Wallabies - Springboks, por el Rugby Championship: Australia sigue siendo la cuenta pendiente de los campeones del mundo

·5  min de lectura
El joven Fraser McReight consiguió un try en los primeros minutos y otro más tarde; Australia ganó con claridad sobre Sudáfrica en Adelaida y se puso provisoriamente al tope del Rugby Championship.
El joven Fraser McReight consiguió un try en los primeros minutos y otro más tarde; Australia ganó con claridad sobre Sudáfrica en Adelaida y se puso provisoriamente al tope del Rugby Championship. - Créditos: @James Elsby

La Sudáfrica campeona del mundo, vencedora de la última serie frente a British & Irish Lions y ganadora en la última ventana de julio, ante Gales, tiene una deuda. Enfrentarse con Wallabies en Australia sigue siendo una piedra en el camino para un equipo que impone su juego a partir de su rigor físico. Ya son ocho los partidos consecutivos sin ganar en ese suelo, con siete derrotas y un empate. Lo más reciente, el 25-17 de este sábado en Adelaida, que pusieron momentáneamante arriba del resto al equipo amarillo en el Rugby Championship, hasta que luego el triunfo resonante de los Pumas ante All Blacks volvió a colocar primera a la selección argentina.

Nueve años llevan ya los africanos sin doblegar a domicilio a un rival inferior en los papeles y que ha tenido vaivenes en esta última década. El éxito por 38-12 en Brisbane, en 2013, ya quedó lejos en el tiempo. Esta vez los australianos dieron una clase magistral de contundencia y marcaron diferencias contra un adversario que se mostró impreciso y confuso. Una continuidad de lo que fueron los últimos minutos en la caída de hace 14 días ante All Blacks en el Ellis Park, de Johannesburgo.

McReight celebra con Folau Fainga'a frente a Faf De Klerk, que sería amonestado por una trompada a Nic White a la salida de un scrum.
McReight celebra con Folau Fainga'a frente a Faf De Klerk, que sería amonestado por una trompada a Nic White a la salida de un scrum. - Créditos: @BRENTON EDWARDS

El primer tiempo fue cambiante en el juego y tuvo un comienzo que no coincidió con el desarrollo de esos 40 minutos iniciales. Antes de cumplirse el primer minuto, tras una buena secuencia en ataque, Australia golpeó por medio de Fraser McRegith, el reemplazante del capitán Michael Hopper, que había marcado ya en el triunfo ante los Pumas en Mendoza. El anfitrión tuvo una breve superioridad en los primeros 15, pero luego Springboks tomó el protagonismo, arrinconó al oponente y creó oportunidades netas de tries.

Una pelota recuperada a pocos centímetros del in-goal por McReight, un tackle descomunal y al límite de Marika Koroibete contra Makazole Mapimpi que pudo ser sancionado por no haber cerrado los brazos el wing, un penal en favor a cinco metros de la línea y una pelota trabada en el in-goal fueron las situaciones que Wallabies debió sortear para evitar tries ajenos. Pero lo consiguió: Sudáfrica sumó apenas tres puntos, vía Handré Pollard, que se mostró impreciso y falló dos envíos.

El brutal derribo de Koroibete a Mapimpi

También en la etapa final los australianos fueron letales, y lastimaron en las ocasiones que generaron. A los 7 minutos Koroibete anotó un try con una gran definición, dejando en el camino a Pollard. Luego, a los 17, llegó el segundo de McReight, que culminó una jugada preparada: fue un estupendo movimiento preestablecido entre Nic White y James Slipper, con participación de Noah Lolesio y definición del tercera línea, que sentenció el encuentro. Las dos conquistas de Kwagga Smith en el desenlace sirvieron para maquillar el resultado y evitar el punto de bonus ofensivo de Wallabies, que puede ser decisivo en un certamen que se muestra muy parejo. Como pocas veces, el Rugby Championship muestra inestabilidad este año.

El puñetazo de De Klerk a Nic White

Para Australia se trató de una victoria fundamental, sobre todo por la forma en la que había caído ante los Pumas, por más de 30 puntos y sin signos de reacción. Para Sudáfrica, una caída decepcionante, que incluso lleva algo de preocupación. Cuando no logran percutir con los forwards, los campeones del mundo carecen de ideas para lastimar a sus adversarios. Sin ganar esa batalla física, son predecibles y no cuentan con un plan B.

Australia sigue siendo tierra prohibida para el conjunto verde, y cuando sus jugadores se conectan, pueden ser muy peligrosos. Habrá chance de desquite el próximo sábado, en Sydney.

Síntesis de Australia 25 vs. Sudáfrica 17

  • Australia: Reece Hodge; Tom Wright, Len Ikitau, Hunter Paisami y Marika Koroibete; Noah Lolesio y Nic White; Fraser McReight, Rob Valetini y Jed Holloway; Matt Philip y Rory Arnold; Allan Alaalatoa, Folau Fainga’a y James Slipper (capitán).

  • Entrenador: Dave Rennie.

  • Ingresados: David Porecki, Scott Sio,Taniela Tupou, Darcy Swain, Rob Leota, Pete Samu, Tate McDermott y Andrew Kellaway.

  • Sudáfrica: Damian Willemse; Warrick Gelant, Lukhanyo Am, Damian De Allende y Makazole Mapimpi; Handre Pollard y Faf De Klerk, Pieter-Steph Du Toit, Duane Vermeulen y Siya Kolisi (capitán); Lood De Jager y Eben Etzebeth; Frans Malherbe, Joseph Dweba y Ox Nche.

  • Entrenador: Jacques Nienaber.

  • Ingresados: Malcolm Marx, Steven Kitshoff, Vincent Koch, Franco Mostert, Kwagga Smith, Jaden Hendrikse, Elton Jantjies y François Steyn.

  • Primer tiempo: 1 minuto, gol de Lolesio por try de McReight (A); 7, penal de Lolesio (A), y 24, penal de Pollard (S). Amonestados: 30, Wright (A), y 40, De Klerk (S). Resultado parcial: Australia 10 vs. Sudáfrica 3.

  • Segundo tiempo: 7 minutos, try de Koroibete (A); 17, gol de Lolesio por try de McReight (A); 24, penal de Lolesio (A); 35, gol de Jantjies por try de Smith (S), y 40, gol de Jantjies por try de Smith (S). Amonestados: 40, Valetini (A). Resultado parcial: Australia 15 vs. Sudáfrica 14.

  • Árbitro: Paul Williams, de Nueva Zelanda.

  • Estadio: Adelaide Oval, de Adelaida, Australia.

La tabla de posiciones del Rugby Championship