11 ciclistas para seguir en el Giro de Italia

Vincenzo Nibali, con el trofeo como ganador del Giro de Italia, 2016 / Eurosport.

El viernes 5 de mayo se dará la salida, en Alghero (Cerdeña), de la edición número 100 del Giro de Italia. De ahí que sus organizadores lo hayan renombrado como el “Giro del centenario”. Domenico Pozzovivo (AG2R-La Mondiale), uno de los 197 ciclistas que formará parte del pelotón, lo ha definido muy bien: “No es sólo un evento deportivo. Es también la síntesis y la historia cultural y social de la evolución de mi país en el siglo pasado”.

En total, serán 21 etapas en las que se disputarán el maillot rosa y el trofeo senza fine, que distinguen al campeón. De los tres primeros lugares del podio en 2016, solo estará el ganador, Vincenzo Nibali (Bahrain-Merida). Por afrontar otros programas dentro del calendario ni Esteban Chaves (Orica-Scott) ni Alejandro Valverde (Movistar) están en la lista de inscritos. Pero, ¿quiénes son los favoritos y quiénes son los ciclistas a los que no hay que perder de rueda?

Vincenzo Nibali: Es el campeón actual de la carrera. La ganó en 2013 y 2016 vistiendo los colores del Astana, el equipo de Kazajistán, que maneja el exprofesional Alexandre Vinokourov. Para este Giro, el ‘Tiburón’ Nibali llega renovado, vistiendo el maillot del Bahrain-Merida. Un equipo hecho a su medida, con una guardia encabezada por los veteranos Franco Pellizotti y Enrico Gasparotto. Aunque su rendimiento no ha sido estelar al comienzo de la temporada, ganó por un pequeño margen el reciente Tour de Croacia. Se encuentra muy motivado porque la prueba visita su isla, Sicilia, y una etapa arriba a su ciudad natal, Messina.

Nairo Quintana, al pasr la línea de meta en el terminillo, durante la cuarta etapa de la pasada Tirreno-Adriatico. EFE/EPA/DARIO BELINGHERI

Nairo Quintana: El ciclista colombiano decidió hacer el doblete Giro-Tour este año. El de Cómbita quiere fijar su nombre en la historia y, como tal, es el máximo favorito para muchos de los expertos. Ganador de la edición de 2014, con una gran demostración de fuerza, sacrificio y equipo, el líder del Movistar afronta la edición centenaria de la carrera dispuesto a ocupar el lugar más alto en el podio. Tendrá en el costarricense Andrey Amador, (ganador de etapa en 2012, cuarto en 2015 y vestido de líder en 2016) su lugarteniente de confianza. En esta temporada ya ha sumado a su palmarés la Vuelta a la Comunidad Valenciana y la Tirreno-Adriático.

Tom Dumoulin: A sus 26 años, el ciclista de Maastricht, que fue líder del Giro en 2016, espera salirse de una vez por todas de su rol como gran hombre contra el cronómetro, para volver a Italia y confirmarse de una vez por todas como un corredor para disputar grandes vueltas. Rodeado de una estructura como el Team Sunweb, con estandartes todo terreno como Laurens Ten Dam y Wilco Kelderman, Dumoulin quiere recuperar las piernas que le llevaron a disputar la Vuelta a España de 2015 y echar página a un 2016 en el que abandonó en el Giro, el Tour y el Mundial de Ruta.

Steven Kruijswijk: Si algo quiere olvidar el holandés del Lotto NL-Jumbo, con su participación este año en el Giro del centenario, es el descenso de Col Agnel. En 2016, vistiendo el maillot rosa, a dos días del final, cayó por el suelo y con él rodaron sus ilusiones de su título. Llega a Cerdeña para tomar revancha y no esconde sus ambiciones: “Todo el mundo sabe que vengo al Giro a subir al podio. Haré todo lo posible”. Fue cuarto en 2016 y séptimo en 2015. El belga Jurgen Van Den Broeck será su brazo derecho en el equipo.

Geraint Thomas, Team Sky. EFE/EPA/DARIO BELINGHERI

Geraint Thomas: Con Chris Froome buscando la forma para el Tour de Francia en otras pruebas, es el momento de que el galés volador asuma en una gran vuelta los galones de líder del todopoderoso Sky, de Sir David Brailsford. Y nada mejor que el Giro. La estadística dice que el reciente ganador del Tour de los Alpes ha participado dos veces en la carrera: en 2008, con el Barloworld, ocupó la casilla 118; y en 2012, ya con el equipo inglés, hizo el puesto 80. Los tiempos han cambiado y Thomas ha madurado como un ciclista de temple, prueba de ello es que ha sido ganador en 2016 de la Vuelta a Algarve y de la Paris-Niza. El español Mikel Landa, tercero del Giro 2015 y ganador de dos etapas, compañero de Thomas, será un as bajo la manga que pueda jugarse Brailsford en determinado momento.

Bob Jungels: Luxemburgo es un pequeño país que de cuando en vez le brinda al pelotón internacional una gran estrella. François Faber, Charly Gaul, Andy Schleck son ejemplo de ello. Ahora es el tiempo de Bob Jungels. Un ciclista que ha ascendido en su carrera. Sexto el año pasado en el Giro, el joven de 24 tiene como su punto fuerte las etapas contrarreloj, pero también se defiende muy bien en otros terrenos, valor que lo hace líder del Quick-Step Floors y que se haya ganado la confianza de Patrick Lefevere para ser su carta de cara a las grandes de vueltas. El Giro centenario será un buen examen para vislumbrar hasta donde puede llegar.

Bauke Mollema: Hay que retroceder hasta 1988 para encontrar un holandés haciendo parte del podio en el Giro. Entonces, Erik Breukink ocupó el segundo lugar. En su única participación hasta ahora, Bauke Mollema hizo puesto 12, en 2010. El ciclista de Groninga, de 30 años, espera superar esas dos actuaciones y ocupar por primera vez, para Holanda, el primer lugar. Un hito para el país de las bicicletas. Mollema, que se defiende bien en la media y alta montaña y tiene buenas actuaciones contra el cronómetro, lidera al Trek-Segafredo. El equipo de las bicicletas estadounidenses y las máquinas de café italianas.

Thibaut Pinot, de FDJ. Picture Supplied by Action Images.

Thibaut Pinot: Junto con Romain Bardet y Julien Alaphilippe, Pinot es la esperanza que tienen los franceses para ocupar el vacío que dejó Bernard Hinault y volver a ganar una de las tres grandes vueltas. El líder del FDJ debuta en el Giro de Italia teniendo como cartas de presentación el tercer lugar del Tour de Francia en 2014 y el primero del Critérium Internacional de 2016. Gran escalador y buen contrarrelojero, su punto débil radica en los descensos. Falencia sobre la que su directores, los hermanos Madiot: Marc e Yvon, han tenido que trabajar de manera física y mental. El giro será un listón que el ciclista de Mélisey deberá sobrepasar.

Tejay Van Garderen: Otro que debuta en el Giro de Italia, es el corredor líder del BMC. A sus 28 años, el estadounidense de Tacoma, busca consolidar su prestigio en el pelotón. Dos quintos lugares en el Tour de Francia, 2012 y 2014, y un primer puesto en el Tour de California, 2013, le dan cartel para ser una de las ruedas a seguir en el Giro centenario. No solo tendrá que luchar contra sus rivales sino contra él mismo y su fijo día malo en una gran vuelta. Si sale avante, Van Garderen tendrá muchas opciones de ser el segundo representante de EE.UU: en llevarse la “maglia rosa”. El primero fue Andrew Hampsten, en 1988.

Ilnur Zakarin: Desde que Eugeni Berzin, en 1994, escribiera su nombre como ganador del Giro de italia, Rusia ha sentido devoción hacia la carrera rosa. Luego le sucedieron Pável Tonkov, 1996, y Denis Menchov, 2009. Por eso, toda la atención del país de las matrioskas está centrada en lo que pueda hacer el volátil Zakarin. El bueno del Ilnur se presenta con etapas ganadas en Giro y Tour y la general del Tour de Romandia, en 2015 -por encima del mismo Chris Froome-. Con piernas para ganar más y cabeza para borrarlo todo, el ciclista tártaro se presenta luciendo la K en su maillot del Katusha-Alpecin, pero la verdad es que le sentaría más un gran signo de pregunta. Sí, como el Enigma, el enemigo de Batman. Para el Giro, Zakarin es una gran interrogación.

Adam Yates: El objetivo del ciclista británico está claro dentro de la carrera: emular o estar cerca de lo que hizo su compañero Esteban Chaves en el Giro de 2016 (fue segundo). Shayne Bannan, manager general del Orica-Scott, confía plenamente en su pupilo, que ya ganó la clasificación de los jóvenes (maillot blanco) y fue cuarto en el Tour de Francia de 2016. Para ello ha reconocido etapas claves junto a sus compañeros. Tendrá en los españoles Rubén Plaza y Carlos Verona dos puntales para facilitar su trabajo en la montaña. Si su cuerpo le da para llegar con fuerza a la tercera semana, Yates puede ser un hombre a tener en cuenta para el podio final.

También te puede interesar:

Unzué: “Quintana corre el Giro de Italia para ganarlo”

Bienvenidos al “Infierno del norte”

La nueva amenaza de los “escarabajos”

El mejor ciclista del mundo

La ‘fiebre amarilla’ de Quintana