Xavi se quejó por el arbitraje tras la derrota: "Es una injusticia lo que hemos vivido"

Minutos después de que terminara el encuentro entre Inter de Milán y Barcelona en San Siro, el entrenador del equipo blaugrana, Xavi Hernández, habló para Movistar y se mostró muy disgustado con el arbitraje.

Hubo dos jugadas sumamente polémicas cerca del final del partido: un penal para Barcelona que no se sancionó por una mano de Denzel Dumfries dentro del área y un gol anulado a Pedri luego de que el balón le diera a Ansu Fati en la mano, sin intención.

“Estoy cabreado e indignado por la situación que hemos tenido que vivir. No hay otra palabra que la indignación. Es una injusticia lo que hemos vivido. Ya dije ayer que los árbitros deben explicarse. No entendemos nada", aseveró el técnico catalán tras la derrota por la mínima en Italia que los deja bastante complicados pensando en el boleto a octavos de la Champions.

"Tendría que hablar el árbitro, que es una figura muy importante en este deporte. Le humanizaría mucho más. No debo hablar yo por una decisión que no he tomado. Para mí es clarísima la mano. El árbitro debería dar explicaciones. Sus decisiones han sido decisivas", agregó.

Por otro lado, Xavi hizo un análisis del encuentro ante los italianos: “Nos ha faltado el ritmo que exige la Champions. No hemos estado al nivel en la primera parte y hemos fallado. La toma de decisión final ha faltado y podíamos haber chutado más desde fuera del área pese a que lo hablamos".

"Es una pena porque merecimos mínimo el empate. Me pesan mucho las dos derrotas y debemos exigirnos mucho más en esta competición. Hay que jugar como en la segunda parte queriendo ir a ganar el partido. Nos quedan tres finales y las vamos a afrontar como tal", complementó.

Barcelona buscará recomponerse rápidamente ya que necesita vencer la próxima semana a Inter en el Camp Nou para no quedar eliminado a dos fechas del cierre de la fase de grupos.

“Estoy preocupado por la derrota. El Bayern tiene nueve puntos, el Inter tiene seis y nosotros, tres. La situación es compleja y hay que intentar clasificarnos. Nuestra realidad es que nos quedan dos partidos trascendentales en casa y debemos plantearlos con más intensidad y ritmo”, cerró el DT.

Foto: Getty Images