Vinícius sí, Vinícius no

Doha, 21 nov (EFE).- Por la cabeza de Tite rondan varias preguntas. Qué hacer con los laterales, qué nueve sacar y si poner a Vinícius Júnior o no. El atacante del Real Madrid no tiene asegurada la titularidad indiscutible en la 'verde amarela' y su papel en el equipo se decantará cuando el técnico brasileño dé la alineación para el duelo ante Serbia.

La situación, en el estado actual, apunta a que Tite, en un perfil más defensivo puede abrigar al centro del campo con la entrada de Lucas Paquetá, como ya hizo ante Túnez (5-1) y ante Corea del Sur (1-5), los dos últimos amistosos de la selección brasileña previos al Mundial.

Esto dejaría fuera de la ecuación a Vinícius. Paquetá actuaría como interior izquierdo, con Neymar en la posición del '10, Raphinha en el perfil derecho y Richarlison o Gabriel Jesús en punta de ataque. Por detrás estará el doble pivote, con el puesto asegurado para Casemiro, acompañado por Fred o Fabinho.

La posible suplencia de Vinícius no es una sorpresa en el seno de la selección brasileña. El futbolista del Real Madrid sigue con la buena inercia de la campaña anterior a nivel de clubes, pero su rendimiento y empaque con Brasil no es similar.

Mientras que con los 'Blancos' sale a un gol cada dos partidos, en Brasil solo ha anotado un gol en 16 participaciones. De hecho, desde su debut en noviembre de 2019, Vinícius solo ha disputado un partido completo -ante Argentina (0-0) en noviembre de 2021- y solo ha sido titular en siete ocasiones.

No sorprende, por lo tanto, que Tite piense que un futbolista de la experiencia internacional de Paquetá (35 internacionalidades) pueda dar más equilibrio a Brasil en el centro del campo. Donde sí destaca Vinícius es en la gestión de partidos importantes. Él ha jugado las rondas más clave de la Champions League, además de ser vital en la final con un gol ante el Liverpool. Paquetá, por su parte, no ha ganado títulos ni en Lyon ni en el West Ham y en la Copa América que Brasil ganó en 2019 no participó ni un minuto en semifinales ni en la final.

Esta decisión, sin embargo; puede cambiar con el transcurso del torneo, ya que Serbia, con Dusan Vlahovic, Aleksandr Mitrovic y Filip Kostic, es la rival más fuerte de la fase de grupos y la que más problemas puede causar a una defensa que también tiene incertidumbres, con dudas en los laterales (Alex Sandro y Danilo) y en el centro de la defensa (Thiago Silva o Militao).

Si el resultado ante los serbios es positivo, Tite, cuyo estilo siempre ha virado más hacia el perfil defensivo, puede optar por dar ataque a su alineación con la entrada de Vinícius. Hasta entonces, su papel está en el limbo.

Manuel Sánchez Gómez

(c) Agencia EFE