Modrić demuestra su vigencia en una nueva final

·1  min de lectura

Luka Modrić abrió el marcador de la final de la Supercopa de España entre Real Madrid y Atheltic Bilbao con un golazo a los 38 minutos del primer tiempo.

Rodrygo desniveló por la franja derecha y habilitó al croata, quien recibió justo dentro del área grande y no dudó: definió de primera con el borde interno y la colocó en el ángulo del primer palo. Nada pudo hacer Unai Simón para impedir que la pelota se encontrara con la red.

A sus 36 años y 129 días, el mediocampista se convirtió en el jugador más longevo en marcar en este certamen. Superó a Aritz Aduriz y a Raúl García (ambos lo habían hecho con 34 años y 187 días).

El festejo en el King Fahd Stadium fue su segundo tanto en nueve partidos en esta competición; el anterior fue el que anotó en 2020 en la semifinal ante el Valencia.

Además, fue su primero en lo que va de la temporada. De esta forma, el ex Tottenham y Karim Benzema son los únicos que registran por lo menos un gol en las últimas 10 campañas del Merengue. Desde su llegada al conjunto blanco, totaliza 29 conquistas y 66 asistencias en 413 encuentros.

Foto: Getty Images

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.