También te pueden interesar:

Cristiano Ronaldo y la depresión

¿Qué hacemos con Danilo?

La inoperancia de CR7