Vasiliy Lomachenko volvió a combatir, ganó por puntos en el Madison Square Garden y quiere una nueva oportunidad para reconquistar el título mundial liviano

Luego de participar en el conflicto bélico entre Ucrania y Rusia, Vasiliy Lomachenko volvió al boxeo: aquí, impacta a Jamaine Ortiz, en el Madison Square Garden
Luego de participar en el conflicto bélico entre Ucrania y Rusia, Vasiliy Lomachenko volvió al boxeo: aquí, impacta a Jamaine Ortiz, en el Madison Square Garden - Créditos: @AL BELLO

El boxeador Vasiliy Lomachenko es uno de los deportistas ucranianos más destacados. Doble medallista de oro olímpico, tuvo un récord de 396-1 como amateur. Luego, al convertirse en profesional, ganó un título en su tercera pelea y llegó a ser campeón en tres categorías diferentes. En febrero pasado se encaminaba rumbo a uno de los combates más importantes de su carrera , una oportunidad que podría darle un salto mayor, pero la invasión bélica de Rusia a Ucrania cambió todos los planes, claro. El pugilista se unió a un batallón de defensa territorial y el boxeo quedó al margen..., hasta anoche.

Tras prestar servicios en el ejército de Ucrania, Vasiliy Lomachenko volvió al boxeo y venció a Jamaine Ortiz, en el Madison Square Garden
Tras prestar servicios en el ejército de Ucrania, Vasiliy Lomachenko volvió al boxeo y venció a Jamaine Ortiz, en el Madison Square Garden - Créditos: @AL BELLO

El emblemático Madison Square Garden fue el escenario de su emotivo regreso . El excampeón mundial de peso ligero de la AMB y la OMB (récord de 16 victorias-2 derrotas antes de la pelea de anoche), de 34 años, ingresó en la sala Hulu Theater con uniforme militar, en referencia a su reciente alistamiento en el ejército ucraniano, para enfrentarse con el estadounidense de origen puertorriqueño Jamaine Ortiz. Lomachenko terminó imponiéndose por decisión unánime, en una pelea muy cerrada. Las tarjetas de los árbitros fueron las siguientes: 117-111, 116-112 y 115-113.

Ahora que ya volvió al boxeo, Lomachenko espera una oportunidad de enfrentar al californiano Devin Haney, el campeón indiscutible de la categoría, quien estaba sentado en el ringside y subió al cuadrilátero después del combate. Todo se encamina para ese nuevo gran desafío.

Pero más allá de lo estrictamente deportivo, fue una noche muy especial para Lomachenko. El zurdo se encontraba en Grecia cuando comenzó la invasión rusa a su país y esperaba pelear algunos meses después contra el campeón de peso ligero, George Kambosos Jr. Pero regresó a Ucrania y se unió a un batallón de defensa territorial , informándole a sus asesores del boxeo que no podría pelear. “Cuando esto sucedió, nadie sabía nada de nada”, admitió Lomachenko, según la agencia AP. “Y cuando realmente no entiendes lo que sucede, como persona normal, como cualquier ciudadano va a defender a su país y eso es lo que la mayoría de los hombres están haciendo en el país”, añadió.

Para Lomachenko, esa postura significó ser parte de un grupo que debía asegurar el toque de queda de las 10 de la noche, patrullar las calles y asegurarse de que no hubiera vehículos a la vista. Después de un mes lo entrenaron para otras funciones. Su vida cambió de un día para el otro.

“Será difícil pensar en otra cosa que no sea mi familia y mi país, pero espero darles gusto a mis compatriotas por una velada”, se ilusionó anoche, en Nueva York, antes de la pelea. Y vaya si alegró a sus seguidores. Lomachenko pudo contar con aproximadamente 4500 espectadores ruidosos y comprometidos -casi en su totalidad- con su causa (se agitaron banderas celestes y amarillas, por la insignia ucraniana).

“Estoy feliz de estar de vuelta en el ring y de haber dado este gran espectáculo. Gracias a mis fanáticos por el apoyo”, comentó, sobriamente, Lomachenko, al final de la pelea, bajo la mirada de su amigo y compatriota Oleksandr Usyk, campeón mundial de los pesos pesados, quien viajó a la Gran Manzana para alentarlo, y también lo acompañó. en el escenario para celebrar la victoria.

Luego de tanta angustia por la guerra, un poco de celebración para el ucraniano Vasiliy Lomachenko
Luego de tanta angustia por la guerra, un poco de celebración para el ucraniano Vasiliy Lomachenko - Créditos: @AL BELLO

Lomachenko, de cierta manera, recuperó la vida deportiva que llevaba antes de la guerra. Y su próximo anhelo es pelear contra Haney. “Haremos todo lo que esté a nuestro alcance para que, esta pelea que todos los fanáticos del boxeo han estado esperando, suceda”, aventuró promotor Bob Arum, según el diario L’Equipe. Luego de tanta angustia, Lomachenko, poco a poco, recobra su camino.