El caso de maltrato físico y psicológico hacia la gimnasta mexicana Elsa García

Elsa García. / Foto: Getty Images
Elsa García. / Foto: Getty Images

La gimnasta mexicana Elsa García buscaba su boleto a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. El camino nunca es fácil cuando se tiene que competir contra los mejores del mundo y además, con la burocracia y actitudes de los dirigentes mexicanos.

Si bien su participación en los mundiales de gimnasia en Stuttgart, Alemania, no le garantizaban su pase a Juegos Olímpicos, la forma en que se le trató en el proceso de clasificación a la Copa del Mundo en Portugal y que acusa García, son para una investigación que según la Federación Mexicana de Gimnasia se harán bajo el rubro de maltrato.

LEER | El movimiento que acabará con los sueños de Andy Ruiz en los JJOO

Fue el lunes 7 de octubre que García acusó a los entrenadores franceses del equipo mexicano femenil de excluirla injustamente del ‘all around’ del campeonato mundial de gimnasia artística que comenzó el 4 de octubre en Stuttgart, Alemania.

“Se interpretó como un acto de venganza al dejarme fuera de competir los cuatro aparatos (barras asimétricas, barra de equilibrio, piso y salto de caballo) en el campeonato del mundo”, comentó Elsa García. “Podía aportar con mis cuatro notas al equipo y al mismo tiempo pelear por la plaza olímpica, que se podía ganar de manera individual; al dejarme fuera de los cuatro aparatos quedé fuera de esa oportunidad”, se quejó en entrevista para la agencia EFE.

La decisión de los entrenadores y cónyuges, Eric y Cecile Demay, con el respaldo de la directora técnica Aída Morán y la Federación Mexicana de Gimnasia, evitaron que buscara su pase a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

La experimentada gimnasta de 29 años de edad fue registrada como reserva en las barras asimétricas, aparato donde obtuvo plata en la Copa del Mundo de Portugal, y solo pudo participar en tres de las cuatro competencias.

García, quien no asistió a los pasados Juegos Panamericanos de Lima 2019 para concentrarse en su pase a Juegos Olímpicos, realizó la denuncia hasta después de su truncada participación en Alemania al sentirse amenazada por los responsables del equipo.

“Agoté mis recursos hasta antes de la competencia, hablé con el presidente de la Federación (Gustavo Salazar), enfrenté a los franceses, a quienes cuestioné: ‘¿Por qué me dejaron fuera?’ Ahora estamos viendo si es necesario tomar acciones legales, porque fue algo injusto”.

El uso de redes sociales permitió que este caso se conociera en todas las esferas deportivas y la opinión pública mexicanas.

La Federación Mexicana de Gimnasia citó a García para darle una solución a este caso, en un comunicado emitido en redes sociales el 9 de octubre. Afortunadamente el organismo no tardó tanto tiempo en responder a las acusaciones y afirmaron que le darán la atención adecuada y llegarán a una solución justa con la CONADE, el Comité Olímpico Mexicano, la Comisión de Apelación y Arbitraje del Deportivo y con el diputado Ernesto Vargas Contreras.

Pero detrás de ese comunicado, emitido para calmar las aguas en pleno proceso olímpico a menos de un año de la justa en Japón, la FMG no acepta ni niega las acusaciones de violencia de los entrenadores franceses en contra de la mexicana y por otro, las denuncias de García sobre que la perjudicaron deportivamente causan sospechas sobre el por qué dio a conocer estas agresiones hasta que la selección de gimnasia artística mexicana quedó sin aspiraciones de calificar a Tokio 2020.

LEER | El nefasto acoso de un aficionado en México sobre una jugadora de EEUU

García subió un video a redes sociales en donde muestra cómo Éric Demay le arroja una pesa a los pies durante un entrenamiento. Antes del Mundial de Stuttgart, a García se le restringió el contacto con su entrenador, Barraza. "La idea era lastimarme con cargas de entrenamiento innecesarias y lograr romperme psicológicamente para tenerme fuera de competencia", en pocas palabras, maltrato físico y sicológico que en otras latitudes es penalizado de inmediato.

"No sabemos si el video está editado", dijo Gustavo Salazar, presidente de la FMG al periódico El Universal. "Queremos darle el tratamiento que se merece a esta situación con los organismos adecuados, como la Comisión de Apelación y Arbitraje del Deporte (CAAD) o la Federación Internacional de Gimnasia (FIG)".

El federativo señaló que también planteará la situación ante la Conade, el Comité Olímpico Mexicano e incluso Ernesto D'Alessio, el presidente de la Comisión del Deporte de la Cámara de Diputados.

Aída Morán, directora técnica de la FMG, otra implicada y señalada en este caso comentó sobre la limitada participación de García en el All Around, “el entrenador de Elsa sabía, días antes de que se dispute el All Around, que sólo iba a ser contemplada en tres aparatos. Es decir, no en todos. Y esto se decidió con una serie de evaluaciones previas, además de una Copa del Mundo en Portugal. Así se decidió quiénes iban a participar en la prueba".

Elsa García fue incluida en la selección mexicana de gimnasia cuando tenía 17 años de edad. Sus mejores participaciones han sido en Juegos Centroamericanos y del Caribe: cuatro oros y tres platas en las distintas disciplinas. Logró también una plata y un bronce en los Panamericanos de 2011. Su participación olímpica llegó un año después, en los juegos de Londres. Una lesión en la mano izquierda la marginó de las barras asimétricas y del caballo.

Incluir instancias jurídicas para castigar responsables. La idea de García de participar por segunda vez en su carrera en unos Juegos Olímpicos se desvaneció, con la velocidad de los directivos del deporte mexicano, no sabremos hasta cuándo se resolverá esto.

Qué leer a continuación