La apuesta definitiva del único español en la WWE es extrema y enmascarada

·4  min de lectura
Axiom es el nuevo personaje de Carlos Ruiz, antes conocido como A-Kid. El primer español en firmar con la WWE apuesta por este arriesgado alter ego enmascarado en la marca amarilla, NXT.
Axiom es el nuevo personaje de Carlos Ruiz, antes conocido como A-Kid. El primer español en firmar con la WWE apuesta por este arriesgado alter ego enmascarado en la marca amarilla, NXT.

Carlos Ruiz, más conocido como A-Kid (Anonymous Kid –El niño anónimo-), fue el primer español en firmar con la WWE, la empresa de lucha libre profesional por excelencia. Se hizo un nombre en NXT UK, la ‘sucursal’ británica de la compañía y se ganó una oportunidad en NXT, la marca de ‘formación’ ya en Estados Unidos. Sin embargo, la vida de A-Kid en tierra de barras y estrellas no ha sido muy larga y el madrileño ha dejado atrás su personaje de toda la vida para convertirse en Axiom, una arriesgada apuesta de futuro.

“Cuando era un niño, los comics fueron mi escape para la realidad”, se presentaba en sociedad Axiom. “Aprendí a pelear. Me preguntaba si podría emular a mis ídolos. Pasar de las páginas a la realidad. Ser todo lo que siempre quise ser. Podría ser mi propio superhéroe”. Un vengador a quien la máscara le mantiene en el anonimato porque “esto no es sobre mí, sino sobre los demás”. Dicho de otro modo, Carlos Ruiz tiene un nuevo personaje que perfectamente podría ser él mismo.

Estamos hablando de un superhéroe matemático encarnado por alguien que, antes de ser wrestler, era profesor de matemáticas y que además es un auténtico fanático de los cómics en la vida real. Axiom le viene como anillo al dedo, y para colmo su indumentaria se da un aire a la del Spiderman más actual, que curiosamente es uno de los ídolos de un Carlos Ruiz que se la juega con este personaje.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver una publicación de Twitter no disponible por tus preferencias de privacidad

En NXT, si no tienes un personaje estás perdido, o mejor dicho, pronto caerás en el olvido y eso te condenará en la empresa. Pero con eso no es suficiente. El personaje lo tiene que desarrollar cada uno y el hombre dentro de Axiom tiene todo lo necesario para hacerlo. Técnicamente es un monstruo, pero además sabe vender la moto. Es un personaje que se puede trabajar bien porque ha trasladado su vida real al cuadrilátero.

Además, Axiom cuenta con un factor muy importante a su favor. Es uno de esos superhéroes que no debería tardar en encandilar a los más pequeños, con todo lo que esto conlleva. Merchandising, ventas, fans, followers… No hace falta explicar más. En un momento en el que las películas de Marvel y DC generan tanto dinero y tienen tantos seguidores, Axiom lo tiene todo para ser un superhéroe de carne y hueso, tangible, que no se queda en la pantalla.

Sin embargo, esta gran apuesta tiene un riesgo muy grande, al mismo tiempo que un reto bastante complicado. En un momento en el que no quedan demasiados luchadores enmascarados, y en el que los pocos que había han tendido a descubrir su rostro (Andrade 100 Almas, Genérico, Legado del Fantasma…), A-Kid se vuelve todavía más anónimo y se tapa la cara.

Si exceptuamos el caso del mítico Rey Mysterio, normalmente los luchadores enmascarados no han triunfado en la WWE, pero es que éste está más cerca de la retirada de lo que muchos aficionados quieren asumir y, a lo mejor, no sería del todo descabellado pensar que Axiom podría convertirse en su heredero. En una entrevista que hicimos a A-Kid en Yahoo! Deportes, Carlos confesó que uno de sus sueños era hacerle un 619 al propio Rey Mysterio. Es decir, hacerle su propio movimiento estrella a uno de sus ídolos de la infancia. Al mismo ídolo cuyo testigo quizás esté llamado a recoger.

Todo dependerá del booking y del público. Dicho de otro modo, de la cancha que le de la empresa y de la acogida de los fans, y de momento parece que va a ir por el buen camino. Su primer combate fue toda una declaración de intenciones: movimientos de altos vuelos, poses de superhéroe, victoria… Aunque sea en NXT, la WWE le ha preparado una entrada al ring de mucha calidad y le ha vendido bien. Si consigue funcionar en la marca amarilla, no debería tener problemas en dar el salto al roster principal y hacerse un sitio. De momento ya se puede decir que han invertido en él, así que lo suyo sería que Axiom tuviese una continuidad, por mucho que ya haya llegado bastante más lejos de lo que algunos podrían imaginar.

Sin querer meter presión al luchador, el personaje de Axiom está llamado a triunfar o a pegarse un batacazo, y esperemos que sea lo primero. Es una idea original al tiempo que un tanto extrema, pero a Carlos Ruiz no le falta personalidad y carisma. Es un babyface de manual, un high-flyer de calidad y los niños van a bancarle. Y no olvidemos que el público infantil es el que más merchandising mueve. Dicho esto, y pese a que muchos ya no seamos tan niños, ya somos de Axiom.

Vídeo | Un luchador de wrestling salta desde el primer piso de un centro comercial durante un combate

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.