Xolos busca arañar puntos en visita al Pachuca

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 10 (EL UNIVERSAL).- Los Xolos de Tijuana han tenido una recaída en las últimas fechas que les está limitando el soñar con un lugar en la repesca. Pese a que aún están en la pelea, conforme pasan las jornadas los lugares para entrar se han cerrado y cada vez será menos la diferencia que podría dejar a cualquier equipo fuera. Por ello, este domingo cuando visiten a Pachuca tendrán un duelo vital en sus aspiraciones si quieren seguir con vida. El duelo que será parte de la jornada 14 en el Estadio Hidalgo reúne a dos clubes con realidades muy distintas. Mientras Pachuca está peleando un lugar directo a la fiesta grande entre los cuatro mejores, los de la Frontera apenas y tienen esperanza a entrar entre los últimos calificados a repesca, con su actual posición 13 de la tabla general. Cuentan con tan solo 15 puntos de 42 posibles, tras 14 partidos disputados. La última vez que los fronterizos ganaron fue justo de visita, al Estadio Azteca y ante Cruz Azul en la jornada 9. De ahí en adelante cayeron en Querétaro, en Monterrey, empataron en San Luis y fueron derrotados ante Chivas. Fuera de ese triunfo ante la Máquina, solo habían podido triunfar ante América en casa en la jornada 4, ante Atlas de visita al Jalisco en la quinta fecha, y recibiendo al Mazatlán en la sexta fecha. Fueron tres triunfos seguidos más el de la novena jornada, de ahí a la fecha el saldo es negativo para los pupilos de Ricardo Valiño. En su misma disputa, Mazatlán, León y San Luis tienen también 15 puntos y están por arriba de Xolos por mejor diferencia de goles, mientras que Puebla con 16 puntos y Necaxa con 17 también son rivales directos en esos últimos puestos. Por su parte, Pachuca con 25 unidades compite con rivales como Monterrey, América, Tigres y Santos por un lugar entre los directos calificados. Por ello, si quiere un lugar con la semana de descanso que significaría, debe hacer validos los pronósticos, con sus cinco triunfos, dos empates y solo una caída en casa.