Valverde y la conexión brasileña prolongan el pleno del Real Madrid

·4  min de lectura

Madrid, 11 sep (EFE).- Una galopada rubricada con un espectacular zurdazo a la escuadra del uruguayo Fede Valverde y la conexión brasileña Rodrygo Goes-Vinicius Júnior permitieron al Real Madrid remontar la remontada ante el Mallorca (4-1) y alargar su pleno para mantenerse como líder en solitario de LaLiga Santander.

El equipo de Carlo Ancelotti, vigente campeón, domina la tabla con dos puntos de ventaja sobre el Barcelona, que el sábado goleó a domicilio al Cádiz, y en tres al Betis, que confirmó su proyecto ambicioso con un triunfo ante el Villarreal (1-0) en un duelo europeo.

El técnico italiano optó de nuevo por Eden Hazard como reemplazo del lesionado Karim Benzema junto a Rodrygo y Vinicius en punta. El belga, que había destacado en la victoria de Champions en Glasgow ante el Celtic, otra vez tuvo que ser reemplazado sin cuajar una buena actuación.

Para colmo, al Real Madrid se le enredó el partido con el tanto del kosovar Vedat Muriqi a los 35 minutos al aprovechar la debilidad de la zaga de Ancelotti. El conjunto del mexicano Javier Aguirre encontraba el premio a una buena primera mitad, pero le sobró el instante final, en el que permitió una galopada desde su campo de Valverde que culminó con un extraordinario disparo a la escuadra.

El empate del uruguayo cambió el partido. Llegaron los cambios, Luka Modric y Eduardo Camavinga entraron en las cercanías de la hora. Pero sobre todo aparecieron, estelares, Rodrygo y Vinicius. Entre ambos, con dos magníficos tantos, sentenciaron el partido que remachó en la prolongación el alemán Antonio Rudiger con su primer gol como madridista.

El Betis salió airoso de la partida de ajedrez que plantearon el chileno Manuel Pellegrini y Unai Emery en otro de los encuentros estelares de la quinta jornada. Un remate en el segundo palo de Rodri Sánchez justo después de la hora de partido, estableció el definitivo 1-0 que frena al 'submarino amarillo', que perdió su condición de invicto e imbatido, lo que le deja cuarto en la tabla empatado con el Athletic y el Atlético de Madrid.

Y lo cierto es que los hombres de Emery, en un partido igualado, habían sido los que habían generado más peligro, pero ni el argentino Giovani Lo Celso, ni Gerard Moreno -se marchó lesionado al inicio del segundo tiempo-, ni el senegalés Nicolas Jackson, ni Pau Torres pudieron batir al meta portugués Rui Silva, muy atento en todo momento.

Tres días después de su prestigioso triunfo en Old Trafford ante el Manchester United en la Liga Europa, la Real Sociedad vivió la cruz de la moneda en el Coliseum Alfonso Pérez, donde el Getafe estrenó el casillero de triunfos de la temporada con un ajustado, pero fundamental, 2-1.

El equipo de Imanol Alguacil no estuvo lo fino que otras veces y el Getafe, pese a que falló al cuarto de hora un penalti por medio de Borja Mayoral, lo aprovechó en buena parte gracias al turco Enes Unal, que comenzó a decantar la balanza en la prolongación del primer tiempo con un magnífico lanzamiento de falta.

Carles Aleñá amplió la cuenta al inicio de la segunda parte y aunque la Real Sociedad acortó distancias pronto por medio de Brais Méndez, no tuvo continuidad en su juego ni fortuna al final cuando un remate de Mikel Merino se estrelló en el larguero.

Paso atrás para el conjunto donostiarra, en el que además se retiró lesionado su último gran fichaje, el delantero nigeriano Sadiq Umar, y alivio claro para el Getafe, al que las urgencias comenzaban a apremiar. Sigue en la zona baja de la tabla, pero esta victoria puede ser determinante para el despegue.

El otro gran referente del fútbol vasco, el Athletic, sí que supo sacar tajada de su desplazamiento a Elche. Goleó sin contemplaciones (1-4) a un rival que no encuentra el rumbo en este inicio de temporada y al que sentenció en la primera mitad.

El argentino Nico Fernández debutó con el cuadro ilicitano con un autogol (m.9), Oihan Sancet (m.13), Nico Williams (m.22), este con un espectacular gol, y Álex Berenguer (m.44) pusieron la firma al triunfo del bloque de Ernesto Valverde, que se consolida en la zona de privilegio.

Entre los argentinos Lucas Boyé y Ezequiel Ponce (m.59) hicieron soñar con el milagro a la afición del Elche, pero solamente fue una ilusión, porque ni tuvieron acierto ni el Athletic se lo permitió, con lo que los de Francisco Rodríguez navegan en la penúltima plaza, tan solo por delante del Cádiz.

José Antonio Pascual.

(c) Agencia EFE