US Open: de menor a mayor y con el calor del público, Schwartzman debutó con un triunfo

·4  min de lectura
El argentino Diego Schwartzman debutó en el US Open con una victoria ante el lituano Ricardas Berankis.
AL BELLO

Diego Schwartzman, dos veces cuartofinalista en el US Open (en 2017 y 2019), comenzó una nueva ilusión en el Grand Slam que cierra la temporada. Siendo el undécimo preclasificado y en un contexto positivamente distinto al del año pasado (con el 100% del público en las tribunas), el Peque dio un primer paso al derrotar por 7-5, 6-3 y 6-3 al lituano Ricardas Berankis (96°; número 1 junior en 2007 y campeón de Flushing Meadows Sub 18 esa misma temporada), en 2h21m. El sudafricano Kevin Anderson (77°) o el checo Jiri Vesely (90) será el rival del porteño en la segunda ronda.

En el Court 5, una cancha con capacidad para 1100 espectadores, Schwartzman tuvo un arranque inmejorable en el partido, rompiéndole el servicio a Berankis (1-0), sin embargo no logró sostener el dominio y cedió su saque en el cuarto juego (2-2). El europeo, un jugador rápido y agresivo pero sin tantas luces en el aspecto estratégico, cometió numerosos errores no forzados (Diego también los padeció, aunque en menor medida). Schwartzman le volvió a quebrar el saque a su rival en el undécimo game (6-5) y sacó para set, algo que terminaría concretando cuando el reloj marcó los 52 minutos (7-5), aunque con algo de sufrimiento ya que llegó a estar 0-40 y logró darlo vuelta.

Diego Schwartzman, de Argentina, devuelve un tiro a Ricardas Berankis, de Lituania, durante la primera ronda del campeonato de tenis del US Open, el lunes 30 de agosto de 2021, en Nueva York. (Foto AP / John Minchillo)
John Minchillo


Diego Schwartzman, de Argentina, devuelve un tiro a Ricardas Berankis, de Lituania, durante la primera ronda del campeonato de tenis del US Open, el lunes 30 de agosto de 2021, en Nueva York. (Foto AP / John Minchillo) (John Minchillo/)

En un horario (arrancó a las 11) y una jornada con condiciones climáticas desafiantes (28 grados, casi 80% de humedad), el jugador entrenado por Juan Ignacio Chela y preparado físicamente por Martiniano Orazi se potenció en el segundo set. Mejoró la calidad de sus servicios, bajó la cantidad de errores y sostuvo la línea de los tiros ganadores. Le quebró dos veces el saque a Berankis, en el séptimo y noveno game, para cerrar el parcial por 6-3.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

El año pasado, sin ritmo de competencia tras los cinco meses de inactividad en el tour por la pandemia, Schwartzman tuvo una frustrante presentación en el US Open, perdiendo en la primera ronda (frente al británico Cameron Norrie). Esta vez, el escenario fue distinto, claro. Actual 14° del ranking mundial, Diego elevó su nivel en el tercer parcial, cuando Berankis insinuó una remontada. Pero el argentino mostró su jerarquía, crispó el puño, se mostró bien adaptado a las condiciones rápidas de la cancha, le quebró el servicio a Berankis en el octavo game (5-3) y lo cerró, sin dudar y de inmediato, con su servicio (6-3).

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Los jugadores mejor clasificados en los Grand Slam suelen coincidir con que los mayores desafíos se presentan en las primeras rondas, cuando todavía no se sienten del todo finos con su tenis. Por ello, para Schwartzman haber triunfado sin perder sets -pese a los 31 errores no forzados y 6 doble faltas- representa un arranque para valorar, para energizarse. “¡Ole, ole, ole, oleee, Diego, Diego!”, lo despidió el público, endulzándole los oídos al mejor tenista sudamericano del ranking.

El primer festejo de Bagnis en Nueva York

En una temporada muy valiosa, en la que se propuso regresar al Top 100 después de cuatro años (algo que finalmente logró a mediados de junio), Facundo Bagnis (actual 80°) logró otro motivo para sentirse orgulloso. A los 31 años, obtuvo su primera victoria en un cuadro principal del US Open (estaba 0-3): lo hizo al batir al japonés Taro Daniel (109°) por 6-3, 6-3 y 6-3, en 2h02m.

El argentino Facundo Bagnis derrotó al japonés Taro Daniel y avanzó a la segunda ronda del US Open.
Sarah Stier


El argentino Facundo Bagnis derrotó al japonés Taro Daniel y avanzó a la segunda ronda del US Open. (Sarah Stier/)

El jugador entrenado por Wally Grinóvero tenía tres triunfos individuales en main draw de Grand Slam, pero todos habían sido sobre el polvo de ladrillo de Roland Garros. Ante Daniel, el zurdo nacido en Rosario (y criado en Armstrong, Santa Fe) logró 7 aces, cometió una doble falta, logró el 58% de primeros servicios, ganó el 82% de puntos con el primer saque y el 48% con el segundo. Logró 22 tiros ganadores y 17 errores no forzados.

El próximo rival de Bagnis saldrá del enfrentamiento entre el argentino Marco Trungelliti (superó la clasificación) y el español Alejandro Davidovich Fokina, 29° cabeza de serie.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.