Saque de Marin Cilic desafió reglas del tenis y confundió al Ojo de Halcón automático

·3  min de lectura
El pie izquierdo del croata Marin Cilic sobre la línea de base, en su partido ante Alcaraz: el saque generó controversia en la noche del US Open
El pie izquierdo del croata Marin Cilic sobre la línea de base, en su partido ante Alcaraz: el saque generó controversia en la noche del US Open

La victoria de Carlos Alcaraz ante el croata Marin Cilic, en cinco sets y finalizado de madrugada en esta porción de los Estados Unidos, clasificó al estupendo jugador español de 19 años para los cuartos de final del US Open, permitiéndole sostener su posibilidad de alcanzar la cima del ranking (sería el más joven de la historia en lograrlo). El encuentro, en el Arthur Ashe, fue de máxima jerarquía. Sin embargo, en medio de puntos de alta intensidad, hubo un hecho vinculado a un aspecto técnico del balcánico que llamó la atención y hasta fue disparador de distintos comentarios.

Marin Cilic y un saque que generó controversia en el US Open, pisando la línea de fondo
Marin Cilic y un saque que generó controversia en el US Open, pisando la línea de fondo

Cilic, de 33 años y actual 17° del ranking (3° en 2018), empezó a llamar la atención en cada turno de saque, porque durante la preparación del impacto colocaba su pie izquierdo al límite de la línea de fondo; incluso, hasta en algunas oportunidades -visualmente- parecía que la estaba pisando (no está permitido hacerlo, claro). Patrick McEnroe y James Blake, ex tenistas convertidos en comentaristas del US Open por TV, tampoco podían dejar de enfocarse en el pie de Cilic y de hacer comentarios.

Muchos se empezaron a preguntar por qué la tecnología que reemplazó a los jueces de línea desde la pandemia no actuaba. La umpire del partido, la sueca Louise Azemar Engzell, tampoco lo advertía. Hasta que finalmente el Hawk-Eye Live (Ojo de Halcón en Vivo), un sistema automatizado con un software y un sistema de cámaras, reaccionó. “Foot fault (falta de pie)” , se escuchó en el estadio durante un movimiento de Cilic. Para conservar una suerte de “matiz humano”, el Hawk-Eye Live tiene incorporadas voces grabadas que gritan “out (fuera)”, “fault (falta)” o “foot fault (falta de pie)”. Y se pueden utilizar diferentes voces e idiomas. Foot fault”, se volvió a escuchar en otro saque de Cilic. Y hasta volvió a ocurrir una vez más durante las casi cuatro horas que duró el partido.

Después de esa reacción de la tecnología, Cilic (el único campeón individual de Grand Slam que seguía de pie en el torneo) retrocedió un poco para que su pie izquierdo no estuviera sobre la línea cuando se preparaba para sacar. En un partido tan ajustado, perder puntos por esta falencia técnica era demasiada ventaja ante un rival como Alcaraz que, prácticamente, no muestra falencias.

El saludo final entre Carlos Alcaraz y Marin Cilic en el US Open
El saludo final entre Carlos Alcaraz y Marin Cilic en el US Open - Créditos: @Mike Stobe

Hubo cierta confusión sobre si Cilic estaba cometiendo una falta de pie. Las reglas son claras y establecen que el tenista no puede tocar la línea de fondo con el pie “durante el movimiento del servicio”, pero el canto del juez de silla se realiza sólo una vez que el jugador impactó la pelota; el movimiento en sí, sin poner la pelota en juego, no es motivo de sanción.

El saque, finalmente, terminó siendo un aspecto valioso para el desenlace del partido. Cilic anotó 14 aces, pero cometió 13 doble faltas (3 y 4 para Alcaraz, respectivamente). El croata logró sólo el 51% de primeros servicios, ganó el 71% de puntos con el primer saque y nada más que el 48% con el segundo. Los registros del murciano, en esos tres rubros, fueron superiores: 72%, 62% y 60%. Alcaraz le generó 18 chances de quiebre a Cilic, pero le quebró seis veces (33%). Carlitos sigue adelante, encandilando al gran público en Flushing Meadows.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Karma: quiso evadir la fila y cayó en coladera con su todo terreno en inundaciones de Nuevo León