Desde la redacción

El zaragocista Juan Muñoz rinde tributo a Nayim con un golazo antológico

Hay goles que sirven para empatar pero valen más que un punto. Hay tantos excelentes a los que el contexto los hace sencillamente especiales. Es justo lo que ha ocurrido en Zaragoza con el golazo, enorme globo desde mitad de la cancha, de Juan Muñoz. Ese gesto de calidad técnica sublime tan solo les ha servido a los maños para sumar un punto, que haya sucedido justo el día en que Nayim cumplía 50 años les ha servido para reparar su orgullo. Se siguen marcando golazos en Zaragoza.

En la final de la Recopa del año 1995, Nayim consiguió uno de los tantos más icónicos en las historia del fútbol español al batir a David Seaman conuna volea desde el centro del campo. Dos décadas después de aquelñ felicísimo hito para los zaragocistas, un jugador del equipo han honrado a Nayim por partida doble. Imitando su estilo para firmar uno de los mejores tantos de la jornada. 

El delantero sevillano controló la pelota con el pecho, se giró en mitad de la cancha y la mandó a dormir a una red que divisó a más de 50 metros. No jugó bien Muñoz y tampoco el Zaragoza, que se dejo empatar y a punto estuvo de caer frente al Mallorca, pero la jugada de Muñoz se recordará durante muchos años.  

También te puede interesar:

Ignacio Camacho, un intruso de lujo en el mejor once de la liga

Lucas Vázquez y los mejores revolucionarios de Europa

Amine Harit: el mejor regateador de Francia tiene 19 años y juega en el Nantes