Así vivió "Pagano" el ataque que lo mandó al quirófano

CIUDAD DE MÉXICO, febrero 23 (EL UNIVERSAL).- El luchador "Pagano", quien sufrió un ataque en el ring por parte de dos encapuchados el pasado 18 de marzo, el cual le costó ser operado de emergencia, con su futuro como gladiador en el aire, reveló que el tiempo para volver al ring es incierto.

A varios días del percance, el luchador de Ciudad Juárez reconoció en un mensaje dirigido a sus seguidores, que tuvo miedo. "A quedar sin movimiento, a no volver a verte (aficionado) en la arena, a saber, que me verías moribundo", compartió en un mensaje a través de sus redes sociales.

"He caído tantas veces de cabeza, desde arriba del ring, incluso desde otro piso. Topes con giros fallidos hacia sillas, hacia el concreto. Vuelos en escaleras, púas, fuego, etc. Castigos fuertes de monstruos del ring, articulaciones tronadas por castigos o llaves", recordó.

"Y vino a pararme mi 'maldito ritmo', un martinete, los 'expertos' dicen que mal ejecutado. Los doctores dicen trauma medular y compresión de columna vertebral", agregó.

Confirmó que ya hubo una primera intervención quirúrgica, "una inserción en columna vertebral, una descompresión. Y habrá otra cirugía en estos días, aún no hay tiempo definido para regresar y ahí empieza el chiflido del miedo".

¿Cómo va a venir un martinete a retirarme? se cuestionó "Pagano", "algún día tenía que pasar", le dijo el doctor. "Pero el 'Pagano' que conozco, el que ahorita está guardado en la maleta, él es aferrado. Cómo le voy a decir guárdate".

Valoró que estos momentos los vive al lado de su hijo, "quien al igual que las personas que lo quieren, lo hacen más fuerte".

¿QUÉ FUE LO QUE PASÓ?

El sábado 18 de febrero pasado, durante una lucha en el Gimnasio Juan de la Barrera en la Ciudad de México, al lado de "Psycho Clown", enfrentaba a "Negro Casas" y "Chessman", cuando de manera sorpresiva entraron unos encapuchados al ring.

"Son luchadores. Lo quiero aclarar. Fue una intervención. Cuando los veo arriba del ring, sigo en el papel de 'Pagano', el luchador, cuando me aplican el castigo. No sabía que iban a subir, pero tampoco verlos al principio fue descabellado (porque) es lucha libre", explicó.

La mayor sorpresa fue que los entrometidos no se quitaran las capuchas, "eran luchadores, yo lo sentí desde sus movimientos, me di cuenta de inmediato. No supe quiénes eran, puedo imaginarlo, pero no lo sé. Si, la lucha libre es un deporte espectáculo, pero a veces el espectáculo puede volverse siniestro".

Relató que en el momento que impactó la lona, se le empezó a dormir la mitad de su cuerpo, "mi mano, a hormiguear. Pero me cuesta trabajo que este castigo me saque de curso. Los expertos argumentan que, si es una lesión lo del pasado sábado, la razón principal fue que las cervicales, y mi columna, ya estaban expuestas. Ese conjunto, es lo que me puso una pausa, y haré todo lo que esté en mí para regresar".