Yassine Bounou, el arquero que eliminó en penales a España de Qatar 2022

Yassine Bounou atajó dos penales para salvar a su equipo (Foto de: Lionel Hahn/Getty Images)
Yassine Bounou atajó dos penales para salvar a su equipo (Foto de: Lionel Hahn/Getty Images)

Yassine Bounou se convirtió en el héroe que Marruecos necesitaba. El día de hoy eliminaron a España de Qatar 2022, que era una de las favoritas del Mundial para hacerse con el título. El veredicto llegó después de la tanda de penales, donde el guardameta africano acrecentó su figura y se convirtió en un auténtico cancerbero para proteger su marco.

Carlos Soler y Sergio Busquets se encargaron de darle sus disparos desde el manchón penal al arquero que, a pesar de representar a Marruecos, nació en Montreal, Canadá. Sus padres, migrantes originarios del país al norte de África, partieron al continente americano en la búsqueda de una vida mejor. A pesar de que los primeros años de “Bono” transcurrieron en su ciudad natal, a los siete partió a Marruecos y se inmiscuyó a las filas del Wydad AC. Mientras se mantuvo en la nación de la hoja de maple, Yassine militó en las fuerzas básicas del Impact de Montreal.

Ya con la formación obtenida en Wydad, a los 17 años de edad había sido comprado por el Niza de Francia, sin embargo, los reglamentos de la FIFA estipulan que no se puede adquirir a un menor hasta que cumpla la mayoría de edad y por ello, Bono tuvo que quedarse en su país. Sin embargo, para el 2010, cuando tenía 19 años de edad, Yassine debutó con Wydad.

Dos años más tarde, Bono participó con Marruecos en el torneo Esperanzas de Toulon, donde destacó y el Atlético de Madrid decidió ficharlo, abriéndole así, por primera vez, las puertas del futbol europeo. A pesar de su llegada a los colchoneros, su labor estuvo en el equipo B.

El arquero del Sevilla se ha convertido en la sensación después de lo conseguido (Foto de: Lionel Hahn/Getty Images)
El arquero del Sevilla se ha convertido en la sensación después de lo conseguido (Foto de: Lionel Hahn/Getty Images)

Un par de años más tarde, pasaría cedido al Real Zaragoza, donde iniciaría como tercer portero hasta convertirse en el titular. Posteriormente, al fin encontraría más regularidad cuando fue comprado por el Girona en el 2016. En Cataluña, Bono alternó la titularidad con René Román y firmando el ascenso a la primera división española.

Sus grandes actuaciones bajo los tres palos del Girona lo llevaron a ser fichado por el Sevilla en el 2020. Desde entonces, el guardameta se ha convertido en ícono del conjunto español y pude seguir construyendo su propia historia ahí. Desde su llegada con los blanquirrojos, Bono se ha ganado varios reconocimientos individuales como el Mejor Jugador Africano en España 21-22 y Mejor Portero de la Liga de la UEFA en 2019-2022.

Con la Selección de Marruecos debutó desde los equipos menores de edad, con la Sub—20, específicamente y desde entonces, se ha mantenido como el guardameta titular.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO