El mexicano que jugó una tarde en el bote Granma de Castro

El general retirado mexicano Carlos Alvarado González recuerda el día de diversión de 1956 que pasó en el ahora famoso barco Granma, anclado en el puerto de Tuxpan, antes de que la nave se fugara la noche del 25 de noviembre, llevando a Fidel Castro a La Habana, donde lanzaría la Revolución.