"La victoria es un envión de ánimo para la final de Concachampions"

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 1 (EL UNIVERSAL).- Pumas volvía a estar en una situación complicada, tenía que ganar ante Pachuca para acceder al repechaje y lo hizo, el técnico Andrés Lillini le da un significado al triunfo que va más allá de los tres puntos.

"Nos da un envión de ánimo para la final de la Concachampions" dijo el estratega y advirtió "las finales no se juegan se ganan".

El estratega dio mérito a lo logrado por sus jugadores, pero no se conforma.

"Estoy feliz por el grupo, pero no hemos logrado el objetivo, la liguilla", señaló el argentino.

Lillini previo a llegar al banquillo del primer equipo estaba en fuerzas básicas, herramienta con la que hoy derrotó a Pachuca.

"Lo más importante (de la victoria) es que jugamos con muchos canteranos y mexicanos, nos animamos a confiar en ellos", puntualizó en conferencia de prensa.

Así mismo enfatizó que la confianza a los refuerzos de casa seguirá siendo una constante mientras siga a la cabeza del proyecto, porque son jugadores preparados.

"Los tengo que arropar con los Talavera, Ortiz, Dinenno, Mozo ( jugadores de experiencia) pero los tenemos que poner para sacar más (Erik) Liras, (Johan) Vázquez", señaló Andrés.

Sobre la final de la Concachampions ante Seattle, Lillini acepto cansancio en su plantilla, pero ya tiene en mente cómo podría ser el juego que define el título de Concacaf.

"El miércoles pienso que va a ser un partido más así como en los primeros minutos (contra Pachuca) palo a palo, así que tenemos que respetar los tiempos del partido para estar a la altura de las circunstancias", sentenció.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.