US Open: Nick Kyrgios escupió hacia el lado de su rival y se quejó con el juez de silla por sentir olor a marihuana en pleno partido

·3  min de lectura
El escupitajo de Kyrgios que fue directo al lado en el que jugaba su rival
El escupitajo de Kyrgios que fue directo al lado en el que jugaba su rival - Créditos: @Captura TV

Sus buenos rendimientos tenísticos, por lo general, siempre quedan opacados por alguno de sus polémicos comportamientos y esta vez no fue la excepción. Nick Kyrgios repitió en el US Open, una actitud que se le vio en Wimbledon; en el duelo de segunda ronda en el que venció a Benjamin Bonzi por 7-6 (3), 6-4, 4-6, 6-4, disputado en el estadio Louis Armstrong, el australiano escupió hacia el lado de su oponente. Además, tuvo problemas con el juez de silla por un llamativo aroma que sintió en un momento del partido.

Cuando se desarrollaba el segundo set, trasladó su reclamo al juez de silla: sentía un fuerte olor a marihuana que venía desde la platea que estaba detrás suyo. “Si fueran olores de comida, no me quejaría”, le dijo Kyrgios al árbitro Jaume Campistol, quien miró con incredulidad al jugador. Lo cierto es que en su denuncia no había ninguna infracción, debido a que el Estado de Nueva York legalizó su consumo con fines recreativos, de manera que nadie del público estaba violando la ley. Pero tras el partido, Kyrgios comentó: “La gente no sabe que soy asmático. Cuando corro de lado a lado, me cuesta respirar, probablemente no sea algo que quiera respirar entre puntos”.

Finalmente, el juez de silla hizo caso al pedido de un Nick Kyrgios a quien se lo veía muy molesto y lanzó una advertencia a través de su micrófono: “Como cortesía a los jugadores, por favor absténganse de fumar alrededor de la cancha”. El partido continuó, pero faltaba más. Minutos más tarde llegó otra polémica reacción del número 25 del mundo.

Pese a que estaba ganando el partido por dos sets, Kyrgios se mostraba muy nervioso y cedió su servicio tras un fallo festejado por el público. Y durante ese cambio de lado, protagonizó un desagradable gesto. Enojado por haber perdido el punto, caminó hacia la red sin quitar la vista a su rival y lanzó un escupitajo en dirección a su rival, aunque estuvo lejos de alcanzarlo.

Lo cierto es que Jaume Campistol le puso una advertencia. La reacción ante ese castigo no se hizo esperar y Kyrgios se acomodó en el banco para quedarse todo el descanso insultando en dirección a sus allegados. Una vez más, el australiano fue foco por su comportamiento polémico y no por su juego. De todas maneras, su triunfo lo depositó en tercera ronda, donde jugará ante el estadounidense Jeffrey John Wolf.

El otro escupitajo

No fue la primera vez que Nick Kyrgios escupió en una cancha de tenis. En lo que fue su debut en Wimbledon ante Paul Jubbs también lo hizo, pero en dirección a un aficionado que lo agravió. Luego, en conferencia de prensa explicó el motivo: “Ha sido una falta de respeto. Alguien me insultó, me dijo que era una m..., desde el público. ¿Es eso normal? No. No entiendo por qué ocurre todo el tiempo. ¿Alguna vez fuiste a un supermercado y comenzaste a regañar a alguien que escaneaba los comestibles? No. Entonces, ¿por qué lo hacen cuando estoy en Wimbledon? ¿Por qué? Amo Wimbledon. Eso no tiene nada que ver con el torneo. Es simplemente una generación de gente que cree que por estar en redes sociales tiene derecho a decir lo que quiera y sigue haciéndolo en la vida real. Lo hace porque hay una valla y físicamente no puedo hacer nada, ni decir nada, dado que me metería en problemas”.