Cuando el ‘jefe’ LeBron habla, algo va a suceder

Hay pocas cosas peores que ser regañado por tu jefe cuando haces algo mal en la oficina. No importa el negocio en el que estés, ya sea cocinando hamburguesas, en la bolsa de valores, en un despacho si eres un jugador de basquetbol profesional. Es terrible cuando alguien te echa en cara lo mal que lo estás haciendo y que no estás poniendo todo el esfuerzo que deberías dedicar a ello.

Vale decir que LeBron James no es el jefe dentro de la organización de los Cleveland Cavaliers, pero cuando se trata de liderar a sus compañeros, tanto en la duela como fuera de ella, sí lo es. Si no se han dado cuenta hasta ahora, el rumbo de los Cavs va de la mano con la manera en la que anda LeBron.

 

AP

 

Si él está contento con la manera en la que está jugando el equipo, también el resto lo estará, incluyendo a sus propios compañeros, entrenadores e incluso a los directivos. Pero, ¿qué pasa si no es el caso? Tengan cuidado. El roster del equipo luce muy diferente a como se veía a inicios de la temporada, y pueden atribuírselo a los comentarios de James a mitad de temporada, acerca de querer mejores jugadores en el equipo, aquellos que pudieran resolver mejor.

En este momento, los Cavaliers siguen al frente en los standings en la Conferencia del Este, con la posición número 1, pero los Celtics de Boston y los Washington Wizards les están respirando en la nuca, y ya se palpa la ansiedad en Cleveland. Y eso se originó por una pésima actuación del equipo la noche del miércoles, al perder un partido en gira ante los Denver Nuggets.

 

AP

 

En realidad jugaron tan mal, especialmente a la defensiva, que LeBron regañó a sus compañeros y les dijo que necesitaban desarrollar más dureza si es que Cleveland quería tener alguna oportunidad de repetir como campeón de la NBA en los Playoffs.

Y, ¿qué pasa ahora? Bien, esta no es la primera vez que LeBron regaña a sus compañeros públicamente. En las últimas temporadas, se ha dado a la tarea de decirle a sus compañeros de equipo que están jugando muy mal y que quiere que lo hagan mejor. Y parece que siempre han respondido de manera diferente. Les mostraremos algunos ejemplos de las veces que han sucedido los regaños.

 Fecha: 13 de noviembre de 2015

LeBron dijo: Luego de que los Cavs se pusieron abajo por 7 puntos ante los Knicks al medio tiempo, James juntó a sus compañeros al inicio del segundo medio y les preguntó: ¿hijos de la chingada, quieren jugar?

¿Cómo respondieron los Cavs? Le ganaron a los Knicks en la segunda mitad.

 

 

Fecha: 14 de noviembre de 2015

LeBron dijo: Luego de una derrota temprano en la temporada ante los Bucks, LeBron trató de prender a su equipo al incluirse en el asunto y decir “no somos un gran equipo en este momento, creo que somos un buen equipo, esperamos ser uno mejor, y no lo somos, debemos mejorar en cada faceta del juego y me refiero a cada una de las facetas del basquetbol”.

¿Cómo respondieron los Cavs? Perdieron un partido tres días después ante los Pistons, lo que llevó a otra cosa

 

 

 

Fecha: 17 de noviembre de 2015

LeBron dijo: Tras caer en juegos consecutivos, James reiteró algunas cosas que había dicho en el partido pasado. “No hemos hecho nada, no hemos ganado nada, perdimos las Finales, así que esa es suficiente motivación para mí. Creo que necesitamos entender eso. Como que perdimos las Finales. No ganamos. Y el equipo que nos ganó se ve más hambriento que nosotros. Y no debería ser así”.

¿Cómo respondieron los Cavs? Regresaron a casa para derrotar a Milwaukee en el siguiente partido.

 

 

 

 

Fecha: 25 de noviembre de 2015

LeBron dijo: Luego de que los Raptors superaran 31-16 a los Cavaliers en el tercer cuarto para ganarles en casa, LeBron cuestionó la dureza mental de su equipo. “Todo está en la mente y cómo te enfoques. Viene de adentro, siempre lo he tenido claro. Así que, lo tienes o no lo tienes”.

¿Cómo respondieron los Cavs? Ganaron sus siguientes dos partidos, ante los Hornets y los Nets, antes de volver a padecer con tres derrotas seguidas.

 

 

 

Fecha: 8 de octubre de 2016

Lo que dijo LeBron: Después de vencer a los 76ers en un partido de pretemporada, James se vio obligado a recoger la ropa sucia que sus compañeros dejaron en el vestidor para él mismo llevarla a la lavandería. Le pidió a sus compañeros que no volvieran a dejar un desastre en el vestidor de nueva cuenta. “Espero sólo tener que decirlo una vez: no pueden volver a dejar así el vestidor”.

¿Cómo respondieron los Cavs? Pues… es altamente probable que se hayan vuelto más ordenados, pues LeBron no ha vuelto a hablar del tema.

 

 

 

Fecha: 23 de enero de 2017

Lo que dijo LeBron: Luego de perder con los Pelicans y pero segunda ocasión seguida, LeBron regañó a toda la organización de los Cavaliers y dijo que se necesitaba hacer cambios, porque la cuota de talento en el equipo no era suficiente en el equipo. “Es como cuando no tienes jugadores, es duro, el pinche desgaste de la temporada regular. Somos un equipo muy pesado, tan pesado como una mierda”.

¿Cómo reaccionaron los Cavs? Perdieron su siguiente juego pero luego ganaron 10 de los 12 siguientes. Además, añadieron varios jugadores nuevos al equipo el mes siguiente para prepararse de cara a los Playoffs, que están por empezar.

 

 

La pregunta ahora es ¿cómo van a responder los Cavaliers esta ocasión? La mayor parte del tiempo las cosas han ido bien cuando LeBron ha levantado la voz para hacerse escuchar y dejar claro que se necesita mejorar, un nuevo rumbo. Los siguientes partidos, ante Washington, San Antonio, Indiana y Boston, van a demandar bastante de los Cavs.

También te puede interesar:   

Encuentran en México el jersey robado de Tom Brady en el Super Bowl

Adriana Lima cambia a Julian Edelman por Matt Harvey

Momento de aclaración: No todos los periodistas mexicanos y latinos somos así