La voz de San Patricio: entre la alegría por el título y el reclamo por una mejor difusión del pato

·5  min de lectura
La celebración de San Patricio, con Tomás Healy, Facundo Taberna, Juan José Storni y Nicolás Taberna
LA NACION/Fabian Marelli

Sin los flashes del polo pero con el orgullo de ser el deporte nacional, el pato tuvo el cierre de su Triple Corona con la final del 79° Abierto Argentino que quedó en manos de San Patricio, tras vencer 15-14 en un electrizante partido a Los Montes LH, en la cancha 2 del Campo Argentino de Polo.

Se trata de un deporte con 400 años de tradición, nada menos, que, según los protagonistas, necesita darse a conocer a un público más numeroso. Ayer, el Abierto fue el gran cierre de la Triple Corona de Pato que tuvo la participación de 12 equipos y comenzó con la Copa El Recuerdo (Estancia Kía Ora en Marcos Paz, Buenos Aires), disputada a principios de noviembre y en la que Barrancas del Salado se consagró campeón. Ya a mediados de noviembre, llegó la Copa Capital Nacional del Pato (Campo de Pato General Las Heras, Buenos Aires) en la que nuevamente Barrancas del Salado se quedó con el título.

El calendario apretado y la no disponibilidad del predio para un fin de semana hicieron que la final perdiese algo de brillo tratándose de un martes por la tarde. Sin embargo, no faltó entusiasmo en cada grito de gol y en la celebración. Hubo colorido, invasión de la cancha y el agite de banderas verdiblancas haciendo juego con el humo de las bengalas.

El festejo eufórico de San Patricio
LA NACION/Fabian Marelli


El festejo eufórico de San Patricio (LA NACION/Fabian Marelli/)

“Palo, palo, palo, palo bonito palo eh, eeeh somos campeones otra vez”, se cantó con euforia en los palenques que daban a la Avenida del Libertador. Se asumió como una continuidad de los tres títulos consecutivos de Campo de Pato General Las Heras, el equipo de 40 goles que integraban los hermanos Nicolás y Facundo Taberna.

“Esto significa mucho porque venimos de la pandemia, el último Abierto se había jugado en 2019 y venimos de dejar un equipazo de 40 goles con el que salimos campeones tres años. Fue un lindo triunfo”, contó para LA NACION Nicolás Taberna, que a su vez lamentó el día en que se realizó el partido decisivo: “Fue un día martes… el pato es amateur y lo lindo es mostrarlo un fin de semana, que vean que vos te rompés todo y no ganás un peso. La idea sería difundirlo para que lo empiecen a jugar los más chicos. Además no sale casi en canales de televisión, lo pasan por Youtube y no todo el mundo tiene Internet. Son cositas que me gustaría que revean para que este deporte, que es tan lindo, crezca”.

Sobre el momento de la actividad, explicó, realista: “Yo creo que con esto de la pandemia decayó mucho. Necesitamos un poquito más de garra para fomentarlo, transmitirlo para conseguir sponsors y poder solventarlo. Es un deporte caro y amateur, con lo cual no dan los números…”, amplió Nicolás Taberna.

El acontecimiento se transmitió a través del canal de Youtube Puro Pato y por Instagram, y se podrá revivir el próximo domingo a la noche por América Sports. Pero según los protagonistas necesita un esfuerzo mayor en la difusión, tal como lo sugiere Juan José Storni: “La verdad que el pato es caro como el polo, pero no tenemos rédito de nada. Pero tenemos mucha gente, muchos amigos que nos ayudan un montón. Y eso es lo que tiene el pato, que hay mucha gente dispuesta a dar una mano”. Y más allá de la alegría por el título, pidió una mejor organización para que el deporte crezca: “Se necesitaría un poco más de difusión y también que seamos más unidos, en cuanto a reuniones de Federación, organización de torneos, de referis. Tenemos que ser lo más profesionales que podamos. Estamos muy dispersos y así es muy complicado. No hay reuniones de réferis con jugadores, no hay reuniones entre ellos para saber cómo van a cobrar una jugada o la otra”.

En acción, Tomás Healy para San Patricio
LA NACION/Fabian Marelli


En acción, Tomás Healy para San Patricio (LA NACION/Fabian Marelli/)

La presencia de un campeón

En relación a la difusión que se necesita, valoró mucho el apoyo durante la semana y la presencia en la final de Barto Castagnola, reciente campeón del Abierto Argentino de Polo con La Natividad: “Barto es muy amigo mío y yo le monto los caballos y juego prácticas con él en Cañuelas. Tenemos buena onda. Él ganó el Abierto y siguió la onda del pato, nos vino a ver y a jugar prácticas en la semana con nosotros. Es muy valiosa su presencia, ya que está de vacaciones y vino a apoyarnos a nosotros”, contó Storni.

El ataque de Juan José Storni, en una final reñida ante Los Montes LH
LA NACION/Fabian Marelli


El ataque de Juan José Storni, en una final reñida ante Los Montes LH (LA NACION/Fabian Marelli/)

“Que haya venido Barto, un 10 goles, ayuda muchísimo. Ya el haber subido una foto con él hizo que se hiciera mucho más conocido que íbamos a jugar esta final”, agradeció Tomás Healy, sobrino de Nicolás Taberna y el más joven del equipo. Pero para los próximos años prefiere que la final se juegue un fin de semana: “Demasiada gente vino, pero no sé si es para hacerlo un martes. Un sábado o un domingo podría llegar a venir más gente y conocer el deporte”.

Si bien reconocen varias cuestiones a mejorar para que el deporte se vuelva algo menos oneroso para sostener su práctica, nadie les quitará la alegría por el título conseguido en La Catedral. “Es increíble, estoy feliz de la vida, por mí, por mis compañeros, por mi familia, por mis amigos”, expresó Juan José Storni. “La verdad que se trata de una alegría enorme; encima, jugar con mi tío y mis amigos de Las Heras. No creo que a todos los chicos de la edad mía se les dé esto”, cerró Tomás Healy, feliz por el campeonato y por la vigencia del pato.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.