Walter Bou, el verdugo que River padece a pesar de la camiseta que tenga puesta

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·6  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Walter Bou celebra su gol a River, el primero suyo con la camiseta de Vélez
Walter Bou celebra su gol a River, el primero suyo con la camiseta de Vélez

A Walter Bou le sienta bien enfrentar a River. El delantero entrerriano encuentra, evidentemente, un incentivo adicional cada vez que ve a la banda roja del otro lado. Y no importa qué camiseta tenga puesta: de alguna forma, se las ingenia para convertirle. Para seguir construyendo un rol de verdugo no tan frecuente en la historia. Con el gol que le marcó ayer jugando para Vélez, la Panterita lleva anotados cinco goles oficiales contra River con cuatro camisetas distintas y en 11 partidos: antes de hacerlo con la del Fortín sobre su piel, celebró con la de Defensa y Justicia, en dos ocasiones, Boca y Unión de Santa Fe. En Gimnasia y Esgrima La Plata, el club que lo vio nacer, le quedó esa cuenta pendiente.

Una curiosidad. El tanto de Bou anterior al de anoche había sido el 2 de abril de este mismo año, jugando para el Halcón. ¿Contra qué rival? River. Aunque el triunfo fue 2 a 1 para los Millonarios, por la Copa de la Liga Profesional.

Antes, con el equipo de Florencio Varela había anotado el 5 de diciembre de 2021, cuando el equipo conducido por Sebastián Beccacece ganó 3 a 2 en el Monumental. Un año antes, otra vez infló la red millonaria. En aquella ocasión, con la camiseta de Unión. Fue el 20 de febrero de 2020, en un 2 a 1 de River en Santa Fe.

Las cosas no habían comenzado bien para el delantero cuando le tocaba enfrentar a los de Núñez. Durante su paso por el Lobo lo había enfrentado en tres oportunidades, en las que cosechó dos derrotas y un empate, y no pudo convertir. Pero todo mejoró para él cuando pasó a Boca. El 11 de diciembre de 2016, en su primer Superclásico, marcó el 1 a 0 de un partido que el Xeneize le terminó ganando a su clásico rival por 4 a 2, con dos tantos de Carlos Tevez y el restante de Ricardo Centurión.

Walter Bou llegó a Vélez hace menos de un mes. El pedido del Cacique Alexander Medina a la dirigencia fortinera para reforzar la zona de ataque quedó saldado con su llegada. El 24 de junio, la entidad de Liniers adquirió el 100 por ciento de los derechos federativos del goleador, que hasta entonces compartían Boca y Defensa en partes iguales, y a los 28 años firmó un contrato por cuatro años.

“Sucedió de repente, es verdad, pero no dudé ni un segundo y dije que sí la primera vez que me preguntaron si quería venir”, declaró Bou al sitio oficial de Vélez. En esa misma charla de presentación, agregó: “Llego como muchas expectativas. Estoy con ganas de jugar la Copa y estar a la altura de lo que es Vélez; ya me enfoco en el cruce con River, un partido importantísimo”. Sí. El debut con la V azulada sobre su pecho fue el cruce de octavos de final de la Copa Libertadores en el que el Fortín eliminó a los de Núñez.

Bou será uno de los delanteros ante Chivas
Bou jugó un par de partidos de Copa Libertadores con Boca, en 2020

Será un cierre de año más sereno para Bou, que comenzó 2022 con la frustrante noticia de que tenía que volver a buscarse club. A pesar de su gran 2021 en Defensa y Justicia, en el que convirtió 20 goles en 45 partidos y dio dos vueltas olímpicas (Copa Sudamericana y Recopa Sudamericana), no pudo quedarse a pelear un lugar en Boca, en donde en 56 partidos (apenas 13 como titular) había señalado 12 tantos.

El entonces DT xeneize, Sebastián Battaglia, fue honesto y le dijo que con el muy buen presente de Exequiel Zeballos y Luis Vázquez, más el retorno de Darío Benedetto y la frecuente titularidad de Sebastián Villa, sus chances de jugar serían muy escasas, algo que no lo favorecería. Entonces, Bou no perdió el tiempo, hizo las valijas y volvió a Florencio Varela, en donde firmó un contrato por cuatro años, que se interrumpió ante la reciente propuesta de Vélez.

Tras convertir su primer gol en el equipo de Liniers, el entrerriano confió que inicialmente no era él el encargado de patear los penales. “Hablé con Lucas (Janson) y le dije que iba a patear yo”, declaró.

Scocco y Blanco, la cuota de gol de Newell's y Lanús
Scocco le hizo 7 goles oficiales a River con la camiseta de Newell's

Otros verdugos

Es difícil encontrar en la historia reciente del fútbol argentino un delantero que cuente con tan buena eficacia frente a River. De hecho, no lo hay en lo referido a cantidad de goles con tantas camisetas diferentes.

Los tres que se destacan son Santiago Silva, Martín Palermo e Ignacio Scocco. Aunque en el último caso, todos fueron con la camiseta de Newell´s. Nacho le generó un dolor de cabeza al Millonario cada vez que lo tuvo enfrente. No por nada Marcelo Gallardo lo pidió, lo incorporó y lo disfrutó en Núñez. En total fueron 8 los goles de Scocco a River en partidos oficiales, a los que se suman otros dos en un amistoso disputado en octubre de 2020 en el River Camp. Todos con la camiseta de Newell’s.

Con un dato adicional: casi todos fueron golazos. Metió un doblete en el Clausura 2006, en una victoria 3 a 1 (descontó Ortega). También marcó por duplicado en un muy entretenido 3 a 3 en el Monumental, válido por el Torneo Inicial 2012.

De regreso en el Coloso Marcelo Bielsa, Scocco fue el autor del partido que terminó 1 a 0 en el Torneo Final 2013. Dos años más tarde, en aquel torneo de 30 equipos de 2015, amargó a todo el Monumental sellando el 2 a 0 para la Lepra. Por último, antes de que el Millonario lo adquiera, en el torneo 2016/2017 también marcó, de penal, el único gol del encuentro disputado en Rosario. Poco antes de su retiro, volvió a marcar en un 4-1 de los de Núñez en el Coloso.

Tanto el uruguayo como el Titán celebraron mucho contra River. Silva los hizo con la casaca de Vélez (en el Clausura y Apertura 2010, y en el Clausura 2011) y Boca (Inicial 2012 y Final 2013). Con la particularidad de que todos ellos fueron consecutivos. Entre 2010 y 2013, cada vez que el Tanque jugó contra el Millonario, anotó un gol. A esos cinco se le suma el que anotó en el Monumental con la camiseta de Banfield, en 2016.

El caso de Palermo es diferente. El Titán es uno de los máximos artilleros de la historia del Superclásico, con 9 conquistas en 20 partidos oficiales, a los que hay que sumarle otros 9 marcados en amistosos, lo que hace un total de sorprendentes 18 goles a River. El último que le marcó fue el 15 de mayo de 2011, y significó un golpe de nocaut. Ese día, con ese gol, River inició su cuesta abajo que lo llevó por primera vez a la B Nacional. A esos 9 gritos oficiales hay que sumarle otros 3 que anotó con la casaca de Estudiantes, en un 3-1 en La Plata de 1996 y el doblete en un sorprendente 4-1 en el Monumental, en 1997.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.