Wimbledon va por libre

·3  min de lectura

Londres, 20 abr (EFE).- Wimbledon, el torneo más elitista de todos, el más tradicional y exclusivo, es también el más unilateral de todos. Así le acusó la ATP cuando este decidió este miércoles apartar a los tenistas rusos y bielorrusos de la disputa del tercer Grand Slam de la temporada. Una decisión que va a levantar ampollas en el deporte de la raqueta.

Porque Wimbledon tomó la iniciativa sin tener en cuenta la opinión de la ATP y apoyado, únicamente, en el Gobierno británico y en la federación británica (LTA, por sus siglas en inglés). Federación que, por cierto, tampoco preguntó a la ATP ni a la WTA a la hora de secundar la decisión de Wimbledon. Nottingham, Birmingham, Queen's y Eastbourne, torneos organizados en conjunción por la ATP y la LTA, no contarán con tenistas rusos y bielorrusos en su cartel.

Será la primera vez que Wimbledon prohíba la participación de tenistas por su nacionalidad en este conflicto, como ya hizo tras la Segunda Guerra Mundial. El All England Club, tocado por la confrontación, con bombas caídas en el propio recinto del torneo, vetó a los tenistas procedentes del eje. Ahora elimina a los atletas individuales por la invasión de Ucrania, decisión que la ATP ha criticado por "discriminatoria" e "injusta" y que viola el acuerdo que la asociación tiene con Wimbledon. Ahora, la organización de tenistas se reunirá para decidir cuál es el siguiente paso a seguir.

Wimbledon se ha quitado de una tacada cuatro top 30 en el cuadro masculino, con un potencial ganador como Daniil Medvedev, Andrey Rublev, número ocho del mundo, y Karen Khachanov y Aslan Karatsev. Tampoco podrán estar en Londres Anastasia Pavluychenkova, Daria Kasatkina ni las bielorrusas Aryna Sabalenka, cuarta raqueta del ránking y semifinalista el año pasado, ni Victoria Azarenka, exnúmero uno y ganadora de dos Grand Slams.

El Gobierno británico pidió que los tenistas dejaran clara su independencia de Vladímir Putin, pero Wimbledon, escudándose en evitar que el torneo sirva de altavoz, no les ha dado la oportunidad. Ni aunque Rublev, en uno de los primeros torneos tras el estallido del conflicto, estampase un "No a la guerra" en una de las cámaras de la pista.

La exclusión de los rusos sí contenta a los tenistas ucranianos, que hoy lanzaron un movimiento para que los tenistas rusos y bielorrusos se posicionen. Elina Svitolina, Marta Kostyuk, Sergei Stakhovski, Lesia Tsurenko y varios más han pedido a los estatamentos del tenis que hagan las siguientes preguntas a los tenistas rusos y bielorrusos.

"¿Apoyáis la guerra?, ¿apoyáis las acciones militares de Rusia y Bielorrusia? y ¿apoyáis los regímenes de Putin y Lukashenko".

"En caso de que sea necesario, pedimos que se vete a los tenistas rusos y bielorrusos de competir en torneos ATP y WTA como ya ha hecho Wimbledon", apuntaron los ucranianos en un comunicado.

Wimbledon, el torneo del blanco, el único que contrató un seguro contra pandemis y el que más cuida todos los detalles, también ha sido el primero en tomar una decisión contundente contra los rusos y bielorrusos. A la ATP le preocupa que siente un "precedente peligroso" en el deporte.

Manuel Sánchez Gómez

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.