Louise Brough, la reina de la pista central de Wimbledon

Yahoo Deportes
Louise Brough / Foto: Twitter @postobits
Louise Brough / Foto: Twitter @postobits

La tenista estadounidense Louise Brough fue la reina de la pista central de Wimbledon en la década de los 40 y los 50. Conquistó cuatro trofeos en categoría individual, cinco en dobles y, en dobles mixtos, otros cuatro.

Althea Louise Brough Clapp, conocida por sus fans por su nombre de soltera, pronunciado como “Bruff”, nació en Oklahoma, pero con sólo 4 años se mudó con su familia a Beverly Hills. Allí fue donde empezó a jugar al tenis en las canchas públicas de Los Angeles.

Louise destacó muy rápido. A los 13 años, siguiendo a La Vanguardia, sus padres le regalaron una clase con Dick Skeen, uno de los mejores tenistas del momento, y quedó prendado de ella. Seguramente, fue su tenis agresivo y directo lo que le cautivó.

En 1941, se convirtió en campeona junior de los Estados Unidos y, al año siguiente, ya alcanzó la final del US Open absoluto. Perdió la final ante Pauline Betz, pero significó un salto enorme en su carrera. En Forest Hills ganó 17 títulos en los 20 años que participó, pero tan sólo uno individual con cinco finales perdidas a las espaldas.

Sobre el US Open llegó a afirmar: “No me gustaba nada el torneo, con las instalaciones con aquellos largos pasillos. Nunca me sentí cómoda en Forest Hills”. De hecho, donde más cómoda se sintió en una pista fue en Wimbledon, fuera de su país. En el All England Club parecía invencible: entre 1948 y 1950 disputó todas las categorías del campeonato, ganando 50 de los 51 partidos que jugó.

Como informa Wimbledon.com, Brough, en 1948 y 1951, ganó las tres finales consecutivas, con únicamente 15 minutos de descanso entre una y otra. Nadie en la historia lo ha hecho jamás. En 2003, durante la celebración del US Open, muchos tenistas masculinos se quejaban por tener que jugar cuatro días seguidos. La respuesta de Brough, según The Sydney Morning Herald, fue: “Pienso que son como niños pequeños”.

A su vez, Louise Brough pasó a la historia por ser la primera mujer en ganar Wimbledon y el Open de Australia en un mismo año, en 1950. Ese mismo año, con toda la pista central inglesa rendida a sus pies, fue recibida en el salón de la cena oficial con la canción “Louise”, de Maurice Chevalier.

Lo cierto es que en la hierba de Wimbledon dejó una huella imborrable con partidos inolvidables ante su compañera de dobles y máxima rival, Margaret Osborne duPont. El Independent recoge las palabras que dedica Bud Collins, respetado historiador del tenis, en su “Enciclopedia del Tenis” a la relación que había entre ambas: “Una rubia esbelta de un 1,71 metros, tranquila, pero una asesina cuando en la zona izquierda junto a duPont. A pesar de su cercana amistad y compañerismo, eran grandes rivales en individuales y las victorias más difíciles de Brough en Wimbledon fueron a tres sets frente a duPont en 1949 y 1950″.

Louise Brough dejó de competir cuando contrajo matrimonio con el odontólogo Alan Clapp, pero nunca se desligó del tenis. Nos dejó en 2014, pero antes participó en la formación de tenistas junior durante 20 años, además de aparecer ocasionalmente en torneos de veteranos, en los que tampoco dejó de ganar.

Por Borja González

También te puede interesar:

Juega el US Open cinco años después de estar en coma

Tim Don volverá a competir gracias a una tortura medieval

Cierran un campo por insultos machistas a una árbitra

Qué leer a continuación