Wrexham AFC: el club de dos estrellas de Hollywood que eliminó a un ex Premier League en la FA Cup

Rob McElhenney y Ryan Reynolds, actores de Hollywood y dueños del Wrexham AFC, que este sábado eliminó de la FA Cup a Coventry, con pasado en la Premier League
Rob McElhenney y Ryan Reynolds, actores de Hollywood y dueños del Wrexham AFC, que este sábado eliminó de la FA Cup a Coventry, con pasado en la Premier League

Que un club de la quinta división derrote a otro de la segunda en una copa doméstica no es noticia. Sin embargo, la victoria de Wrexham FC por 4-3 contra Coventy City por la FA Cup inglesa sí que lo es. Porque se trata del tercer equipo más antiguo del mundo y cuyo estadio, Racecourse Ground, mantiene vivo el recuerdo más antiguo de un partido internacional: un Gales vs. Irlanda de 1906. Y además, porque sus nuevos dueños son dos actores de Hollywood que lo compraron hace dos años con el objetivo de llevarlo a la Premier League. Son Ryan Reynolds, conocido en todo el planeta por encarnar a Deadpool, y Rob McElhenney, el creador de la serie “Always Sunny in Philadelphia”. Aquí, la historia de éxito de un nuevo gerenciamiento deportivo.

Aún hoy, Wrexham FC languidece en la National League, el quinto escalón en la pirámide del fútbol inglés. Pasó por todas las plagas posibles: fue el primer equipo en recibir una multa de diez puntos por deudas, lo declararon insolvente dos veces y estuvo al borde de la quiebra. Debió venderle su estadio a la universidad local y jugaba allí de prestado. Lejos quedaron una famosa victoria copera ante Arsenal en 1992, o el triunfo ante Porto (Portugal) por la vieja Copa de Campeones de Copa, a la que este equipo se clasificaba por ser el mejor de los galeses.

Thomas O'Connor, de Wrexham, festeja uno de los goles de Wrexham, el equipo más hollywoodense del fútbol inglés, ante Coventry
Thomas O'Connor, de Wrexham, festeja uno de los goles de Wrexham, el equipo más hollywoodense del fútbol inglés, ante Coventry

Pese a su derrotero deportivo, Wrexham tiene dos atributos fundamentales: representa a unos 750 mil galeses del norte dentro del fútbol inglés. Y tiene una hinchada súper fiel: el último año, por ejemplo, su estadio estuvo más lleno que el de algunos equipos de la Serie A italiana o de la Ligue 1 francesa, con más de 8500 peregrinos de promedio por partido.

Hasta la aparición de las dos estrellas hollywoodenses, este club galés con más pasado que presente estaba en manos de un órgano fiduciario de hinchas (”Supporters Trust”, en inglés), que se encargaban del día a día de la institución. Como la Cenicienta, esperaban a un príncipe azul en forma de magnate multimillonario. O un golpe del destino que los devolviera a la Football League, el paraguas que ampara a las cuatro divisiones superiores en la pirámide de los inventores del fútbol. Nada de eso pasó, pero una serie de Netflix protagonizada por otro equipo venido a menos ayudó a hacer el clic.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Cuando McElhenney vio “Del Sunderland hasta la muerte”, la docuserie que retrata las idas y vueltas de ese equipo inglés por la tercera categoría, supo que quería ser protagonista de una adrenalina semejante. “Me acuerdo de ese momento. Estaba sentado en el sofá viendo la serie mientras me enamoraba del equipo, de su gente y de la historia”, recordó McElhenney. “Quiero comprar un club de fútbol”, le dijo entonces a su mujer, Kaitlin Olson.

Pero, claro, el creador de “Always Sunny in Philadelphia” necesitaba un socio capitalista. No tenía los fondos para la operación. Recordó entonces a un amigo virtual, al que nunca había conocido en persona. Un amigo multimillonario, famoso en todo el mundo, y emprendedor aficionado. Supo entonces que la llave para concretar su sueño tenía nombre y apellido: Ryan Reynolds, el actor que personifica a Deadpool, el superhéroe de Marvel.

El actor Ryan Reynolds, el Rey Carlos, la Reina Consorte Camila y el actor Rob McElhenney, en el campo de juego de Wrexham, el club adquirido por las estrellas de Hollywood en febrero de 2021
El actor Ryan Reynolds, el Rey Carlos, la Reina Consorte Camila y el actor Rob McElhenney, en el campo de juego de Wrexham, el club adquirido por las estrellas de Hollywood en febrero de 2021 - Créditos: @Instar Images

“Lo más loco es que conocía a Ryan desde hace años, pero nunca nos habíamos visto en persona”, contó McElhenney a la BBC. Y agregó: “Éramos amigos por mensaje de texto. Ryan vive en Nueva York y yo en Los Ángeles. Además, se la pasa en sets de filmación alrededor del mundo. Nos encontramos en las redes sociales”. Así, con un mensaje de texto, McElhenney le contó la idea a su confidente virtual. Y obtuvo respuesta de madrugada: “Contá conmigo. Llamame”.

Lo que siguió fue encontrar al club que se adaptara a sus necesidades. Wrexham, con su tradición, sus recuerdos de oro, un estadio que había sido la piedra fundamental de la Federación de Gales y, sobre todo, una comunidad entera que vive por y para el club, terminó por completar todos los casilleros. En plena pandemia comenzaron las reuniones. La oferta, cercana a los 2,5 millones de dólares, cruzó el océano en forma virtual en septiembre de 2020. Y fue aprobada en febrero de 2021. A partir de ese momento llegaron los cambios.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Los nuevos dueños firmaron un contrato con FX para hacer una serie similar a la del Sunderland, pero contando su experiencia en la ciudad (y el club del norte galés). “Bienvenidos a Wrexham”, se llama el documental que puede verse por Disney+ y que tiene hasta cameos de David Beckham y Will Ferrell. La marquesina principal del estadio tiene a los viejos sponsors (locales) junto a los nuevos, mucho más globales.

El club selló alianzas con marcas como Expedia, American Gin o Electronic Arts. El sponsor de su camiseta es nada menos que Tik Tok. Y tanto Reynolds como McElhenney aportan su voz al videojuego FIFA 23, el más popular de fútbol. Claro que sólo aparecen cuando el usuario elige al Wrexham para jugar. Y es el único de los clubes por fuera de la Football League inglesa que puede seleccionarse dentro de la categoría “Resto del Mundo”.

“Somos una especie de administradores del club. Me gusta mucho más el título de presidente que el de dueño, porque la verdad es que no puedo adueñarme del club. Es de la ciudad. Nuestro trabajo es llegar y facilitar el éxito del club, para que la ciudad florezca y, juntos, puedan ser exitosos cuando nosotros no estemos más y otra gente pueda hacerse cargo”, dijo McElhenney. Hubo más cambios: bonus para los futbolistas por empatar, ganar y hasta por ganar el ascenso a la cuarta división, algo que no pudo conseguirse en las últimas dos temporadas. Se quedaron en la puerta: la National League sólo entrega un ascenso directo al campeón.

Se adquirieron futbolistas para potenciar el equipo y se contrató a un entrenador como Phil Parkinson, con experiencia en divisiones superiores. El destino: el último club de este DT de 55 años había sido... Sunderland. Paul Mullin, autor de un gol de penal en el 4-3 ante Coventry de este sábado, tiene el sueldo más alto de toda la quinta división inglesa. Nadie cobra los 6 mil dólares ¡semanales! que ingresa el delantero de 28 años, toda una estrella a partir de su participación en la serie de Disney.

Elliott Lee festeja uno de los goles de Wrexham, el club de Hollywood en el fútbol inglés, ante Coventry, por la FA Cup
Elliott Lee festeja uno de los goles de Wrexham, el club de Hollywood en el fútbol inglés, ante Coventry, por la FA Cup

“Si nos quieren llamar el Manchester City de la National League, que lo hagan… pero no es cierto. Como el City, nosotros éramos un club grande esperando algo de amor”, dicen en Wrexham. Hasta acá, el club había sido noticia por sus dueños hollywoodenses. Este sábado lo fueron por haber eliminado de una copa a un rival con pasado en la Premier League. “¿Por qué no podemos soñar en grande?”, se preguntó McElhenney, uno de los propietarios.