Desde Yoel Romero no abuchearon tanto a Israel Adesanya, quien gana su pelea, pero pierde a los fanáticos

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·3  min de lectura
JORGE EBRO
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Antes del evento principal de UFC 276, el campeón de peso mediano de UFC, Israel Adesanya, hizo un gran revuelo con una entrada inspirada en la leyenda de la WWE The Undertaker y hasta el legendario Daniel Cormier comentó que nunca había visto una caminta hacia el octágono tan interesante.

La actuación que siguió no fue tan entretenida, ya que Adesanya se abrió camino metódicamente hasta una victoria por decisión unánime sobre Jared Cannonier, pero sin proponer ni poner en práctica ese final dramático y brutal que había prometido durante todo la semana previa a la pelea.

“Tenían un excelente plan de juego”, dijo Adesanya, dando crédito al entrenador de Cannonier, John Crouch. “Fue muy difícil poner en marcha mis seguimientos”.

El plan de juego de Adesanya giraba en torno a trabajar el jab, las fintas y las patadas en las piernas. No fue bonito y dejó a la multitud frustrada que abucheaba lo que estaba sucediendo dentro de la jaula, pero fue efectivo para eliminar a un poderoso striker como Cannonier.

“The Killa Gorilla’‘ intentó hacer un ajuste a mitad de la pelea para trabajar desde el clinch contra la jaula. Desafortunadamente para el retador, cuando pudo agarrar al campeón, no pudo hacer mucho ofensivamente más allá de aterrizar las rodillas en los muslos de Adesanya.

Sin duda, la pelea careció de grandes momentos de acción y, en cambio, mostró las habilidades técnicas de Adesanya y la capacidad de esas habilidades para anular la fuerza bruta de Cannonier, quien se quedó buscando contragolpes después de que el rey mediano ya había conectado uno o dos impactos.

Cannonier también intentó ocasionalmente un derribo en lugar de conformarse con un clinch contra la jaula, pero Adesanya pudo permanecer de pie durante toda la competencia, y continuó mostrando una evolución de sus habilidades de lucha, o al menos la capacidad de anular los deseos de ser llevado al piso.

Para el cuarto asalto, los fanáticos comenzaron a impacientarse, abucheando en voz alta durante los intentos de agarre iniciados por Cannonier o cuando los dos hombres estaban parados en el rango de ataque sin participar en ningún fuego real, al punto que para el quinto, muchos comenzaron a salir de la arena.

Al final estaba claro que Adesanya se había ganado la decisión, pero no la buena voluntad de los fanáticos al ser abucheado en voz alta tras el anuncio de las tarjetas de puntuación 49-46, 49-46 y 50-45 a su favor.

Después de la pelea, se le preguntó a Adesanya cuál sería el próximo paso en su carrera, ya que había eliminado a casi todos los principales contendientes en las 185 libras y no dudó en retar a Alex Pereira, el hombre que le venció dos en kickboxing sobre Adesanya, incluida una brutal victoria por nocaut.

“[Nuestra pelea anterior] fue un error de mi parte”, dijo Adesanya, dirigiéndose a Pereira, quien en un choque previo había noqueado de manera espectacular a Sean Strickland. “Como dije en la conferencia de prensa, la próxima vez que te ponga patines, te irás como Elsa en Frozen”

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.