La vergüenza de Chivas y su urgente necesidad de contratar extranjeros

Yahoo Deportes
Foto: Alfredo Lopez/Jam Media/Getty Images
Foto: Alfredo Lopez/Jam Media/Getty Images

La fecha 1 del Apertura 2019 es un resumen, quizá no 100 por ciento acertado, de la realidad del fútbol profesional mexicano con un protagonista en circunstancias adversas como nunca imaginamos ver: Chivas y su problema de descenso.

El resumen en una sola fecha es sobre los jugadores extranjeros. Las reglas del fútbol nacional permiten la elevada contratación de jugadores originarios en su mayoría de Sudamérica, quienes representan menor inyección de recursos en su formación, pero que no promueven idealmente el incremento de jugadores mexicanos en canteras que antes se caracterizaban por crear elementos con calidad de exportación.

En esta fecha 1 solo un jugador mexicano sobresalió en nueve partidos: Javier Aquino, quien sin duda fue clave para Tigres en su victoria contra Morelia. El resto de los partidos, los protagonistas en goles y hasta debajo de los tres palos, fueron extranjeros.

Y fueron tres extranjeros quienes anotaron los goles de Santos en su victoria ante Chivas, por 3 a 0.

El técnico Tomás Boy cumplió su décimo partido con el Rebaño y parece haber pasado una eternidad desde que se dio a conocer su contratación y el gran compromiso que el ‘Jefe’ se echaba a cuestas. Para muchos una misión imposible, un barco difícil de enderezar.

LEER | Atlético San Luis, el equipo que podría dar la sorpresa en la Liga MX... e incluso ser campeón

De esos diez encuentros sólo se ganaron dos, ante León en temporada regular y contra Pioneros de Cancún, equipo para el que fue necesario buscar en internet para comprobar que existe.

La crisis de Chivas es evidente desde hace más de un año, en la que se han mezclado temas extradeportivos. La naturaleza de cualquier organismo funciona prácticamente en cualquier tipo, si la cabeza no anda bien, el resto del cuerpo no funciona a la perfección. Problemas familiares y de salud se reflejan en el accionar del equipo tapatío que parece no recordar que ya terminó la pre temporada.

Tomás Boy tras el encuentro en que Chivas cayó 3 a 0 ante Benfica. / Foto: Getty Images
Tomás Boy tras el encuentro en que Chivas cayó 3 a 0 ante Benfica. / Foto: Getty Images

¿Es momento para que Chivas haga a un lado una regla que ha sido una característica ineludible en su organización? ¿Chivas debería contratar extranjeros?

La pregunta no solo la hacemos nosotros. Analistas deportivos y sobre todo la afición han levantado la voz, ya sea para pedir un cambio radical o solo para llamar la atención ante la innegable desventaja que se aprecia al jugar con un equipo remendado con jugadores mexicanos.

Y no se trata de subestimar al jugador nacional. México es un buen semillero de futbolistas que llaman la atención por sus funciones en cualquier sector de la cancha. Si la producción de figuras no es cuantiosa, es por las circunstancias en las que se desarrollan los futbolistas en nuestros país.

LEER | El estadio en México que no te deja beber una cerveza... mínimo 6

Pero otras circunstancias, como el favorecer la contratación de extranjeros en lugar de la formación de nacionales, son las que dañan más el andar de un equipo que se aferra a algo que es irreal y que tristemente vemos hasta en nivel selección. Simplemente es difícil armar una oncena competitiva con elementos únicamente mexicanos.

Nos encantaría ver a unas Chivas ganadoras como las de hace más de dos años, sea bajo el mando de un argentino o un mexicano. Pero también disfrutamos encuentros como el América contra Monterrey, también de la jornada 1, en el que se anotaron seis goles, todos de manufactura sudamericana.

Por cierto, América es uno de los equipos que se caracteriza por su necesidad de contratar extranjeros, pero también es de los clubes que más jugadores mexicanos ha formado en los últimos años. La inclusión de extranjeros no es sinónimo de coartar la formación de valores en fuerzas básicas.

Recién comenzó el torneo y la cuesta que debe subir Chivas para hacer una temporada decorosa y no descender luce más que difícil. Oribe Peralta, quien ingresó al minuto 64 contra Santos, comentó a su llegada al Rebaño que estaban enfocados en la liguilla. Parece que nadie le dijo que deberían estar preocupados por el descenso.

Oribe Peralta. / Foto: Getty Images
Oribe Peralta. / Foto: Getty Images

Cabe mencionar que Peralta, un jugador de 35 años de edad y con el retiro en la mente, fue la contratación “bomba” de Chivas para estos torneos.

La situación de Chivas recae en los Vergara, en Tomás Boy, en los jugadores, en todos los involucrados a la organización y hasta en la Federación Mexicana de Fútbol, que crea y permite reglamentos. Cambios y sustituciones no ayudarán al equipo a superar la crisis si estos son los mismos temporada tras temporada.

Es triste pensar que un espejo de la realidad del futbolista ‘hecho en México’ sea la situación del Guadalajara. Por favor, Chivas, que pagar la permanencia al final de los dos torneos no sea el único camino para seguir en la Primera División.

Qué leer a continuación