Wimbledon. Djokovic y Kyrgios, enemigos íntimos: cruces verbales, ironías y el paso del odio a una relación más amigable

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·7  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Djokovic (remera blanca, pantalón azul) habla con Kyrgios, que pasa por un pasillo durante un entrenamiento
Djokovic (remera blanca, pantalón azul) habla con Kyrgios, que pasa por un pasillo durante un entrenamiento

La escena pasó casi inadvertida, pero obviamente trascendió cuando comenzó a viralizarse. Novak Djokovic, acompañado por su numeroso equipo de asistentes, estaba por comenzar una práctica en una de las canchas del Aorangi Park, donde suelen entrenarse las grandes figuras con la intención de alejarse de la presencia de curiosos, sobre todo en estas horas de definiciones de uno de los torneos más importantes del mundo: Wimbledon. Hasta ahí, una situación normal.

De pronto, a lo lejos, el grupo detecta que viene caminando por uno de los pasillos el australiano Nick Kyrgios. Nada menos que el rival de Nole en la gran final de este domingo en el All England, desde las 10 de la Argentina. Un partido trascendente para ambos. Porque de ganar el serbio, será su título de Grand Slam N° 21, con lo cual quedaría a sólo uno de los conquistados por el español Rafael Nadal, máximo vencedor de la historia en grandes torneos. Y para Kyrgios, se trataría nada menos que de su primera gran conquista. De hecho será su bautismo en finales de Grand Slam.

Nick Kyrgios fue muy crítico de Djkovic en varias ocasiones
Nick Kyrgios fue muy crítico de Djkovic en varias ocasiones

Con su andar cansino, casi arrastrando los pies, Kyrgios pasa por el sector donde está el clan Djokovic en busca de su cancha para entrenar. No detiene su marcha, pero sí puede escuchar lo que le dice, desde unos 5 metros de distancia, el número 1 del mundo...

Djokovic:- Te tomó cinco años decir algo bueno sobre mí.

Kyrgios-: Pero te defendí cuando importaba.

Djokovic-: Es verdad. Lo hiciste y te lo agradezco.

Kyrgios, un polémico personaje del circuito, que suele desestabilizarse emocionalmente e incurrir en exabruptos, viene teniendo un Wimbledon casi ejemplar para lo que son sus costumbres. Casi que lo había anticipado: “A los 27 años, siento que estoy en el momento justo de ganar mi primer Grand Slam”, sostuvo. Y se dedicó mayoritariamente a jugar al tenis. Su único momento caliente lo tuvo con el griego Stefanos Tsitsipas, en los octavos de final. Hubo chispazos en pleno juego y Kyrgios hasta llegó a pedirle al umpire la descalificación de su rival cuando Tsitsipas tiró un pelotazo a las plateas, como aquel que lanzó Djokovic en el US Open 2020 y que le valió que lo sacaran del certamen luego de que la pelota impactara en una jueza de línea. Luego de vencer a Tsitsipas, en la misma cancha, Kyrgios dijo que “lo amaba a Stefanos”. Más tarde, el griego lo acusó de “matón desde los tiempos de la escuela”, y el australiano reaccionó con un “primero debería ver como hace para ganarme y después ocuparse de otras cosas”. Aún en medio de la pirotecnia verbal, puede afirmarse que se trató de un Kyrgios más light que lo habitual.

Djokovic tras ganar un punto increíble ante Sinner, en un partido que debió remontar dos sets de desventaja
Djokovic tras ganar un punto increíble ante Sinner, en un partido que debió remontar dos sets de desventaja - Créditos: @Alberto Pezzali

Así y todo, no pudo evitar el australiano que horas más tarde se conociera un tema más delicado: deberá declarar ante un juzgado por una denuncia de un violencia de género presentada por una ex pareja.

Una relación tormentosa

Ahora bien, ¿por qué fue significativo ese diálogo entre Djokovic y Kyrgios? ¿Por qué le agradeció el serbio con un dejo de ironía? La historia tiene muchos capítulos. Djokovic y Kyrgios son más bien “enemigos íntimos” que en estos meses están transitando una relación “más amigable”. El propio australiano, consultado sobre el tema, reconoció en una conferencia de prensa que entre ambos había una suerte de “bromance”. Y fue más allá: “Creo que todo el mundo sabe que a veces no nos gustábamos y eso era bueno para el tenis. Fue interesante para los medios de comunicación, los espectadores. Ahora incluso intercambiamos mensajes en Instagram. Es muy extraño”.

¿Cuál fue el origen del encono entre ambos? ¿Se dio durante un partido? ¿Fue a partir de una declaración? La primera piedra la arrojó Kyrgios en 2019. En un podcast criticó severamente el “estilo Djokovic”. Cuestionó las actitudes del serbio. “Siento que tiene una necesidad enfermiza de caer bien. Quiere ser como Federer. Se está volviendo vergonzoso”. Y no sólo eso: lo tildó de hipócrita: “Nunca dice lo que realmente piensa, sólo lo que cree que es el discurso que están esperando quienes lo escuchan”.

De alguna forma, Kyrgios se obsesionó con Djokovic. Hasta le criticó su saludo al final de cada partido, cuando simbólica comparte su corazón y buenas ondas con los aficionados, en un rito en el que abarca a las cuatro tribunas de un estadio. “Es realmente vergonzoso. Cada vez que hace eso, me mata. Sinceramente, la próxima vez que juguemos, si gano, lo haré delante de él. Será divertido”, desafió aquella vez, provocativamente.

Nick Kyrgios comiendo sushi durante la conferencia de prensa
Nick Kyrgios comiendo sushi durante la conferencia de prensa - Créditos: @Captura TV

La historia continuó ya en tiempos de Covid. En 2020, con el circuito paralizado y el mundo angustiado por los contagios y la carencia de vacunas, Djokovic organizó el Tour de Adria, con tribunas repletas. Cuya final debió ser cancelada porque varios jugadores (incluido Nole) habían contraido coronavirus, a la vez que se los vio en una fiesta en un video como si fuera una época normal. Kyrgios se divirtió en las redes sociales. “Mis oraciones para todos los jugadores infectados. Ya no vale mencionar mis acciones como irresponsables o estúpidas. Esto va más allá de todo”. Atacó y se defendió por un motivo: muchas veces dejó en claro que no le gusta que lo traten como el único rebelde del circuito por sus actitudes. Es decir, que la vara no sea igual para todos. Lo volvió a mencionar en este Wimbledon y se despachó comiendo sushi durante una rueda con los medios.

Y la remató en una entrevista con el Herald Sun, en enero de 2021. “Nunca perdí con él. Le gané las dos veces. Dicen que compite con Federer y Nadal para ver quién gana más títulos de Grand Slam. Estamos hablando de un tipo que una vez abandonó el Open de Australia por el calor. No importa cuántos Grand Slams gane, para mí nunca será el más grande”, disparó.

Djokovic detenido en Australia, en enero de este año
Djokovic detenido en Australia, en enero de este año - Créditos: @JAMES ROSS

¿Qué actitud tomaba Djokovic ante la sucesión de agravios? Diplomacia. Cero conflicto. Nada de cruces verbales. Nunca entró en el juego dialéctico de Kyrgios. Sólo se limitó a responder: “No respeto a Kyrgios fuera de la cancha”.

Hasta que llegó el instante en el que la tempestad fue aflojando. Sucedió en enero de este año. En pleno escándalo en Australia, cuando lo detuvieron por no tener las vacunas contra el Covid (luego sería deportado y se quedó sin jugar el Open australiano), Kyrgios salió insospechadamente al rescate del serbio. “Dicen que Djokovic es una amenaza a nuestras fronteras. No lo es. Ahora mismo, es como si fuera un arma de destrucción masiva. Está aquí para jugar al tenis, no molesta a nadie. El maltrato de la gente de Melbourne en este tiempo ha sido atroz”, dijo Kyrgios en ese momento.

Incluso, Kyrgios involucró esa vez a otros colegas ante la situación de Djokovic. “A nivel humano, necesita el apoyo de otros jugadores. Tsitsipas, entiendo que tengas tu punto de vista sobre la vacunación. Murray, siempre políticamente correcto. Nadal, lo que sea..., pero, ¿dónde está tu apoyo a Novak? Imagina cómo se siente”.

Nole-Kyrgios: el intercambio agradecido

Djokovic se contactó con Kyrgios vía Instagram. Lo contó el australiano ese mismo enero, luego de que su “enemigo íntimo” había sido deportado. “Novak me ha contactado por Instagram y me ha dicho ‘Gracias por defenderme’. Ni yo mismo me esperaba salir ante los medios para defenderle. Como persona, se siente bastante aislado por todo esto. Es una situación peligrosa en la que está, cuando sientes que el mundo está en tu contra, cuando sientes que no puedes hacer nada”.

Volvieron a cruzarse en el Aorangi Park y, ya sin redes sociales de por medio, Djokovic le agradeció a Kyrgios por aquella actitud en Australia. Con ironía, algo que Kyrgios no se tomó mal. Habrá que ver hasta dónde llega el “Bromance” entre ambos. Por lo pronto, tienen una final muy especial de por medio. Que será a cara de perro, claro.

Novak Djokovic ganó 20 Grand Slam y Nick Kyrgios jugará su primera final
Novak Djokovic ganó 20 Grand Slam y Nick Kyrgios jugará su primera final - Créditos: @Agencia AFP
Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.