Ventas de soja suman total de 3,1 million ton en Argentina tras anuncio de nuevo tipo de cambio

·2  min de lectura

BUENOS AIRES, 8 sep (Reuters) - Agricultores argentinos vendieron 3,1 millones de toneladas de soja entre el lunes y el miércoles, casi cinco veces más que el total comercializado la semana pasada, tras la aplicación de una tasa de cambio preferencial para estos negocios por parte del Gobierno, dijo el jueves la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

Argentina es el principal exportador mundial de aceite y harina de soja, y el tercero de porotos de la oleaginosa, pero sus agricultores hasta la semana estaban reteniendo mercadería debido a la incertidumbre económica que azota al país y especulaciones con respecto al valor de la moneda local.

Necesitado de las divisas producidas por los embarques del complejo sojero, el Gobierno anunció el domingo que durante septiembre las ventas de soja de agricultores recibirían un tipo de cambio de 200 pesos por dólar, frente a los 141 pesos oficiales actuales, activando la comercialización en el sector.

"Otro millón de toneladas de soja negociadas el miércoles deja el total operado arriba de los 3 Mt (millones de toneladas), desde la vigencia del 'Dólar 200'", dijo la BCR, donde opera el principal mercado de granos de Argentina, en un informe.

Los 3,1 millones de toneladas superan ampliamente las 667.000 toneladas vendidas por agricultores en toda la semana pasada, que igual tuvo la particularidad de no tener actividad el viernes debido a un feriado nacional.

Según los últimos datos oficiales, hasta el 31 de agosto, antes del anuncio del nuevo tipo de cambio, los productores habían vendido el 52,3% de los 44 millones de toneladas de la soja 2021/22, desde el 62,8% registrado a la misma fecha el año pasado, cuando la producción había sido de 46 millones.

El 2021, las exportaciones del complejo sojero representaron ventas de Argentina por un total de 21.500 millones de dólares. Estos ingresos son fundamentales para el país, cuya economía padece de una inflación que en el 2022 cerraría en torno al 90% y cuyas reservas de divisas se encuentran en niveles muy bajos.

(Reporte de Maximilian Heath; Editado por Lucila Sigal)