US Open: Francisco Cerúndolo no logró romper la telaraña de Andy Murray, un maestro en el arte de neutralizar el fuego, y se despidió muy pronto

·4  min de lectura
Francisco Cerúndolo, frustrado: el argentino, 24° favorito, perdió en su debut en el US Open ante el escocés Andy Murray
Francisco Cerúndolo, frustrado: el argentino, 24° favorito, perdió en su debut en el US Open ante el escocés Andy Murray - Créditos: @Sarah Stier

NUEVA YORK.- AC/DC, Lenny Kravitz, The Doors. La electricidad musical desde los parlantes del estadio Louis Armstrong, el segundo en trascendencia del US Open , pareció inspirar a Francisco Cerúndolo en el arranque de su debut frente al escocés Andy Murray , una leyenda que juega con un implante de metal en la cadera y que hoy compite con más orgullo e inteligencia que despliegue y pimienta.

Por actualidad, el partido, en la apertura del major neoyorquino, se presentaba como un desafío oportuno para el argentino; de hecho, durante una buena porción inicial del match logró marcar el ritmo. Sin embargo…, la impaciencia, los errores no forzados y las fallas en el servicio terminaron un siendo un combo perjudicial que lo dejaron sin nada : cayó por 7-5, 6-3 y 6-3, en 2h42m.

Francisco Cerúndolo cayó ante Andy Murray en la primera ronda del US Open
Francisco Cerúndolo cayó ante Andy Murray en la primera ronda del US Open - Créditos: @Sarah Stier

El ambiente sofocante (más de 30° y 62% de humedad) no pareció ser una incomodidad para Cerúndolo (24° preclasificado); tampoco para Murray, un Big 4 con el cuerpo desgastado, pero sumamente lúcido mentalmente. Los jugadores, sudados de pies a cabeza y con las remeras pegadas al cuerpo, no escatimaron esfuerzos. Con la experiencia de ya haber pisado un gran escenario que le dio el último Wimbledon (caída en cuatro sets, en el court central, ante Rafael Nadal), el porteño se plantó a tirar fortísimos impactos desde el inicio. A Murray, que ganó el primero de sus tres trofeos individuales de Grand Slam en Flushing Meadows hace una década (el público le regaló una ovación cuando el locutor lo recordó durante la presentación), le costó decodificarlos, pero -obviamente- jamás perdió la paciencia y una vez que lo hizo se adueñó del aspecto emocional del partido, desmoralizó a Cerúndolo y lo llevó hacia una pegajosa telaraña de la que el argentino no pudo salir.

En su cuarto cuadro principal de Grand Slam, el mayor de los hermanos Cerúndolo buscaba ganar su primer partido en la categoría. El impulso del mejor momento de su carrera (Top 30 y campeón de ATP en Bastad en julio) invitaba a pensar que el último grande de la temporada, finalmente, actuaría de bautismo. El mundo de las raquetas así lo sospechaba. Sin embargo, el jugador entrenado por Kevin Konfederak perdió la brújula ante la sabiduría de Murray y se despidió en el primer día de acción.

Andy Murray triunfó ante Cerúndolo en el US Open
Andy Murray triunfó ante Cerúndolo en el US Open - Créditos: @Sarah Stier

Murray, de 35 años y actual 51° del ranking, demostró seguir ostentando una capacidad maravillosa para amortiguar los latigazos que le llegan desde el otro lado de la red. El británico, dos veces ganador de Wimbledon, es un experto en el arte de variar las alturas y los efectos. Y ello lo padeció Cerúndolo, que por momentos pareció sentirse atrapado, sin capacidad para desanudar el juego que le propuso el rival. Con poder de anticipación, Murray se las ingenió para neutralizar impactos de Cerúndolo que salían desde su raqueta con mucho fuego pero terminaban sin profundizar. Por momentos, cuanta más pimienta llevaban los tiros de Cerúndolo, más los condimentaba Murray (el revés con slice, bajito y a los pies, es una delicia). A los 24 años, Cerúndolo todavía se encuentra en la búsqueda de sentirse completamente sólido en la elite; su crecimiento en los últimos meses fue fenomenal, pero todavía carece de pie de plomo para gestionar ciertos momentos incómodos y desafiantes.

Cerúndolo se mostró acelerado y cometió demasiados errores no forzados ante Murray: 50 contra 32 de su rival. Y el escocés ganó ocho de los catorce break points que generó. Algunos de los registros que terminaron expulsando al argentino del torneo demasiado pronto, en apenas su primer desafío.

Un gesto de fair play que le valió una ovación

Cerúndolo se ganó una ovación del público en el Armstrong por un gesto de deportividad: sacando 0-15 (4-5 en el primer set) devolvió una pelota cortita de Murray tras un doble pique y ganó el punto, el umpire no lo advirtió y cantó “15-15″, pero Murray de inmediato protestó, las pantallas giantes confirmaron la acción, hubo abucheos por parte del público, pero el argentino, al darse cuenta lo que había ocurrido, concedió el punto.