Zona "fan fest" del Mundial regresa a la normalidad tras caos en la jornada inaugural

Foto de archivo del "Fan Fest" del Mundial de Qatar en el Al Bidda Park, Doha

Por Rohith Nair y Yara Abi Nader

DOHA, 21 nov (Reuters) - Un día después de que el caos empañara la noche inaugural del "fan fest" del Mundial, los organizadores parecían haber aprendido la lección y agilizaron el proceso de inscripción antes del partido del lunes entre Inglaterra e Irán.

El choque del domingo entre el anfitrión Qatar y Ecuador tuvo miles de aficionados tratando de ingresar al lugar con capacidad para 40,000 personas, pero el lunes los organizadores les permitieron acceder a través de múltiples puntos de entrada para administrar mejor el flujo.

"Es bueno, han controlado todo, porque sabes muy bien que estuvo muy concurrido (ayer). Lo manejaron bien, así que estoy feliz ahora, es muy libre", dijo un aficionado llamado Kirish.

El "fan fest" se realiza en Al Bidda Park, una gran extensión de espacio verde con el imponente horizonte de Doha dominando el fondo.

Una pequeña multitud ya se había reunido alrededor de la pantalla gigante y el escenario antes del inicio mientras los cantantes los mantenían entretenidos, pero rápidamente el aforo aumentó de tamaño minutos antes del inicio del partido.

Un aficionado inglés llamado Dan llegó justo a tiempo para el inicio del partido envuelto en una bandera de Inglaterra después de no encontrar entradas para el partido en el Estadio Internacional Khalifa.

"Intenté conseguir boletos pero no quedaban, una pareja estadounidense me dijo que compraron dos boletos esta mañana, ¡no tengo idea de cómo!", dijo.

A los 10 minutos de iniciado el partido, con el sol poniente todavía pegándoles en la nuca, varios aficionados prefirieron sentarse en la pista y ver el partido. Pero pronto se recuperaron y brincaron cuando Inglaterra tomó una ventaja de 3-0 en la primera mitad, ondeando enormes banderas con renovado fervor.

Los únicos aficionados que no celebraron fueron unos cuantos iraníes y algunos galeses, que miraban con una sonrisa irónica en el rostro.

Gales, que juega el Mundial por primera vez desde 1958, está en el Grupo B con Inglaterra e Irán, junto con Estados Unidos.

Los hinchas que hacían fila para comprar alimentos y bebidas formaban filas serpenteantes, pero aún tenían una buena vista de la pantalla gigante.

Si bien la cerveza no se vende en los estadios, está disponible en el "fan fest", aunque solo a partir de las 1900 hora local, lo que dejó frustrados a varios seguidores que vieron el partido de Inglaterra ante Irán que comenzó a las 1600.

"Supongo que es un poco diferente a lo que estamos acostumbrados, y parece que el ambiente es un poco apagado. Con todo el mundo sobrio, no es tan animado, lo que supongo que podría ser algo bueno para las familias, pero en comparación con lo que estamos acostumbrados en Europa, es un ambiente muy diferente", dijo el inglés Marc Dunn, que pese a la falta de alcohol celebró la goleada 6-2 de su selección sobre Irán.

(Editado en español por Carlos Calvo Pacheco)