La otra vida de Barcelona: mientras extraña a Messi, sufre para empatar con Granada

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·2  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Antonio Puertas lucha con el delantero holandés Memphis Depay; Barcelona igualó después de tirar más de 50 centros
LLUIS GENE

Quizá no hacía falta aclararlo, pero Ronald Koeman entendió que era la manera más directa de defender su gestión y exponer la cruda realidad: “Este no es el Barça de hace ocho años, el del tiqui-tiqui”. Unos minutos antes, Barcelona había conseguido un angustioso empate 1-1 en el Camp Nou ante Granada, con un cabezazo del zaguero central uruguayo Ronald Araujo en el minuto 90.

Así como a Lionel Messi le está insumiendo un tiempo adaptarse al fútbol francés, Barcelona sobrelleva como puede la sensación de vacío que le produce no tener más al mejor futbolista de su historia.

Granada se puso en ventaja a los dos minutos, con un tanto de Domingo Duarte. Barcelona consumió casi todo el resto del partido en una desesperada búsqueda del empate. Se le contabilizaron 54 centros, de los cuales solo el 26 por ciento fueron conectados por un jugador propio.

La goleada 3-0 sufrida la semana pasada ante Bayern Munich por la Champions League dejó secuelas. Gerard Piqué fue al banco, pero ingresó en el último cuarto de hora para pararse como centro-delantero e intentar capitalizar de cabeza algún centro.

Mientras Koeman varía esquemas y nombres, la alineación de ayer tuvo de todo un poco: históricos (Busquets, Sergi Roberto), juveniles (Balde, Demir, Dest; luego ingresaron Mingueza, Gavi y Riqui Puig), un refuerzo nuevo (Depay), otro que nunca rindió de acuerdo con lo que pagaron (Coutinho).

Antonio Puertas, de Granada, busca escapar a la estirada de Sergino Dest
LLUIS GENE


Antonio Puertas, de Granada, busca escapar a la estirada de Sergino Dest (LLUIS GENE/)

Barcelona da sensación de desorientación. Salvo alguna mejoría, es el panorama que le espera a Sergio Agüero, que por los plazos de recuperación de la lesión podría debutar en noviembre.

Más incierto es si para esa época continuará Koeman, que al tibio respaldo que siempre le dio el presidente Joan Laporta se le suma la erosión de los flojos resultados y rendimientos insatisfactorios. De no ser por la pésima situación económica del club que dificulta pagarle la indemnización por el contrato que vence en junio de 2022, el entrenador holandés ya habría sido despedido.

El delantero venezolano del Granada Darwin Machis (L) compite con el defensa español del Barcelona Oscar Mingueza durante el partido de fútbol de la Liga española entre el FC Barcelona y el Granada en el estadio Camp Nou de Barcelona el 20 de septiembre de 2021.
LLUIS GENE


El delantero venezolano del Granada Darwin Machis (L) compite con el defensa español del Barcelona Oscar Mingueza durante el partido de fútbol de la Liga española entre el FC Barcelona y el Granada en el estadio Camp Nou de Barcelona el 20 de septiembre de 2021. (LLUIS GENE/)

Fastidiado por la situación, Koeman respondió en la conferencia de prensa que no iba a hablar más de su futuro. Siempre se mostró partidario de poner el hombro para afrontar el vaciamiento que sufre el plantel.

Con un partido menos, Barcelona está séptimo, a cinco puntos del líder Real Madrid. La vuelta parcial del público se hace escuchar con muchos silbidos. La tensión es máxima.

las posiciones

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.