Juegos Olímpicos: Historias de boicots

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·2  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Los Juegos de Moscú de 1980 estuvieron marcados por el mayor boicot de la historia olímpica. (Jean-Yves Ruszniewski/TempSport/Corbis/VCG en Getty Images)
Los Juegos de Moscú de 1980 estuvieron marcados por el mayor boicot de la historia olímpica. (Jean-Yves Ruszniewski/TempSport/Corbis/VCG en Getty Images)

¿Crees que los deportes no están relacionados con la política? En los Juegos Olímpicos, eso no es del todo cierto. En sus más de 100 años de historia, los Juegos Olímpicos modernos se vieron afectados por varios boicots, principalmente por razones políticas. Esta lista contiene algunos de los más famosos.

Melbourne, 1956

El primero fue en los Juegos Olímpicos de Melbourne, en 1956. Los ataques israelíes, británicos y franceses al Canal de Suez provocaron que Egipto, Irak y Líbano renunciaran a su participación en los Juegos. España, Holanda y Suiza también boicotearon el evento debido a la invasión de Hungría por parte de la Unión Soviética.

Los Juegos Olímpicos de Montreal también sufrieron boicots. Treinta y dos países se retiraron de los Juegos cuando el Comité Olímpico Internacional se negó a prohibir la participación de Nueva Zelanda porque su equipo nacional de rugby había realizado una gira por Sudáfrica bajo el régimen del Apartheid. China y Taiwán también se negaron a participar en los Juegos por una disputa diplomática con Canadá que obligaba a los atletas taiwaneses a competir bajo la bandera taiwanesa.

Moscú, 1980

En los Juegos Olímpicos de Moscú se produjo el mayor boicot de la historia. El mundo vivía bajo la amenaza de la Guerra Fría, y se esperaba cierto nivel de tensión por el evento. Para protestar por la invasión de Afganistán por parte de la Unión Soviética en 1979, el presidente estadounidense, Jimmy Carter, anunció que Estados Unidos no participaría en los Juegos. Otros 62 países capitalistas siguieron su ejemplo. Esto hizo que los Juegos Olímpicos de 1980 tengan el menor número de participantes desde 1956. Con menos competencia, los anfitriones dominaron completamente el medallero con 80 oros y casi 200 medallas en total.

Los Ángeles, 1984

Toda acción genera una reacción. Alegando que la seguridad para los atletas no era suficiente en los Juegos de Los Ángeles, la Unión Soviética y sus 14 estados satélites boicotearon los Juegos. Los países del bloque soviético organizaron los Juegos de la Amistad ese mismo año como una especie de “olimpiadas alternativas”. Con la Unión Soviética ausente, Estados Unidos dominó el medallero con un total de 83 oros.

Seúl, 1988

Los primeros Juegos en los que participaron al mismo tiempo Alemania Occidental, Estados Unidos y la Unión Soviética en más de una década también tuvieron lo suyo. Corea del Norte quería ser sede de algunos de los Juegos Olímpicos de Seúl de 1988 y tener sus propias ceremonias de apertura y clausura. Tras negociaciones infructuosas con el Comité Olímpico Internacional, optaron por boicotear los Juegos. Cuba, el aliado político de Corea del Norte, también boicoteó el evento.

También debes ver:

Cómo criar a un atleta olímpico: Annia Hatch, una gimnasta extraordinaria

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.