Kim Moon-hwan y el 'caño' que le hizo a Neymar con el que se ganó el Mundial de Qatar 2022

Neymar no pudo evitar que Kim Moon-hwan le pasara la pelota por en medio de las piernas  (Photo by Alex Pantling/Getty Images)
Neymar no pudo evitar que Kim Moon-hwan le pasara la pelota por en medio de las piernas (Photo by Alex Pantling/Getty Images)

Neymar está muy acostumbrado a hacerle maldades a sus rivales. Esa ha sido su esencia desde que lo conocemos. Pero Qatar 2022 brindó la oportunidad de ver un hecho inaudito: se comió un caño monumental. El mago cayó víctima de un acto de magia que él en tantas ocasiones ha propinado a los defensores que afanosamente intentan quitarle el balón.

El partido ya estaba más que ganado para el equipo de Tite, pero Corea del Sur quiso perder con nobleza y no solo se fueron con todo a buscar el gol del descuento, también aprovecharon sus últimos momentos mundialistas en Qatar para dibujar una escena que se recordará por siempre. Todo fue obra del defensor Kim Moon-hwan, que tenía el balón por el flanco derecho y sintió la presión de Neymar tras de sí. Parecía que podía perder el balón, pero improvisó y logró que el esférico pasara por en medio de las piernas del 10 brasileño. Habrá de guardar esa jugada para siempre en su memoria y para contarla por el resto de sus días a amigos, familia, conocidos y desconocidos.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Al final, el astro salió de cambio minutos después de la jugada, para darle descanso luego de la lesión que le privó de estar en los dos últimos partidos de Fase de Grupos. Se fue con el gusto de haber marcado un penal impecable y de colaborar de manera decisiva para el triunfo de Brasil, equipo más fuerte que antes y que ya tiene a Croacia en el horizonte como rival de Cuartos de Final.

Pero Neymar, pese a las luces que hoy le acompañaron, tampoco podrá escapar de la ironía: un defensa le hizo al truco que él se ha cansado de aplicar, una cucharada de su propio chocolate. A nadie le hace daño una dosis de vez en cuando, ya tendrá tiempo para tomar su revancha con quien se deje.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

La impresionante revolución de los zapatos de fútbol: de clavos a chips de alta tecnología