La "mala costumbre" de Messi y todos sus goles en la Champions

Johani Ponce
El argentino del Barcelona Lionel Messi celebra su anotación ante el Apoel Nicosia, por la Liga de Campeones, el 25 de noviembre de 2014 en Nicosia. (AFP | SAKIS SAVVIDES)
El argentino del Barcelona Lionel Messi celebra su anotación ante el Apoel Nicosia, por la Liga de Campeones, el 25 de noviembre de 2014 en Nicosia. (AFP | SAKIS SAVVIDES)

 

Lionel Messi nos tiene acostumbrados a grandes cosas, más bien malacostumbrados a la excelencia. Es paradójico que en este año 2014 se asegure, sin mucha responsabilidad, que el crack argentino está atravesando un bajón. Además se dice que es pecho frío y que el Balón de Oro fue un galardón que no debería haber recibido. Lo del Balón de Oro quizás es cuestionable, pero es una realidad. Una realidad tan tangible como el peso del trofeo en sí. Un criterio importante fue lo manifestado por Michel Platini. El presidente de la UEFA dijo que el merecedor de un Balón de Oro, en el año de un Mundial, debe ser un jugador que haya integrado las filas del campeón. Lo cierto es que la decisión ya no tiene vuelta atrás y el rosarino acumula un trofeo más en su vitrina personal.

Los números no mienten

Los números no mienten y cuestionar a Messi en la temporada de la Liga española 2014-2015 es un hecho simplemente descabellado. Messi ha marcado 10 goles en 12 jornadas, se convirtió el en el máximo goleador de la historia de la Liga superando un récord que se mantenía vigente desde hace casi seis décadas y para cerrar con broche de oro una de las semanas más importantes de su carrera, superó el registro de Raúl (71 goles) en la Champions alcanzando las 74 anotaciones.

Lionel Messi, del Barcelona, celebra con sus compañeros luego de anotar el cuarto tanto de su equipo en el partido de la Liga de Campeones de Europa disputado el martes 25 de noviembre de 2014, frente al AOEL en Nicosia, Chipre (AP Foto/Petros Karadjias)
Lionel Messi, del Barcelona, celebra con sus compañeros luego de anotar el cuarto tanto de su equipo en el partido de la Liga de Campeones de Europa disputado el martes 25 de noviembre de 2014, frente al AOEL en Nicosia, Chipre (AP Foto/Petros Karadjias)

Un segundo nunca es un fracaso

En cuanto a la selección argentina no se puede minimizar un subcampeonato del mundo. Si de 32 selecciones solo llegan dos a la gran final, ese logro no puede ser catalogado como un fracaso. Como lo aseguró el mismo Messi, si hubiera marcado ante Alemania la historia hubiera sido diferente y esas criticas se hubieran transformado en pomposos halagos para un jugador que será difícil de superar en los años venideros.

Recordar es vivir

Recordar es vivir y aunque la alegría de un gol solo alcance un segundo, a través de los tantos de “La Pulga” en la Champions, podremos entender un poquitín más por qué el fútbol es el deporte más bello del mundo. Una de las respuestas es Messi, quien a sus 27 años ya es una leyenda viviente y a quien le pedimos que nos siga malacostumbrado con sus genialidades.

 TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Messi supera marca goleadora de Raúl en la Champions

Cristiano Ronaldo desmiente que insulte a Lionel Messi

El Celta se viste de aguafiestas para Messi y el Barça