Vélez, en llamas: José Florentín fue expulsado ante Nacional por un violento rodillazo y los hinchas insultaron a los dirigentes

·3  min de lectura
La imagen de Sergio Rochet, el arquero de Nacional, tras el rodillazo de José Florentín de Vélez
La imagen de Sergio Rochet, el arquero de Nacional, tras el rodillazo de José Florentín de Vélez

Una situación extremadamente violenta, casi fuera de contexto y, por supuesto, injustificada. En Liniers, Vélez se enfrentó con Nacional, de Uruguay, por el Grupo C de la Copa Libertadores, pero lejos de estar marcado por el juego de El Fortín, lo que se robó la escena fue el golpe que le dio José Florentín al arquero del equipo uruguayo Sergio Rochet. Y como si fuese poco, tras la derrota por 2-1, los hinchas insultaron a los dirigentes y se registraron nuevas corridas en la salida de la cancha.

A los 15 minutos del primer tiempo, Vélez sufrió la expulsión del volante paraguayo, que fue a buscar una pelota que ya estaba en poder del arquero e impactó un duro rodillazo en el rostro a Sergio Rochet y el árbitro Eber Aquino no dudó en expulsarlo.

La imagen del rostro del arquero de Nacional permitió tomar dimensión del golpe que le dio Florentín, que pareció no tener intención de impactar con tanta vehemencia al rival, pero que sí fue a disputar una pelota que ya no tenía sentido luchar, ya que estaba en bajo el control de Rochet.

Lógicamente, los jugadores del equipo uruguayo reaccionaron al ver la cara llena de sangre de su arquero que permaneció durante varios minutos tendido en el campo de juego, mientras era atendido por el personal médico. Finalmente sólo se trató de un fuerte traumatismo que no lo privó de continuar con el compromiso.

El encuentro finalmente fue para Nacional, que tuvo a Emmanuel Gigliotti mostrando su mejor versión y marcó los dos goles de la victoria del equipo uruguayo. En Vélez, la preocupación se multiplicó porque sus chances de clasificarse a la próxima etapa está en riesgo.

Ante esta situación se vivieron momentos de mucha tensión con los hinchas de Vélez, que se expresaron en contra de los dirigentes. Primero fue dentro del estadio y después continuaron los cantos de reprobación y pedidos de renuncia en el ingreso principal del José Amalfitani. Tan caliente está el clima en Liniers que hasta se registraron algunos momentos de violencia, ya que al salir, la barra fue en busca de los socios que cantaban en contra de la Comisión Directiva que preside Sergio Rapisarda.

Vale recordar que hace unos días sucedió algo similar en la puerta de la cancha de Vélez y por esos incidentes salió a hablar el mandamás de la entidad de Liniers: “No estoy de acuerdo con la agresión, no comparto la violencia pero hay que entender. Es el formato social en el que estamos viviendo, pero es mi deber escuchar a los socios”, dijo Rapisarda en radio La Red.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.