Debajo de su casa descubrió el mayor cementerio de esclavos del mundo

Cuando Merced Guimarães estaba remodelando su casa ubicada en el barrio de Gamboa, se encontró con la sorpresa que bajo su vivienda fue el sitio elegido para desechar los cuerpos de miles de esclavos que fueron triturados, quemados y destrozados. Sin dudas, una de las mayores manchas de la humanidad que debe ser recordada.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.