Un verdadero Tiburón: Aldosivi le ganó a San Lorenzo y lo dejó cerca del último lugar

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·2  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

En la tarde-noche marplatense, Aldosivi y San Lorenzo protagonizaron un gran encuentro, a pesar de que ambos equipos venían muy golpeados. Pero fue el Tiburón quien se aprovechó del Cuervo.

Los dirigidos por Martín Palermo golpearon muy temprano y se terminaron quedando con los tres puntos para que los de Diego Monárriz se coloquen en el penúltimo lugar de la tabla de la Liga Profesional.

Fue un partido muy entretenido, con llegadas por ambos lados, pero quien pudo convertir fue Gabriel Hauche, cuando el reloj recién pisaba los 6 minutos de la primera etapa. Por el gol del ex atacante de Racing, Aldosivi le ganó 1-0 a San Lorenzo y lo hundió en la tabla.

El Demonio definió tras la buena recuperación de Federico Milo, quien aprovechó un grosero error de Ortigoza. El ex mediocampista de Unión controló, dejó en el camino a Flores y le entregó la pelota al delantero que no perdonó a Torrico.

En la segunda mitad no se perdió la intensidad del juego, además de que las polémicas no se hicieron esperar, ya que que Fernando Rapallini no le dio un claro penal a San Lorenzo luego de que la pelota diera en la mano de Coloccini.

A los 10 minutos del complemento, San Lorenzo se perdió la igualdad y Aldosivi salió muy rápido de contraataque. Javier Iritier se aprovechó de la falencia defensiva del elenco azulgrana y le cedió la pelota a Gabriel Hauche, quien marcó por duplicado y desde al lado del arco.

Si algo le faltaba al partido eran expulsados. A los instantes de que Aldosivi ampliara la ventaja, Rapallini echó a Néstor Ortigoza y Martín Cauteruccio, uno por lado, luego de que discutieran e intentaran tomarse a golpes de puño. Los futbolistas de ambos equipos intentaron separarlos, incluso se metieron Palermo y Monárriz en la discusión. Y a falta de 20 minutos para el final, Nicolás Fernández Mercau también se fue expulsado por un codazo sobre el juvenil Manuel Panaro.

¿Hubo tiempo para más? Claro que sí. Sobre el final, cuando el reloj marcaba los 49 minutos (Rapallini adicionó siete más), Nahuel Barrios también se fue expulsado, pero por doble amonestación. San Lorenzo terminó el partido con 8 futbolistas.

A raíz de esta victoria, el Tiburón alcanzó las 27 unidades y sumó su segundo triunfo al hilo después de la goleada que había sufrido ante Boca. Por su parte, San Lorenzo continúa hundiéndose en el fondo de la tabla y alcanzó una racha de 10 partidos sin un triunfo fuera de casa (la última vez fue ante el Xeneize, el pasado 27 de julio). Sin embargo, tampoco logra los 3 puntos desde el duelo ante Godoy Cruz, el pasado 31 de octubre.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.