Dos adolescentes se citan en la gran final del US Open

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·2  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
De la qualy a la final del US Open: impresionante actuación de la joven británica Emma Raducanu
TIMOTHY A. CLARY

Nadie lo podía imaginar. ¿Una final sin preclasificadas, entre la 73a y la 150a del ranking mundial? ¿Una definición entre dos menores de 20 años, con apenas un puñado de partidos en el nivel WTA a cuestas? Pues sí: esa será la final del US Open, que alumbrará una jovencísima nueva campeona de Grand Slam. Tenis nuevo, con sonrisas, mucha frescura y un viento de renovación que sopla con fuerza en el tenis femenino. 

Leylah Fernandez mira al palco tras vencer a Aryna Sabalenka; la canadiense dio otro impacto fenomenal ante una jugadora top
Leylah Fernandez mira al palco tras vencer a Aryna Sabalenka; la canadiense dio otro impacto fenomenal ante una jugadora top (TIMOTHY A. CLARY/)

La canadiense Leylah Fernandez, de 19 años recién cumplidos, y la británica Emma Raducanu, de 18, son las dos mejores jugadoras de este fantástico Abierto de los Estados Unidos. Fernandez, nacida en Montreal e hija de un ex futbolista ecuatoriano, dio otro impacto enorme al eliminar a la número 2 del mundo, la bielorrusa Aryna Sabalenka, por 7-6 (3), 4-6 y 6-4, en una primera semifinal de 2 horas y 21 minutos de acción. 

Para Fernandez, fue su cuarta victoria consecutiva frente a una rival preclasificada y con mucha más experiencia. Asombró primero al dar cuenta de Naomi Osaka (3ra), la campeona del torneo en 2018 y 2020. Luego eliminó a Angelique Kerber (16a), la campeona de 2016; en cuartos de final dejó en el camino a Elina Svitolina, quinta del ranking, y ahora a Sabalenka, nada menos que la segunda.

En la final del sábado, la zurda canadiense se topará con Emma Raducanu. La británica, de 18 años, tiene su propio récord: es la primera jugadora en toda la era abierta (desde 1968) que llega a la final de un torneo de Grand Slam desde la clasificación. Algo más impresionante: ganó sus nueve partidos -los tres de qualy y los seis de main draw- sin ceder un solo set. Y se convirtió, dicho sea de paso, en la primera británica finalista en una de las grandes citas desde que Virginia Wade lo logró en Wimbledon 1977. 

Raducanu, que venía de superar a la suiza Belinda Bencic, reciente campeona olímpica en Tokio, esta vez se impuso a la griega Maria Sakkari (17a) por 6-1 y 6-4, en 1h24m. Como en cualquiera de sus encuentros anteriores, la británica jugó con eficiencia. Parejas en aciertos (17 winners para ambas), la gran distancia estuvo en los fallos: Raducanu sólo cometió 17 errores no forzados, y Sakkari se hundió con casi el doble: 33 equivocaciones.

Así, Flushing Meadows verá la primera final teen de este siglo. Ni Raducanu ni Fernandez habían nacido en 1999, cuando Serena Williams, por entonces con 17 años, superó a Martina Hingis, que tenía 18, en la final más joven del Open estadounidense. 

Vídeo | Ejecuta un saque tan extraño como único en el mundo del tenis

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.